www.euromundoglobal.com

Opinión: “Instinto Felino…”

Frente a la Afrenta Secesionista, ¿tenemos Estado de Derecho?

Por Luis Sánchez de Enciso Sengenes

Frente a la Afrenta Secesionista, ¿tenemos Estado de Derecho?

08SEP17 – MADRID.- Esta semana convulsa ha deparado instantes cómicos que, no debemos olvidar, podrían deparar a no tardar otros trágicos. ¡Al tiempo! No sería la primera vez en la secular relación malavenida entre Cataluña y España.

Sabiéndolo, con el legítimo afán añadido de publicitar a sus respectivas organizaciones, Pedro Sánchez y Albert Rivera se dejaron ver-inmortalizar ayer en La Moncloa respaldando al Presidente Mariano Rajoy. Muy de ‘estadistas’, todo.

Pablo Iglesias se ha borrado de la mediática escenificación. No se lo reprocho. Para empezar, la heterogeneidad de Unidos Podemos (¡que él se desvive por desactivar!) acaba de deparar una declaración de la corriente anticapitalista dando apoyo explícito al referéndum del 1-O (¿se acabará celebrando? es toda una pregunta sin respuesta de momento) Esa indefinición del proyecto morado, desde luego en lo referente al desafío secesionista, no ha podido ser más elocuente en el Parlament. Coscubiela, que bebió del PSUC (los históricos comunistas catalanes) armó un discurso tal que concitó más adhesión casi entre los diputados del PSC, Ciutadans e incluso el PP que entre muchos de los suyos, que no disimulan ya su adhesión al proces. ¡El sí que habló como un estadista, por cierto!

Lo paradójico del despropósito catalán es que, como el setenta y tantos por ciento de gente que declara allí querer expresarse en un plebiscito legal incluye a casi todos los socialistas, a buena parte de los del partido naranja y quién sabe si a algún votante del PP, los soberanistas son quienes defienden lo que parece un derecho. Extraña democracia que exige la adhesión a la Nación única a quienes es incapaz de tratar como adultos, a quienes se vincula de un modo más bien coercitivo… Sí, ya sé que el derecho a la autodeterminación que contemplan países (¡tan dictatoriales!) como Reino unido o Canadá supone una excepción a la regla, pero no es menos cierto que España alberga a un régimen político que, por su desprecio a la elemental decencia que debería guiar a la vida pública, no puede ser menos ilusionante.

Me preguntaba en el titular si lo que aquí tenemos cabe llamarse ‘Estado de derecho’. Ahí van claves esenciales para la más ecuánime respuesta…

El Ministro de Justicia (Catalá) y el Fiscal Gral del Estado (Maza) han sido recusados, por toda la oposición del Congreso de los Diputados, con el reproche de usar sus cargos para amparar a los malhechores y delincuentes de su partido. Más indicios y pruebas de ello no pueden haber. Pero ahí siguen y esos son dos rostros protagonistas que, en nombre de los valores inviolables de la Democracia (¡tachán tachán!) van a esgrimir argumentario, de aquí al 1-O, contra el que oiremos en boca de Puigdemont, Junqueras y compañía. ¡Dejadme que me ría!

¿Cómo una comunidad humana que no se desprecie a sí misma puede admitir que encarnen a la Justicia dos corruptos que dijeron no ver motivos suficientes para la dimisión de Manuel Moix? ¡Cuando, no sólo tenía a la práctica totalidad de los fiscales en contra, sino que había sido descubierta ya su sociedad radicada en un paraíso fiscal…! ¿Cómo una sociedad decente puede vivir abducida por el deporte y demás existiendo realidades como la que voy a relatar?

El abominable Moix fue sustituido, al frente de la Fiscalía Anticorrupción, por Alejandro Luzón, que era quien querían la abrumadora mayoría de esos juristas e investigadores que se afanan diariamente intentando combatir la impunidad con la que vienen saqueando nuestro país. Un tipo honorable y valiente, Luzón, todo un ejemplar servidor público… A quien, sospechosamente, robaron en su casa mientras juraba meses atrás su cargo. ¿Objetos de valor? Sí, para nuestra democracia, pues se trataron de ordenadores y documentos jurídicos impresos.

¿Alguien con dos dedos de frente y decencia intelectual puede dudar que allanaron su hogar a las órdenes de la organización que asume que, en casi cualquier democracia excepto ésta, tendría a casi todos sus próceres no ya fuera de la vida pública, sino en prisión? (no era fácil que hallaran documentos comprometedores, pero al menos le enviaban un aviso) Basura de país que consiente que contamine las instituciones una gentuza que, en nombre del Estado, actúa con prácticas que apenas difieren de la Cosa Nostra siciliana o la Camorra napolitana. Náusea que produce a la más elemental virtud que esos que se oponen a los sediciosos de Cataluña dejen a la paradigmática familia de los Corleone como un clan… ¡casi entrañable! (al fin y al cabo, Michael & cía no actuaban en nombre de un Estado) Insuperable ejemplo, el nuestro, de una comunidad que carece de casi toda fuerza moral.

O media un milagro o el inquietante enfrentamiento de instituciones que no ha hecho más que empezar (animado por millones de ciudadanos que no desean ser españoles) deparará consecuencias muy desagradables que no servirán para mejorar nuestra risible democracia ni para que prácticamente nadie extraiga conclusiones sensatas de cara el futuro. De hecho, este desencuentro tuvo lugar también durante la II República, comprometiendo la imagen de la democracia que disfrutábamos, y no parece que hayamos aprendido.

Ojalá me equivoque. Ojalá que, sin que sirva de precedente, alguien de ente los bastantes lectores que habéis leído esta arriesgada reflexión mostréis algún apoyo. Aunque sea con un clic. Sin proponeros ser, como yo, el David que reta de continuo a Goliath (y a menudo lo derrota, pero no quiero presumir de hechos que conoce el director de esta publicación) con qué poco podría una o uno sumar para un Pueblo que por fin dejara de entronizar en su territorio a la indignidad.

¡Animo!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8