www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi Pequeño Manhattan...”

La rampa de lanzamiento

  • A don Francisco Pérez, que lucha por salvar mi alma

Por Germán Ubillos Orsolich
martes 13 de julio de 2021, 01:44h

12JUL21 – MADRID.- La vida, ese don maravilloso que nos depara el destino de aparecer en un planeta azul situado en la distancia justa de una estrella de tamaño mediano a la que llamamos el Sol, provistos de un cuerpo material hecho de músculos y huesos, nos permite brillar como un fósforo encendido en las inmensas distancias siderales del espacio profundo, que cobra así en determinados momentos y circunstancias para hacernos creer que somos inmortales, como Aquél que ha dado origen al universo mundo.

En un momento determinado de la infancia-adolescencia-juventud, tomamos la conciencia de que hemos de morir, que algún día moriremos.

Este hecho va cobrando relevancia y conciencia con el paso de los años hasta que llegado un momento tomamos especial evidencia de esa realidad.

Pero esa extraña maldición cobra vigencia también en unos tiempos determinados y que no suelen ser los de la muerte de los padres o de los abuelos, sino el de la muerte de los amigos o amigas más íntimos.

Sí; de pronto van cayendo como las hojas amarillas de los sauces y los chopos al viento frío de septiembre y octubre, si a eso le unimos alguna vecina “precipitada”, esto es suicidada, tirándose por la ventana de otro piso de la misma casa; e ingresos de uno mismo repetitivos en distintos hospitales públicos y privados con dolencias de mayor o menor importancia, pero todas ellas resueltas favorablemente por los galenos de turno; tenemos el cuadro completo como para convencerte de que estás llegando a “la rampa de lanzamiento”, esto es llegado el momento en el que aunque estés completamente bien, de la noche a la mañana puedes iniciar el viaje del que don Antonio machado decía que “jamás has de tornar”.

Y es en esos momentos y no otros que el libro de Ortega, “Ideas y Creencias”, cobra su vigencia.

Si te obsesionas con esta realidad puede acusarlo tu estado de “anímico”, las endorfinas y las catecolaminas y los llamados “neurotransmisores”; no obstante ignorarlo es locura insensata.

Es en esos momentos también donde se pone a prueba el sentimiento de que la muerte total no existe. Es el tema de la fe, el tema de las creencias, mucho más profundo y subjetivo que el de las ideas.

Para el no creyente, después de la llamada muerte viene la Nada, situación aterradora donde desaparece definitiva y completamente el yo y el último resto de su conciencia. Una especie de Alzheimer cósmico y terminal, de consecuencias devastadoras.

Para el creyente entras en el mundo, o en “la nueva dimensión de lo invisible”; donde tu ánima, tu esencia, descansa entre el coro de los ángeles y de los santos en presencia de Dios.

El ánima eres tú, con todas tus virtudes, limitaciones y defectos, lo demás es la envoltura del cuerpo perecedero y corruptible.

El ánima clama en la teoría del “mundo de lo invisible”, ansía fervientemente la recuperación del cuerpo. De su cuerpo tan querido. Según San Juan eso ocurrirá el día postrero de la vuelta de Cristo a la tierra y la resurrección de los cuerpos gloriosos y transfigurados.

Por lo tanto llegado a éste punto de los ochenta años, la existencia de lo que llama la iglesia “el mundo futuro” y su no existencia, sentirte creyente o no, es categóricamente una cuestión de “vida o muerte”.

Por lo tanto para ti, creyente, la muerte no existe, solo es el cambio de vagón en un mismo tren de alta velocidad camino a la eternidad gozosa y feliz; camino a las estrellas, como diría éste poeta.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8