www.euromundoglobal.com
¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un colchón?
Ampliar

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un colchón?

martes 13 de octubre de 2020, 19:02h

13OCT20 – MADRID.- Se estima que las personas, por término medio, pasan 25 años de su vida durmiendo. Esto hace pensar en la necesidad de que el colchón, el lugar donde se lleva a cabo el descanso, sea de calidad y con unas características adecuadas a las necesidades de cada usuario

Son muchos los factores que hay que considerar para tener la seguridad que se ha elegido el colchón más adecuado. Un buen colchón debe garantizar un descanso reparador, un sueño profundo que cuide la salud de la espalda y para ello son tres los pilares que hay que considerar y sobre los que se debe asentar cualquier decisión posterior; el tamaño, los materiales que lo constituyen y la firmeza que ofrece.

No hay que cometer el común error de pensar que la calidad va a depender del precio, existen colchones baratos en TopDormitorios que son difícilmente superables en comodidad y buenos materiales. Es en esta tienda online de referenciaen venta de colchones es donde se localiza la mejor relación posible entre calidad y precio. Pero para acertar, como ya se ha comentado en el párrafo anterior, se tiene que dar respuesta a esta pregunta: ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un colchón?

El tamaño de la cama

Comenzando por algo tan importante como el ancho que debe tener una cama y, por tanto, su colchón, para el descanso, los expertos aconsejan que, para dormir solo, sus medidas deben situarse entre los 90 y los 110 cm. De esta forma, el durmiente podrá moverse cómodamente, pudiendo adquirir cualquier postura sin temor a caerse de la cama.

Para dormir en pareja, los colchones de matrimonio suelen tener unas medidas comprendidas entre los 135 y los 169 cm de ancho. También los hay mayores para camas King Size, en estos casos las medidas aumentan hasta los 200 X 200 cm. Esta última extensión se convierte en necesaria para aquellas parejas que se mueven mucho, prefieren mantener las distancias para dormir o lo hacen acompañados de sus hijos.

Si no se sabe cuál es la medida que más le conviene a la pareja, existe un truco bien sencillo para comprobar cual es el ancho que le interesa. La pareja se deberá tumbar boca arriba, uno junto al otro. A continuación, se pondrán las manos debajo de la cabeza, con los codos abiertos, si no hay contacto, el colchón garantiza el espacio suficiente para ambos, sin molestarse mutuamente durante toda la noche, aunque cambien de postura.

El material

Aunque la invasión de anuncios televisivos, online, radio o en papel traten de convencer al público de las ventajas de unos sobre otros, en este sentido, hay que confirmar que no hay ningún colchón mejor o peor, todo vuelve a depender de cómo se sienta el usuario al usarlo. Por regla general, se pueden dividir en dos tipos de materiales usados para fabricar los colchones, los que son naturales y los que son sintéticos.

Los más utilizados son los de viscolástica, los muelles ensacados y el látex. También es normal que los colchones estén diseñados a base de capas, por lo que se encontrarán con lates con lana, con una capa de viscolástica, algunos con algodón…

La viscolástica

Es un material que consigue que los colchones se adapten fácilmente a sus usuarios. Estos colchones mullidos se presentan como la mejor opción para aquellos que duermen de lado o sufren problemas articulares o musculares o dolores de espalda. También se la conoce como memory foam por ser una espuma de alta calidad, capaz de reaccionar al calor corporal y con una facilidad asombrosa para amoldarse al cuerpo del durmiente y así reducir la presión.

De muelles

Al facilitar la transpiración y aportar una mejor ventilación de aire, se posicionan como los mejores colchones para las personas calurosas. Es muy cómodo para usarlo en matrimonios, ya que no transmite el movimiento.

El latex

Es este un material muy flexible que lo convierte en la mejor opción para todos aquellos que no dejan de moverse mientras duermen, así como para camas articuladas. Por otro lado, es el más aconsejable para aquellas personas que sufren algún tipo de alergia o son asmáticas, y es porque en este material los ácaros no pueden anidar. El latex puede tener un origen natural o artificial (sintético). Estos son los factores que influirán determinantemente en su precio y en su calidad.

Por último, pero igualmente importante que las dos decisiones anteriores, se debe tener en cuenta la firmeza que el cuerpo del durmiente necesita. Entre otros factores para elegir la firmeza del colchón es importante tener en cuenta la postura en la que se suele dormir y el peso. Por regla general, cuanto mayor peso se tenga, mayor debe ser la firmeza que hay que exigirle al colchón. Con este parámetro bien acatado se garantiza el soporte correcto para la columna y demás puntos de presión.

Si se duerme boca arriba se aconseja un colchón firme. Si se duerme de lado, mejor de firmeza media. Si se duerme boca abajo, lo mejor es un colchón poco firme ya que se evitará las malas posturas en el cuello y forzar la columna en su movimiento de torsión.

Redactor: Israel Guerra

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8