www.euromundoglobal.com

El primer gran depredador marino tenía casi 30.000 lentes en cada ojo

Recreación de un 'Anomalocaris', un depredador marino de hace unos 515 millones de años, realizada por Katrina Kenny, de la Universidad de Adelaida
Recreación de un 'Anomalocaris', un depredador marino de hace unos 515 millones de años, realizada por Katrina Kenny, de la Universidad de Adelaida

Un equipo de investigadores ha hallado ojos fósiles con cerca de 515 millones de años de antigüedad

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

Madrid.- Un equipo de investigadores ha hallado ojos fósiles con unas 30.000 lentes cada uno y cerca de 515 millones de años que pertenecieron a Anomalocaris, un depredador marino de boca circular con afiladas placas que poseía uno de los sistemas de visión más agudos de la época, comparable al de artrópodos actuales.

Estas son las principales conclusiones de un estudio publicado en la portada de la revista Nature que confirma que algunos de los primeros animales adquirieron rápidamente una visión muy desarrollada, un arma tremendamente poderosa para los depredadores.

Los tres ejemplares han sido encontrados en el yacimiento paleontológico de Emu Bay Shale, en Isla Canguro (Australia). Diego García-Bellido, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Geociencias, ha explicado a Efe que lo descubierto son dos ojos de unos 2,2 centímetros de largo y 1,2 de ancho de un mismo animal, y un tercer ojo de otro ejemplar un poco más grande, de unos 3 centímetros.

Los ojos de este fósil australiano tienen forma de pera y no hemisférica como los ejemplares canadienses, y ponen de manifiesto que la superficie ocular poseía como mínimo 16.700 lentes hexagonales.

Esto sólo en una de sus partes -la otra parte no se puede ver al estar el fósil aplanado en la roca-, por lo que los investigadores suponen que el número total de lentes es de al menos de 30.000 en cada ojo, lo que equivaldría a 30.000 píxeles fotográficos.

Las lentes producen cada una un píxel de resolución visual, lo que quiere decir que el Anomalocaris al que pertenecieron los ojos encontrados veía el mundo con una resolución de 30.000 píxeles por ojo, lo que es comparable a la visión de los artrópodos con la vista más aguda de la actualidad, las libélulas (con 28.000 lentes).

"Son los ojos más desarrollados en cuanto al número de lentes encontrados hasta ahora", ha confirmado el paleontólogo del CSIC y uno de los firmantes de este trabajo, quien ha subrayado que este Anomalocaris de más de un metro de largo y un par de robustos apéndices cazadores poseía la vista "más aguda" que se conoce en el registro fósil.

Esto explicaría, ha continuado, que este depredador de depredadores sobreviviera más de 15 millones de años, ya que, además, se conocen desde los fósiles de Chengjiang (China), con unos 520 millones de años de antigüedad, hasta los de Burgess Shale (Canadá) de hace 505 millones de años.

"Sería como el gran tiburón blanco de los mares de la época del Cámbrico (primer período geológico del Paleozoico)", ha remachado García-Bellido, quien ha apuntado que esa visión privilegiada fue una de las principales causas de su éxito evolutivo. Y es que la capacidad de ver de un depredador podía ser la diferencia entre la vida y la muerte.

La Tierra tiene 4.500 millones de años y en los primeros 4.000 millones la vida existente era unicelular (principalmente bacterias). Los organismos multicelulares (animales) no aparecieron hasta hace unos 550 millones de años, en lo que se conoce como "explosión" de biodiversidad del Cámbrico, un evento evolutivo que marcó la aparición de casi todos los grupos de animales.

El artículo que ahora sale en la portada de Nature es el segundo que este equipo de investigación liderado por el australiano John R. Paterson publica en esta revista. En junio pasado publicaron el hallazgo de siete pequeños ojos fósiles de la misma época, formados por 3.000 lentes, aunque de mayor tamaño que las de Anomalocaris, y de un nuevo artrópodo marino que tendría un modo de vida similar al de una langosta.

A diferencia de aquellos, los tres fósiles encontrados ahora en el mismo yacimiento se sabe exactamente al animal al que pertenecieron (Anomalocaris) y, en cuanto a agudeza visual, superan por diez veces a los descubiertos en la excavación anterior.

Ambos hallazgos demuestran que muchos de los primeros animales ya tenían una visión muy desarrollada, comparable a la de los artrópodos actuales con vista más desarrollada, según García-Bellido, quien ha concluido: poco a poco se están encajando las piezas del rompecabezas de lo que ocurrió en el Cámbrico.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8