www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi Pequeño Manhattan…”

Mis amigas; mis alumnas

Por Germán Ubillos Orsolich
martes 21 de agosto de 2018, 17:27h

21AGO18 – MADRID.- De forma muy semejante a la de Sócrates y a la de Jesucristo, yo tengo discípulas y discípulos, todos ellos itinerantes. Su origen proviene de la sobra de energía, la energía que me sobra una vez realizada mi obra literaria teatral, narrativa y periodística.

Hay que aclarar que de esa sobra no queda nada escrito, pues como en el caso de Sócrates y en el de Cristo, tampoco dejaron nada escrito, hablaban y paseaban y fueron sus discípulos, Platón, por poner un ejemplo, con “El Fedón o de la inmortalidad del alma”, y Los Cuatro Evangelios así como los Hechos de los Apóstoles” en el segundo de los casos, quienes han hecho llegar hasta nosotros las enseñanzas y el pensamiento de los dos grandes maestros.

En mi caso tengo cuatro alumnas y dos alumnos – repito -, éstos últimos extraordinarios. Cuando yo me ausente los seis hablarán de mi o al menos de cosas, hechos y pensamientos que les he transmitido.

Como en los dos casos anteriores ellos y ellas son antes que nada mis amigos y ese calor emocional lo sienten antes que nada. Ese calor – llamémoslo así – emana de mi interior, de mi corazón, pero no solo eso sino también del amor, del calor excepcional que me dieron mis padres durante mi larga infancia postrado y enfermo, la época que yo recuerde quizá mejor pues habitaba un mundo de armonía y de luz.

Esa energía que ellos perciben es una energía Eros, esto es lo que Sigmund Freud entendía como tal, la energía creativa que poseían en grado extremo Miguel Ángel y Rafael, en el Renacimiento. Es Eros porque lo que les transmito es “la vida”, una vida que no muere y que se transmite más allá de la muerte, pues eso es lo que nos espera a todos, un lugar donde reina y permanece el amor, o para ser más precisos una situación que está muy cerca de nosotros y a la vez más allá de las estrellas.

Pero hablemos de ellas. Ellas son por ahora cuatro, cuatro amigas o discípulas, sus edades oscilan entre los treinta y los cuarenta y cinco años, y poseen las siguientes virtudes o características: son muy sensibles, son muy inteligentes y poseen una enorme capacidad de trabajo, me refiero al trabajo creativo.

Las cuatro han sido elegidas por mí y no por el azar, lo mismo que ocurrió con Sócrates y con Jesucristo. Si se animan a seguir mis consejos saben que sus obras no morirán como mueren sin embargo los hijos e hijas carnales de los seres humanos en este mundo temporal, tema al que me remito en otros trabajos y sobre todo en el que estoy en trance de realización y titulado “El tiempo.- La gestión del tiempo”.

Creo que no se conocen entre ellas pero saben de la existencia unas de las otras. Lo que reciben es Eros, como digo, energía positiva o sea lo opuesto a Tanatos, que es la muerte, y saben o llegarán a saber algún día que han llegado a conocer o conocerán y tratarán a personas que son Tanatos, o sea la muerte, o para ser más explícito, “la muerte embozada”.

Y así transcurre mi vida peripatética, la de un hombre con muchos conocidos y amigos, pero solo con dos alumnos y cuatro alumnas, y esos seis elegidos por mí gozan de una atención muy especial y también de un amor muy profundo.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8