www.euromundoglobal.com

COLOMBIA MÁGICA

Bienvenidos a Colombia

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
EcoTurismo en los manglares colombianos
EcoTurismo en los manglares colombianos
Bienvenidos a Colombia, puerta Norte del continente sudamericano. País favorecido por su situación geográfica, bañado por él Pacífico y por las aguas cálidas del mar Caribe, lugar donde comienzan Los Andes que no pararán hasta llegar a la Patagonia, corriendo paralelos al Pacífico.
Aquí, el viajero, puede encontrar tantos paisajes como guste, Los Andes, el Caribe, las costas del Pacífico, los llanos Orientales y la Amazonia. Y en cada paisaje una flora y una fauna diferente y rica.

También los pobladores de este país, son variados y podemos encontrar una mezcla de razas (indígenas, blancos y negros) y costumbres de las que América esta bien provista en general y no iba a ser Colombia una excepción, se los vamos a describir de manera muy resumida, pero que les permita reconocerlos si se los encuentran.... reciben nombres diversos y originales, tomados casi siempre del lugar donde habitan.

Cundi-boyacense, el habitante de Cundinamarca y Boyacá, prototipo del mestizo, que vive en la ciudad. Suele ser formal, cortes y bastante reservado, amigo de la música (bambuco, pasillos,...) y es común encontrarlos ataviados con sus ruanas y sombreros tradicionales.

Paisa, habita en el departamento de Antioquía, Caldas, Risaralda y Quindío. Se caracterizan por ser gente de empresa, magnifico comerciante y con espíritu de aventura. Por eso, es fácil encontrarlos en las más alejadas regiones del mundo desempeñando diversos oficios. Vive enamorado de su región y se deleita con ritmo de los pasillos y bambucos colombianos.

Costeños, debemos diferenciar al habitante de la costa pacifica del de la costa caribe. El primero tiene alma de poeta, enamorado del mar, les gusta bailar currulao y la danza chocoana. Por el contrario el habitante de la costa caribe tiene un temperamento eufórico, que lo hace amigo de las fiestas y de la ropa multicolor. Se considera liberal en sus costumbres y modos de pensar, que demuestra conversando animadamente y riendo a pleno pulmón. Disfruta bailando la música vallenata.

Santandereano, tiene más sangre blanca que indígena, es franco, altivo y hasta rebelde, vive orgulloso de la participación de sus antepasados en las gestas de la independencia. Es laborioso, autónomo y buen comerciante.

Tolimense - huilense, estas personas poseen un profundo sentido de la hospitalidad y honestidad de alma, aman la vida en el campo y son muy apegados a sus costumbres y creencias del pasado.

Nariñense, es entusiasta y valeroso, apegado a sus costumbres y a su pasado, gusta de mostrar sus raíces indígenas.

Llanero, amigos de la tradición, de los dichos y los cantos. Orgullosos de su pasado histórico gustan de conservar vivas las leyendas populares.

Vallecaucano, domina en ellos la raza negra, son progresistas, trabajadores y gustan de dedicarse a la agricultura y al comercio.

La gastronomía y el folklore colombianos, son también una clara muestra de esta mezcla de personas con origen diverso tanto en su geografía como en sus antecedentes culturales.

En este viaje imaginario recorreremos los Parque Nacionales que están situados en todas las áreas del país, que son seis: Región Caribe que comprende la costa del Mar Caribe y se adentra hacia el sur hasta las estribaciones de la Cordillera Central. La Región Pacifica que comienza en el Golfo de Urabá y llega por la costa hasta la frontera con Ecuador adentrándose hasta la Cordillera Occidental. La Región Andina que comprende las tres cordilleras con sus valles, mesetas y vertientes. La Región de los Llanos Orientales u Orinoquia Colombiana que se sitúa entre los ríos Arauca y Meta al norte y el Orinoco al este y la Región Amazónica al sur, esta ultima ocupa la parte suroriental del país, entre la cordillera oriental hasta las fronteras con Perú y Brasil. Y por último la Región Insular que como su nombre indica comprende los archipiélagos formados por las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, así como algunos cayos y bancos en el mar Caribe y las islas Gorgona, Gorgonilla y Malpelo en el océano Pacifico.

Nos hemos enfocado hacia el Ecoturismo, en un deseo de promover el cuidado del entorno y preocupados en la conservación de la naturaleza, ya tendremos ocasión de hablar en estas páginas del encanto de Bogotá y los paseos secretos por esta ciudad, o de las costas cálidas del caribe donde relajarse es casi obligatorio o bien de las ciudades coloniales como Santa Marta, verdadero museo viviente de los tiempos de la colonización que han dejado para nosotros un sabor entrañable, con sus edificios de grandes patios y estilizadas líneas.

Pero bien podemos iniciar nuestro paseo justamente aquí, en Santa Marta a orillas del mar Caribe y antes de adentrarnos en la naturaleza que la rodea, visitar la quinta de San Pedro Alejandrino. Aquí acudió Simón Bolívar para recuperar fuerzas antes de emprender viaje a Europa pero a causa de lo avanzado de su enfermedad, terminó siendo el lugar donde paso sus últimos días y que ahora esta convertida en museo, gestionado por la fundación Museo Bolivariano de arte contemporáneo.

Tras esta visita podemos emprender la entrada al parque Sierra Nevada de Santa Marta con sus dos picos nevados de igual altitud (5.770 mts.) el Simón Bolívar y el Cristóbal Colón, esta reserva cubre 38.400 Km2, y aún habitan en ella poblaciones indígenas que conservan sus costumbres ancestrales, los arhuacos, kogis y malayos.

Nos ofrecen la posibilidad de realizar turismo activo, ya saben, escalada, senderismo, con la compañía de guías expertos que nos desvelan los misterios de la flora y la fauna autóctona. Además podemos visitar las ruinas arqueológicas denominadas Ciudad Perdida, descubiertas en 1976, es uno de los más importantes monumentos pre-hispánicos. Veremos en ella, caminos, terrazas y pequeñas plazas circulares sustentadas por gruesos muros. Las últimas investigaciones dan una fecha de antigüedad aproximada de 500 años a. de C.

También en esta zona se encuentra el Parque Tayrona, escenario de la primera aproximación al ideal de turismo ecológico. Las condiciones físicas, topográficas y sociales del lugar han permitido realizar en él la construcción de las “ecohabs” proyecto arquitectónico que pretende aunar los dos conceptos, ecología y hábitat. Son de planta circular, construidos en Madera y con techo de paja, cimentados en piedra, conservando lo que se cree era el concepto de vivienda Tayrona. Pero en esta nueva construcción se modifican las características técnicas, con el fin de ofrecerle al visitante un alojamiento confortable a la vez que tradicional.

El proyecto está pensado para un número máximo de 60 visitantes simultáneos, con sus respectivos servicios de agua y restauración. Permitiendo el desarrollo de actividades paralelas, recreativas, educativas y de investigación. También esta contemplada la posibilidad de visitas en días festivos sin alojamiento, siempre para grupos reducidos, para que el impacto ecológico sea el menos posible, pero permitiendo hacer sostenible económicamente la conservación de este tesoro natural en el que aún permanecen ocultos muchos tesoros naturales y culturales, ya que los Tayonara no pudieron superar el impacto con la cultura colonial y se extinguieron.

Nos hemos extendido mucho en la Región Caribe, y aún así no lo contamos todo, pues es en esta zona donde más abundan los parques nacionales. Hemos creído que merece la pena hablar de iniciativas que desean rendir homenaje de respeto a las culturas autóctonas, reconociéndoles aunque sea tarde, su acierto al ser capaces de vivir en armonía con su entorno.

Pero si continuamos el camino, en la región Andina podemos visitar el Parque Nacional Los Nevados, situado en la Cordillera Central, en el podemos practicar la pesca y los baños termales, así como la observación de la flora y la fauna.

Y adentrándonos un poco más hacia la frontera de Venezuela en la región de los Llanos Orientales, se encuentra el parque Nacional Sierra de la Macarena, en el departamento de Meta y el parque Tuparro, en el departamento de Vichadas, este parque esta junto a la frontera con Venezuela a la orilla del río Orinoco.

Si bajamos, desplazándonos hacia la zona de la Amazonia, allí encontraremos el Parque Nacional Amacayacu, con una capacidad para 40 personas, con museo y auditorio dentro del mismo centro. En este parque situado en la zona ecuatorial tenemos la posibilidad de observar 468 especies de aves y 150 de mamíferos, así como gran variedad de peces.

En las regiones insulares también podemos encontrar zonas protegidas como el Parque Nacional los Katios, en el Caribe y el Parque Nacional Gorgona en el Océano Pacifico; a este parque sólo se accede por mar, y las visitas están limitadas a estancias de tres días, previa petición de permiso para acceder al parque. Las instalaciones están preparadas para recibir grupos y no visitas individuales, y no se permite la acampada.

Como verán, hemos recorrido mucho en esta última parte, y aunque el espacio es limitado, hemos dado unas pinceladas que perfilan el tesoro turístico que encierra este país. Y como usted sabe, las actividades en los parques son casi siempre referidas a la observación de la naturaleza, con visitas guiadas diurnas y nocturnas, así como conocimiento directo de las poblaciones autóctonas, pudiendo, si lo deseamos, disfrutar de sus costumbres gastronómicas o probar métodos de caza y pesca tradicional, nada fáciles, por cierto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8