www.euromundoglobal.com

República Dominicana

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
Cuando se descubre el calor del mar y la arena en las playas de la costa norte, y el sabor de los zumos y de la comida criolla, de la piña colada y del ron en una tarde de calor, uno confunde a la República Dominicana con un potenciador de los sentidos capaz de llevarte a nuevas dimensiones.

Primero, notas de calor, y luego ¡el calor! Sientes el olor de mar que traen los alisios y el aroma de fertilidad que exhala la tierra. Luego escuchas la música frenética que parece salir de las paredes, y ya sabes donde estás.
En el año 1492 Cristóbal Colón toca las costas de la isla y descubre en sus habitantes una raza indígena desconocida llamada taínos que en lengua arawaca quiere decir bueno o noble y así, es precisamente la mejor definición para sus habitantes. Los taínos habitaban esta isla desde el año 800 A.D. y a su llegada, Cristóbal Colón la llamó Hispaniola.

Por los tiempos que corren, la República Dominicana, se inserta en la historia de los demás pueblos del Universo, a partir del descubrimiento de América. La civilización europea entra al Nuevo Mundo por Santo Domingo, como hubo de llamársele por su histórica ciudad, y desde allí parten los grandes nombres de la conquista a repartir la historia de lo que es hoy América Latina.

Sobre esta plataforma propicia, el interés y esfuerzo de La España, integran la primera sociedad del nuevo continente descubierto y a la asimilación de los esclavos negros.

Pero algo especial ocurrió con la cultura criolla Dominicana, algo que no se produjo en el resto de las Antillas, donde las segmentaciones raciales impidieron una mezcla temprana, retardando el encuentro con lo que debían ser las expresiones de auténtica factura local de cada pueblo. Los aborígenes, que no conocían la escritura, expresaban su historia, sus rituales religiosos o sus festividades con cantos que llamaban Areítos, esto plantea disposiciones a la memorización y habilidades a la vocalización y baile cuya integración a la cultura española, de riqueza y elegancia histórica rotunda y a la fuerza rítmica y telúrica de las africanías, devino en lo que es hoy el cuadro multicolor de la cultura musical dominicana. La religiosidad popular está conformada por componentes católicos que se aúnan a elementos de la herencia religiosa indígena y africana.

La riqueza agrícola de este país, se comprueba recorriendo los valles del sistema central, ya que las montañas están llenas de verde hasta las cumbres.

Por su condición de país insular, agrícola y ganadero, la República Dominicana ofrece una variedad de atractivos platos donde mezcla las influencias taínas, europea y africana en una explosión de sabor, rica en matices, olores y condimentos: como por ejemplo El Chenchén, plato típico del sur que consiste en maíz partido en trozos pequeños y hervido durante horas con diversas especias, el que se acompaña de cordero guisado, El Chacá, también a base de maíz, postre preparado con leche, azúcar y canela, así como leche de coco. Y también platos característicos de algunas zonas como el pescado y el moro de guandules con coco, típico de Samaná.

El arroz con frijoles, infaltable en la mesa del dominicano, se cocina de diferentes maneras. El plátano y la yuca son ingredientes especiales con los que se prepara el mangú, el mofongo y los pasteles en hoja y la yuca, con la que se elabora, el casabe una empanada rellena de carne, queso o pollo denominada catibía.

Platos de la típica cocina criolla son: el arroz mezclado con judías; la misma mezcla, pero bien jugosa es el chambre; el plátano maduro, con azúcar y canela, los plátanos maduros en cazuela, y las habichuelas con las que se prepara una sopa de postre muy típica de Cuaresma llamada habichuelas con dulce. Si analizamos la gastronomía dominicana, nos daremos cuenta que es muy amplia y extremadamente sabrosa.

La zona de la ciudad de Santo Domingo es la más rica del Caribe en arquitectura y recuerdos de las épocas pasadas: impresionantes monumentos magníficamente conservados y fortalezas e iglesias donde priman el ladrillo y la piedra en armoniosos arcos y columnas; callejones, calles de piedra, ruinas, e impresionantes casas de importantes personajes coloniales convierten dicha zona en un maravilloso viaje al pasado, herencia española que subsiste a la colonia lo es la arquitectura de casas de piedra coralina, donde la vida se entretejía alrededor del llamado patio español o patio central, decorado con fuentes, vegetación y azulejos que confirman la presencia de la cultura árabe en la España de aquella época, y por lo tanto en la arquitectura colonial dominicana.

Algunos de los lugares que no pueden faltar en una visita a esta ciudad y recreación del pasado son: la Basílica de Nuestra Señora de la Encarnación, Catedral Primada de América, el Alcázar de Colón, las Ruinas de San Francisco, las Ruinas del Hospital Nicolás de Bari, la Casa del Cordón, la Fortaleza Ozama, el Museo de Las Casas Reales, el Mausoleo de los Próceres y la Calle de Las Damas.

En la ciudad de Puerto Plata, la fortaleza de San Felipe, que es la fortaleza más antigua de dicha época, permanece intacta.

En Yuma, cerca de Higüey y de Punta Cana está la casa en que vivió Ponce de León, conquistador de otros territorios en América.

Puerto Plata, es una cuidad atlántica apretada entre las montañas y el mar, no lejos de Haití, el país con que comparte la isla. Tiene hermosas playas caribeñas pintadas de colores fuertes, porches en los que las familias salen a tomar el fresco a la caída de la tarde. Hoy en día soportan la intensa presión del cambio de vida que ha supuesto llegar al turismo. Aunque los hoteles están lejos de la ciudad, Puerto Plata tiene zonas para los turistas con ganas de diversión nocturna, con restaurantes criollos, pizzerias, y discotecas donde el merengue impera hasta la madrugada.

Tierra adentro, paralela a la costa, cultivos de caña (que a veces alcanzan tres metros de altura), de café y de tabaco. Ahí también nos encontramos con la tierra de Santiago, segunda cuidad del país, cuna de la nobleza criolla, donde se conservan tradiciones como el carnaval, donde hablan el castellano como hace cuatro siglos. Allí puedes tomar una calesa en el Parque Duarte, sin olvidarse de visitar la destilería Bermúdez y las principales fabricas de tabaco. Allí nació el merengue con una gran carga erótica y procaz, y conquistó la isla como va conquistando el mundo hispano.

Desde Samaná a Punta Cana se extiende la costa más hermosas de la isla. Un arrecife paralelo al litoral protege las largas playas y deja una zona de poca profundidad sin olas donde el agua coge un color turquesa. Es la zona que escogieron los hoteleros españoles, para levantar sus resort y hacer de República Dominicana el paraíso asequible. No hay nada que objetar, las playas son perfectas y las instalaciones de nivel internacional. No dependen del país para nada, cada hotel es una factoría, que produce su electricidad, potabiliza el agua y se conecta con el mundo a través de su sistema de comunicaciones.

Los hoteles ponen sus servicios al gusto español, quienes buscan el descanso, placer y actividades de playa, del windsurf hasta pesca de altura, encuentra lo que desean en un entorno de naturaleza incomparable. En invierno y en primavera, los barcos salen a ver las ballenas que bajan desde el Ártico ofreciendo un sensacional espectáculo.

En resumen, el sur, la parte menos conocida del territorio, pero autóctono y la costa norte con sus hoteles y playas de ensueño, hacen de República Dominicana un país complejo que se muestra al mundo con toda su salvaje plenitud.

Capital: Santo Domingo
Extensión: 48.730 km2
Población: 7.511.263 habitantes
Densidad de Población: 154 habs/kms2
Moneda: Peso

Daniela Lillo O.

Viajes Llaima
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8