www.euromundoglobal.com
Cómo prepararse para el invierno cuando se trabaja al aire libre
Ampliar

Cómo prepararse para el invierno cuando se trabaja al aire libre

viernes 22 de octubre de 2021, 04:11h

22OCT21 - MADRID.- Las temperaturas ya han empezado a descender y en determinadas zonas ya se empieza a dificultar el trabajo al aire libre debido al frío, especialmente durante la noche y las primeras horas de la mañana.

Pero los trabajadores saben que este es solo el anuncio de lo que está por venir. Trabajar al aire libre en pleno invierno puede llegar a ser muy duro y supone un verdadero aumento de los riesgos laborales.

Por este motivo, es importante protegerse adecuadamente de las inclemencias del tiempo, puesto que a las bajas temperaturas se les añade la lluvia o la nieve y demás inclemencias propias del invierno.

Además, también es muy importante cuidar de uno mismo, alimentarse e hidratarse adecuadamente y llevar una buena organización de la carga de trabajo.

Si eres uno de esos trabajadores, a continuación, te explicamos de manera sencilla qué es lo más importante para prepararte para el invierno. Repasamos los más importantes y algunos que quizá no sueles tener en cuenta.

Protégete adecuadamente

Ante la llegada del invierno, para poder desarrollar adecuadamente todas nuestras tareas, lo primero que debemos tener en cuenta es la protección ante el frío. Para ello, lo principal es contar con ropa y accesorios térmicos adecuados tanto para las condiciones climáticas en las que vamos a trabajar como para sentirnos cómodos y no entorpecer nuestro trabajo.

En este sentido, no debes tener en cuenta solamente el abrigo, sino también otras cuestiones como la impermeabilidad o la adaptación a las distintas partes de tu cuerpo.

Empieza por tener unas buenas prendas básicas: jerseys, pantalones y chaquetas. Y luego ten en cuenta los accesorios, que serán los que definitivamente te harán sentir cómodo y protegido.

Por ejemplo, en el exterior la mayoría de los trabajos son manuales, por lo que contar con guantes de trabajo adecuados es fundamental.

Las opciones son muchísimas y solo tienes que buscar la que más se ajuste a tus necesidades. Los guantes protectores de trabajo son uno de los principales aliados para protegerse contra el frío y la humedad. Por eso, asegúrate que cuentas con unos de calidad, unos guantes térmicos aislados o guantes de seguridad resistentes a la humedad. La gama de materiales es muy amplia, desde forro de vellón hasta recubrimiento de vinilo.

Pero además de proteger tus manos también tienes que contar con otros accesorios para proteger tu cabeza o los ojos. En este caso, además de los propios EPI de protección, es importante protegerse adecuadamente de las inclemencias del tiempo. Por ejemplo, busca un gorro que te permita estar abrigado y al mismo tiempo cómodo y con el EPI bien ajustado. O hazte con unas gafas que protejan tus ojos durante las horas de sol.

Cuida tu cuerpo mientras trabajas

Aparte de la protección de la humedad, el frío y de los propios riesgos de la tarea que estemos desempeñando, hay otro aspecto clave para estar bien preparado y poder trabajar al aire libre en invierno sin problemas para nuestra salud. Son los aspectos referidos a la alimentación, la hidratación y la correcta organización de la carga de trabajo.

Por un lado, debes cuidar la alimentación y la hidratación, ya que desatender estos aspectos aumenta los riesgos de sufrir lesiones por frío, especialmente en las extremidades inferiores de nuestro cuerpo. En términos generales, se recomienda que se aumente el consumo calórico desde un 25% hasta un 50% en comparación a cuando trabajamos en condiciones templadas o cálidas.

En cuanto a la hidratación, debes tener mucho cuidado, porque el frío reduce la sensación de tener sed. Lo más recomendable es que la ingesta de líquidos sea abundante y continuada, especialmente durante las horas más duras (de 5 a 6 litros cuando la carga de trabajo sea muy intensa). Además, lo más aconsejable es que sea en forma de bebida caliente, para no hacer consumir al cuerpo calorías y aportar calidez. No obstante, ten cuidado, está desaconsejado un consumo excesivo de cafeína. Lo mejor es que tomes tés o sopas o agua que no esté fría. La mejor manera de saber si te estás hidratando bien es la más lógica: observa el color de tu orina, debe ser claro.

Por otro lado, es importante mantenerse activo el mayor tiempo posible cuando estamos en el exterior, pero con una carga de trabajo adecuada. Por ejemplo, para trabajos a temperaturas inferiores a los 0 grados, las jornadas están reguladas legalmente por el Real Decreto 1561/95.

En él, se establece que para estas jornadas especiales de trabajo a bajo cero, se debe realizar una pausa de al menos 10 minutos cada 3 horas de trabajo. No obstante, aunque no trabajes a bajo cero, es muy importante que realices pequeños descansos y que evites estar durante demasiado tiempo en una misma postura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8