www.euromundoglobal.com

Eliminan política de "pies secos, pies mojados"

Cubanos miden impacto en sus vidas de las medidas migratorias de EEUU
Ampliar

Cubanos miden impacto en sus vidas de las medidas migratorias de EEUU

sábado 14 de enero de 2017, 04:14h

14ENE17 – LA HABANA – CUBA.- Desde octubre de 2012 más de 118.000 cubanos se presentaron en puertos de ingreso a EEUU. Durante el año fiscal 2016, que finalizó en septiembre, más de 41.500 personas ingresaron por la frontera sur, la mayor cantidad en cinco años. Otras 7.000 personas arribaron entre octubre y noviembre.

Mientras Cuba elogió la decisión de Washington de eliminar la política migratoria que permitía a cualquier isleño que llegara a suelo estadounidense obtener la residencia legal en un año, muchos cubanos vieron con preocupación las dificultades que podrían enfrentar ahora quienes decidan buscar en Estados Unidos mayores posibilidades económicas.

Cuba y Estados Unidos tienen convenios migratorios formales por los cuales este último se compromete a entregar 20.000 visas anuales para emigrantes, pero hasta la fecha muchos cubanos aprovechaban la norma de ''pies secos, pies mojados'' para llegar al vecino país permanecer con permisos especiales y luego de algunos meses acogerse a la Ley de Ajuste y obtener la residencia con estatus de refugiado, señaló AP.

"Si ahora no pueden emigrar de forma indiscriminada, usando los medios que tenían, ya las cosas se ponen mucho más difíciles", dijo Oscar Palacios, un empleado de un almacén estatal de 62 años. "Escuché que solo podrán (quedarse) los 20.000. Es una cantidad exigua en relación a los intereses de gente que quiere vivir con sus familias o salir adelante en el aspecto económico", indicó.

En todos los rincones de La Habana los cubanos comentaban la decisión de Washington, que se tomó en consenso con Cuba.

"Hay mucha gente que tomó la decisión (de irse) producto de que esta política existía y se va a perjudicar. Hubo gente que vendió casas, auto, que renunció a todo y hoy está como en el limbo. No va a poder llegar y de volver para atrás no va tener nada", comentó el empleado de una empresa mixta, Leonardo Serrano, de 47 años.

Los ciudadanos consideraron que el cambio de política también obedece a la nueva realidad de cada país.

"La gente abusó de la política y abusó de la ley porque llegaban como refugiados y después al año y dos días estaban en Cuba otra vez. No se respetó para lo que fue creada", manifestó Serrano. "Se presentaban como de refugiados algo que era económico", acotó.

La decisión se da tras meses de negociaciones enfocadas en que Cuba permita el regreso de quienes sean rechazados por Estados Unidos y en el marco de un proceso de normalización de las relaciones binacionales que iniciaron en 2014 el presidente de Estados Unidos Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro para restablecer los nexos rotos hace más de 50 años.

Pero algunos destacaron que la eliminación de la política de "pies secos, pies mojados" evitará la muerte de muchas personas, sobre todo jóvenes, que se lanzaban al mar con la expectativa de llegar a Estados Unidos y acogerse posteriormente a la Ley de Ajuste Cubano.

"Creaba serios problemas para la seguridad de Cuba, para la seguridad de los Estados Unidos, para la seguridad de nuestros ciudadanos que se veían expuestos por medio del aliento que implicaban estas políticas preferenciales al tráfico de personas, fraude migratorio, violencia", dijo el jueves por la noche Josefina Vidal, encargada del área de Estados Unidos de la Cancillería cubana.

Un número no determinado de personas murieron en los últimos años tratando de cruzar el estrecho de la Florida.

La gente que ya se encuentra realizando trámites amparada por "pies mojados, pies secos" podrá continuar el proceso y obtener su residencia legal, pero algunos cubanos que comenzaron su periplo hacia el norte en Panamá o Centroamérica y se encuentran en tránsito han quedado a la deriva.

A partir de este momento los cubanos que intenten entrar a Estados Unidos de manera ilegal y no cumplan los requisitos para recibir asilo humanitario serán deportados, de conformidad con las leyes estadounidenses y sus prioridades de aplicación, señaló Obama en un comunicado.

"Al tomar esta medida daremos a los migrantes cubanos el mismo trato que damos a los migrantes de otros países. El Gobierno cubano acordó recibir a los nacionales cubanos que regresen, tal como aceptó el regreso de migrantes interceptados en el mar", añadió.

Vidal también destacó que Estados Unidos eliminó su programa de "Parol" que admitía a profesionales cubanos de la salud en terceros países estimulándolos a emigrar.

La Habana también insistió en que ahora debe derogarse la Ley de Ajuste Cubano, aprobada por el Congreso de Estados Unidos en la década de los 60.

Cuba consideraba que esta norma y la política de "pies secos y pies mojados" eran parte de un "arsenal" de hostilidades para politizar la cuestión migratoria, a la cual se sumaban las sanciones económicas con el objetivo de modificar un modelo político poco afín a Washington tras el triunfo de la revolución en 1959.

En una declaración escrita leída en la televisión estatal el jueves por la tarde para dar a conocer la noticia a la población, el gobierno de Cuba consideró que se trata de "un importante paso en el avance de las relaciones bilaterales".

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, podría revertir el cambio una vez que asuma el cargo la próxima semana.

Trump criticó las medidas de Obama para mejorar las relaciones con Cuba, pero eliminar una política que permitió que cientos de miles de personas lleguen a Estados Unidos sin visa se alinea con el compromiso del mandatario electo de imponer medidas migratorias más estrictas.

"Pies mojados, pies secos" fue implementada en 1995 por el presidente Bill Clinton tras reformar una política migratoria más liberal. Hasta entonces a los cubanos que eran capturados en el mar mientras intentaban llegar a Estados Unidos se les permitía quedarse en el país y podían obtener la residencia legal después de un año.

Washington era reacia a deportar gente a la isla socialista gobernada entonces por Fidel Castro y en general el gobierno cubano también se negaba a aceptar a los ciudadanos repatriados.

En el pasado La Habana se quejó amargamente de los privilegios migratorios especiales otorgados por Estados Unidos, ya que alentaban a los cubanos a arriesgarse a efectuar peligrosos viajes y generaban una fuga de cerebros. Pero la medida también sirvió como una válvula de escape al permitir que los cubanos buscaran oportunidades económicas en el exterior y se convirtieran en fuentes de apoyo financiero para sus parientes en la isla.

Desde octubre de 2012 más de 118.000 cubanos se presentaron en puertos de ingreso a lo largo de la frontera, de acuerdo con estadísticas publicadas por el Departamento de Seguridad Nacional. Durante el año fiscal 2016, que finalizó en septiembre, más de 41.500 personas ingresaron por la frontera sur, la mayor cantidad en cinco años. Otras 7.000 personas arribaron entre octubre y noviembre.

El trato preferente para los cubanos reflejaba el poder político de los cubano-estadounidenses en especial en Florida, un estado crucial en los comicios presidenciales.

Eso cambió en los últimos años. Los cubanos de mayor edad, en especial los exiliados tras el triunfo de la revolución, tienden a rechazar el acercamiento diplomático de Obama mientras que los más jóvenes no necesariamente definen su tendencia política por las relaciones entre Washington y La Habana.

Colombia celebra fin de "pies secos, pies mojados"

Las autoridades de Migración de Colombia celebraron ese viernes la decisión del presidente Obama de acabar con la política de "pies secos, pies mojados", al considerar que otorgaba un trato de preferencia a los cubanos.

Según Christian Krüger, director de Migración Colombia, oficina que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores, la medida permitirá disminuir la presencia de migrantes cubanos en condición irregular en el país que se encuentran en tránsito hacia Estados Unidos, mencionó DPA.

"Celebramos la decisión del Gobierno estadounidense, la cual esperamos ayude a disminuir este fenómeno en nuestro país y vemos la misma como un logro a todo el trabajo que como región hemos venido adelantando en la lucha contra el tráfico de migrantes", dijo Krüger.

El funcionario reveló que casiñ34.000 migrantes irregulares fueron detectados en Colombia el año pasado, una cifra cuatro veces mayor a la de 2015.

Un informe revelado por Migración Colombia indica que en total fueron encontradosñ33.981 migrantes irregulares, muchos de los cuales pagaron hasta 2.500 dólares a bandas de traficantes de personas en su afán por llegar a Centroamérica y de ahí a Estados Unidos.

El servicio de Migración indicó que los extranjeros provenían principalmente de Haití (20.366), Cuba (8.167), India (874), Congo (570) y Nepal (553).

Los extranjeros fueron sorprendidos por las autoridades colombianas transitando por los departamentos de Antioquia, Nariño, Valle del Cauca, Risaralda y Cauca.

"El número de migrantes irregulares ubicados durante 2016, que es casi cuatro veces la cifra del año inmediatamente anterior, es una muestra clara de que los controles, las medidas y el trabajo articulado que viene adelantando la autoridad migratoria con otras instituciones está dando resultado", dijo Krüger.

El funcionario dijo que los migrantes llegan en gran cantidad a Colombia porque el país es "un paso obligado" hacia Estados Unidos por su posición geográfica.

"No somos la causa ni el origen de este fenómeno. Sin embargo, para garantizar la seguridad e integridad de estos migrantes, hemos aumentado nuestros los controles, venimos trabajando en estrategias regionales contra este fenómeno y tenemos una política de cero tolerancia con aquella personas que se aprovechan de la necesidad de otros para lucrarse", dijo Krüger.

Costa Rica satisfecha con fin de política

Costa Rica expresó este viernes su satisfacción por la decisión de Estados Unidos de derogar la política de "pies secos, pies mojados", que daba "trato preferencial" a los migrantes cubanos y que motivaba a miles de ellos a migrar irregularmente a través de Sur y Centroamérica.

La Cancillería costarricense celebró en una declaración oficial la decisión del Gobierno estadounidense porque "otorgaba un trato migratorio preferencial a los cubanos y esto alentaba un flujo masivo irregular de migrantes cubanos a través de Centroamérica, que culminó en una crisis migratoria en Costa Rica en el 2016", añadió Efe.

"Dicha política fomentó asimismo la activación de las redes de tráfico de personas en la región poniendo en riesgo la integridad de los migrantes", afirmó la Cancillería.

El fin de esa política era una reclamación que mantenía el Gobierno de Cuba para avanzar en la normalización de las relaciones bilaterales, iniciada en diciembre de 2014.

El Gobierno cubano se comprometió a recibir a todos sus nacionales deportados por tratar de entrar ilegalmente en Estados Unidos, de acuerdo con un comunicado de ambos países en el que se informa de la firma de un nuevo acuerdo migratorio bilateral.

El Gobierno de Costa Rica recordó que el 13 de abril del 2016, mediante una carta enviada a Obama por el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, se solicitó la derogación de la política para resolver el fenómeno migratorio.

"Las leyes que en estos momentos están en vigor en Estados Unidos y que facilitan la llegada de la migración cubana, se han convertido en un anacronismo en un momento en que la Guerra Fría ha terminado y que los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos están haciendo un esfuerzo por normalizar sus relaciones", expresaba la misiva de Solís.

Por otra parte, el Gobierno de Costa Rica manifestó su deseo "de que este tipo de decisiones siga incentivando el mejoramiento de las relaciones bilaterales entre los Estados Unidos y Cuba y da la bienvenida a la firma hoy de un nuevo acuerdo migratorio que busca garantizar una migración regular, segura y ordenada".

Costa Rica también abogó por que "los flujos migratorios en la región y desde la región sean regulares, seguros y ordenados, de tal forma que se resguarden integralmente los derechos humanos y la dignidad de las personas migrantes y sus familiares".

Entre noviembre de 2015 y abril de 2016 Costa Rica vivió una crisis con la llegada de unos 8.000 migrantes cubanos que quedaron varados debido a que el Gobierno de Nicaragua cerró su frontera al paso de migrantes irregulares aduciendo razones de seguridad nacional.

Costa Rica abrió albergues para brindarle ayuda humanitaria a los cubanos hasta que entre enero y abril de 2016 se logró la salida de la mayoría de ellos mediante una ruta vía aérea y terrestre con el apoyo de El Salvador, Guatemala y México, que permitió que siguieran su camino a Estados Unidos.

Ante los meses de espera muchos de los migrantes cubanos pagaron "coyotes" (traficantes de personas) para que los movilizaran a Nicaragua y el resto de Centroamérica.

Esta situación también afectó a Panamá, vecino de Costa Rica hacia el sur, donde también quedaron varados miles de cubanos, quienes de la misma forma fueron evacuados hacia México.

Esta oleada migratoria cubana se produjo ante el temor de que Estados Unidos derogara la política de "pies secos/pies mojados" con la normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba.

Obispos católicos de EEUU decepcionados

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos se declaró este viernes decepcionada" por el fin de la política que amparaba a los cubanos llegados al país e hizo votos para trabajar con el próximo Gobierno del republicano Donald Trump con vistas a asegurar un "tratamiento humano" a los que buscan asilo.

En un comunicado, el obispo de Austin, Joe Vásquez, presidente de la Comisión de Migraciones de la conferencia, subrayó que ese "cambio repentino" decidido por Obama hará "más difícil" que hallen protección grupos vulnerables, como solicitantes de asilo, niños y víctimas de tráfico humano.

El motivo de la decepción de la Conferencia Episcopal con la eliminación de la llamada política de "pies secos, pies mojados", vigente desde 1995, es que en Cuba perdura "la violación de los derechos humanos básicos".

"Aunque hemos dado la bienvenida a la normalización de relaciones con Cuba, la violación de los derechos humanos básicos sigue siendo una realidad para algunos cubanos y la política de pies secos/pies mojados les ayudaba a encontrar un camino para pedir asilo en EEUU", manifestó el comunicado.

El obispo Vásquez señaló las "destacadas contribuciones" de los cubano-estadounidenses a la sociedad de EE.UU. y dijo de ellos que es el "grupo de inmigrantes más exitoso de nuestra historia".

"Las protecciones de las que gozaban eran un modelo de lo que nuestro país debería brindar a otros" inmigrantes, subrayó.

Al finalizar, el comunicado la Conferencia Episcopal católica subraya su interés en trabajar tanto con la Administración saliente como con la entrante a partir del próximo 20 de enero para asegurar un "tratamiento humano para las poblaciones vulnerables que buscan refugio en EEUU".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8