www.euromundoglobal.com

Opinión: “La Cueva del Lobo…”

Un País de Camareros…
Ampliar

Un País de Camareros…

Por Ignacio Vasallo (*) – Miembro de FEPET

miércoles 21 de junio de 2017, 22:58h
Un País de Camareros…

22JUN17 – MADRID.- Con ese tono condescendiente propio de muchos intelectuales y pseudointelectuales de nuestro país nos llegan con frecuencia los avisos de que por el camino que vamos nos convertiremos pronto en un país de camareros lo que, al parecer, tendría consecuencias nefastas.

Lo primero que hay que decir es que ya somos un país de camareros. Cerca de un millón quinientas mil personas se dedican a este esforzado y abnegado trabajo. No creo que ninguna otra profesión cuente con semejante número de adeptos. Dicho esto recordemos a los que transitan por el camino que lleva a la “ turismofobia” la enorme importancia de esa profesión en el funcionamiento de nuestro sistema económico y en la imagen de España.

Recientemente Alexander Gilmour iniciaba un artículo en el Finantial Times con una interesante frase: “Los camareros son las ventanas a través de las cuales vemos el alma de las ciudades”. En San Sebastián, continua, “irradian encanto y optimismo y como no conocía a nadie más asumí que en esa ciudad todos son gente encantadora. En Paris, sin embargo se burlan de uno en cuanto no domina el francés.”

El camarero se convierte así en un “Embajador” del país en el que está trabajando y en su mano está, siendo competente, limpio y atento que los turistas se lleven la mejor impresión de el. En ese mismo periódico su corresponsal en España Tobías Buck se maravillaba hace ya un par de años y al poco de llegar a la capital, de la capacidad, habilidad y memoria de los camareros madrileños- yo todavía me sigo maravillando- que eran capaces de servir los variados pedidos de cualquier barra de bar o mesa de café que van del templado en taza pequeña corto de café al americano, descafeinado en vaso con leche fría , por supuesto sin errores , y cobrar, todo junto o por separado al poco tiempo de ser solicitada la cuenta. Muy pocos sectores han merecido esta atención del corresponsal.

Decía el Presidente de la compañía aérea escandinava SAS, el gran Jan Carlzon, en su libro “El momento de la verdad “que en una empresa de servicios, en este caso una compañía aérea lo más importante son las personas y que el momento clave es aquel en el que el cliente se encuentra por primera vez frente a frente con la persona que representa a la empresa que le va a prestar el servicio. Como consecuencia en SAS los empleados del check in o los que atendían las puertas de embarque tenían una gran capacidad de decisión. El camarero suele ser el primer empleado de España Inc. con el que trata el viajero.

Para muchos turistas y especialmente para los que viajan con Turoperador en régimen de todo incluido es fundamental establecer una buena relación con el camarero que les va a atender durante su estancia, que, muchas veces, es el único español al que van a conocer durante sus días de vacaciones -suponiendo que el camarero sea español- El, o ella les va a ayudar a navegar por el desconocido mundo de los vinos, de los productos locales y de los menús del hotel o restaurante y puede conseguir que las vacaciones sean un éxito o un fracaso.

Conocer al barman o al maître por su nombre otorga prestigio y junto con lo señalado anteriormente ayuda al cliente europeo a repetir su viaje al lugar donde se encuentra bien. Y bien sabido es que el repetidor es el cliente más preciado.

Un buen camarero necesita mucha inteligencia emocional, la que nunca tendrán los robots que ocuparán muchos trabajos, pero no podrán sustituir a los que además de servir platos y copas sirven ilusiones y conocimiento.


(*) Ignacio Vasallo - Destacado profesional del sector turístico en España. Ex Director de la Oficina Española de Turismo. Fundador y primer Director General de Turespaña. Ha sido consejero de Turismo en Estocolmo, Nueva York, Milán, Londres y Paris.

Ese desprecio hacia el “país de camareros” viene de que, en general, es un trabajo mal pagado en relación al esfuerzo exigido, que tiene jornadas laborales anómalas , un alto nivel de precariedad y muy baja sindicación. Alguna medidas, como incluir el servicio en la factura, al estilo americano podrían ayudar a una disminución del fraude fiscal y a una mejora de las condiciones laborales que ayudarían a que muchos se mostraran orgullosos de vivir en un país de camareros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8