www.euromundoglobal.com

Custodiado en la que fue sede real, por cuatro generaciones de reyes navarros y aragoneses

El pueblo oscense de Bailo hace una recreación histórica de la estancia en tierras de la Jacetania del Santo Grial
Ampliar

El pueblo oscense de Bailo hace una recreación histórica de la estancia en tierras de la Jacetania del Santo Grial

Por Jesús Caraballo – Miembro de FEPET

miércoles 14 de diciembre de 2016, 01:40h

14DIC16.- Distintos lugares en todo el mundo se atribuyen la custodia del considerado como Cáliz Sagrado o popularmente conocido como Santo Grial, con el que Nuestro Señor celebró la Última Cena e instituyó la Eucaristía. Sin embargo, el que parece tener mayor verosimilitud de ser el auténtico es el que acoge actualmente y desde hace más de cinco siglos la catedral de Valencia.

El pueblo oscense de Bailo hace una recreación histórica de la estancia en tierras de la Jacetania del Santo Grial
Ampliar

Dicho Cáliz, que se presume lleva en España, en concreto en el Alto Aragón, desde hace 1.758 años, siguió un azaroso itinerario hasta terminar en tierras levantinas. En una de esas localidades oscenses en las que recaló la sagrada reliquia, Bailo, la Asociación Cultural y Recreativa de Bailo, Acurba, hace desde 2013 una meritoria labor para rescatar ese legado, con una recreación histórica del momento en que el Rey Sancho III el Mayor hizo entrada en la localidad con el Cáliz, en el siglo XI.

El Santo Cáliz de la Última Cena custodiado en Valencia consta de una copa superior de ágata, identificada como del siglo I de nuestra Era, y labrada en un taller oriental, posiblemente en Egipto, Siria o la misma Palestina. Es decir, era contemporánea de Jesucristo, de aquella región y de una calidad apropiada para la celebración de la Pascua Judía.

Las persecuciones en Roma impulsaron a San Lorenzo a que confiara esta reliquia a un amigo, poco antes de morir, para que la llevara a su tierra natal, al hogar de sus padres en Huesca. Allí permanecería hasta el año 553, cuando pasó a la catedral oscense, recién concluida, pero la invasión musulmana de la Península Ibérica, en el 711, obligó a los cristianos a esconderla en los monasterios de los Pirineos, en la cueva de Yebra, San Pedro de Siresa, San Adrián de Sasabae, San Pedro de Jaca…

De San Pedro de Sasabe pasó a Bailo, entonces sede real del incipiente Reino de Aragón, en pleno siglo XI. Allí llego de la mano del Rey Sancho III el Mayor y el Obispo Mancio II, permaneciendo en el lugar, custodiado por cuatro generaciones de reyes navarros y aragoneses.

El periplo continuaría por el monasterio de San Juan de la Peña, a donde llegó en 1.071 y donde permanecería hasta 1.399, cuando el Rey Martín I el Humano reclamó la reliquia para trasladarla al palacio real de la Aljafería, de Zaragoza. Posteriormente, en 1.416, el Rey Alfonso V de Aragón la llevaría a su sede definitiva, en Valencia.

Además de la labor de Acurba en Bailo, por dar a conocer esta parte de nuestra Historia, se está promocionando una Ruta del Santo Grial, para poner en valor los lugares del Alto Aragón en los que esta valiosa reliquia fue custodiada durante siglos.

El pueblo oscense de Bailo hace una recreación histórica de la estancia en tierras de la Jacetania del Santo Grial
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8