www.euromundoglobal.com

¿Será capaz el PP valenciano de sobrevivir a otro tsunami como el que se le viene encima?

Rafael Blasco detrás del presidente valenciano, Alberto Fabra, en las Corts / EFE
Rafael Blasco detrás del presidente valenciano, Alberto Fabra, en las Corts / EFE

Con la expulsión de Rafael Blasco, el president ha abierto la veda en un partido que tiene nueve diputados imputados y dos a punto de estarlo

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

La expulsión de Rafael Blasco del PP, una decisión que algunos incluso dentro de la formación critican por improvisada, puede tener para el presidente valenciano, Alberto Fabra, consecuencias impredecibles, porque Blasco no es cualquiera, ha demostrado ser un camaleón político que resiste, y la ingente información que posee sobre los gobiernos valencianos, desde Zaplana, pasando por Camps y hasta el actual, puede hacer temblar al partido.

Además, en una comunidad donde nueve diputados populares están imputados y dos a punto de estarlo –Barberá y Camps por el caso Nóos- la represalia a Blasco puede obligar a Fabra a tener que tomar una decisión similar y poner en juego la mayoría absoluta en las Corts. Otro tsumani que el PP valenciano no parece estar en condiciones de  soportar.

Fabra le mantuvo hasta ahora
La debilidad de Fabra y su escaso liderazgo han quedado expuestos después de mantener a Blasco todos estos meses, a pesar de que, según la investigación del caso Cooperación, lideró una trama que habría robado hasta ocho millones de euros públicos destinados a proyectos solidarios con el Tercer Mundo, durante su etapa al frente de la consejería de Solidaridad.

Roger Rabbit, la pieza clave
Roger Rabbit, el seudónimo con el que los policías se han referido a Blasco durante la investigación, favoreció a ONG con adjudicaciones de proyectos solidarios, cuyos fondos fueron destinados en parte a la adquisición de propiedades en Valencia. Una de las grabaciones del cabecilla de la trama, responsable de la fundación Hemisferio, Augusto César Tauroni, dejó claro quién era la pieza clave, al alertar a su interlocutor de que cuando Blasco dejase su cargo tendrían que montar el tenderete en otra parte. Tauroni, actualmente en la cárcel, es exsocio del hermano de Blasco.

El dudoso proyecto de Haití
La Fundación Hemisferio fue fundada en febrero de 2009 y un año después había recibido ya 829.990 euros por parte de la consejería de Solidaridad, a través de contratos adjudicados a dedo. Fue seleccionada por Rafael Blasco para construir un hospital en Haití, con 3,8 millones de dinero público. Un proyecto dudoso, del que una parte importante de sus fondos fueron desviados. No fue una excepción. Tras la designación de Blasco al frente de Solidaridad y Ciudadanía, surgieron nuevas ONG que junto a otras que contaban con poca experiencia o casi sin actividad comenzaron a recibir grandes cantidades de dinero para proyectos que escaparon al control de la Generalitat.

Los proyectos en Nicaragua
Una de las ONG implicadas, la Fundación Cyes –que no tiene nada que ver con la constructora del mismo nombre-, recibió dos subvenciones por 1,6 millones para construir dos pozos y dos huertos en Nicaragua, cuyos fondos fueron destinados a comprar viviendas y garajes en el centro de Valencia.

Un político, siempre bajo sospecha
Las sombras de la sospecha siempre han envuelto a Blasco desde que en lejanas fechas, en 1989, fuera expulsado del PSOE tras ser implicado en una recalificación de terrenos en Calpe (Alicante) por la que fue juzgado y absuelto. Lo recuperó Zaplana, que llegó a la Generalitat en 1995 y desde ese momento el ascenso de Blasco fue imparable: ha dirigido Presidencia, Obras Públicas, Sanidad, Bienestar Social o Solidaridad, y ha dirigido las campañas tanto de Zaplana como de Camps

Ha movido los hilos de las grandes operaciones de la Comunidad Valenciana
Ha estado en las grandes operaciones económicas de la Generalitat, desde las concesiones de ITV hasta las de telecomunicación o de la gestión de residencias de la tercera edad; incluso en la venta de acciones del Valencia Club de Fútbol, sin que faltaran sospechas sobre irregularidades. De todas ellas salió ileso.

La entrevista de Blasco en la televisión
El escándalo del caso Cooperación le ha puesto finalmente contra las cuerdas, aunque Alberto Fabra estiró la cuerda y le mantuvo , a pesar de las exigencias de dimisión por parte de la oposición. La postura del president cambió cuando Blasco le retó, el miércoles pasado, dejándole en una posición comprometida, al afirmar en una entrevista en la cadena Popular TV que no pensaba dimitir, y cuestionó su política contra la corrupción cuando señaló que “si se hubiera aplicado esa política Fabra, que fue imputado cuando era alcalde de Castellón, hoy no sería president de la Generalitat”.

Blasco, además, dejó entrever que Fabra había trasmitido “consignas” a la Abogacía de la Generalitat para solicitar 11 años de prisión en su contra en su condición de acusación en el caso Cooperación.

El calentón de Fabra
Fabra por fin tomó su decisión, más propia de un calentón que de un compromiso contra la corrupción, y dijo un día después que el partido estudiaría si las declaraciones hechas por Blasco, en las que indicaba presiones a la Abogacía de la Generalitat, merecen “algún tipo de sanción”.

Un presidente elegido “a golpe de fax”
Muchos cuestionan hoy la debilidad del actual presidente, elegido a “golpe de fax”, como se ironiza en la oposición, por las prisas con las que fue colocado, en medio de la crisis política que costó el puesto a Camps. Con una comunidad en bancarrota que tiene serios problemas para pagar sus gastos y a proveedores, con sondeos desfavorables que muestran un desafecto hacia el partido por primera vez en muchos años, la situación de Fabra no resulta envidiable. Todo esto añadido a polémicas decisiones que dejan mucho que desear sobre sus dotes de mandatario.

Nueve diputados imputados más dos a punto de estarlo
La expulsión de Blasco es un precedente que pone a tiritar a un partido que tiene a nueve diputados imputados. Tres de ellos con causas cerradas y petición de cárcel: el exvicepresidente Vicente Rambla y las exconsejeras de Turismo Angélica Such y Milagrosa Martínez. A esto hay que sumar la situación de los también diputados Rita Barberá y Francisco Camps, con muchas probabilidades de ser imputados en el caso Nóos. Este tablero político pone en jaque a su actual mayoría absoluta en las Cortes Valencianas.

Un intruso para algunos dentro del PP
A Fabra le crecen los enanos y dentro del propio partido hay quienes parecen ansiosos de querer cobrarse su cabeza. El presidente del PP en Valencia, Alfonso Rus, que no ha dejado de defender a Blasco, puede estar en este sector del partido, lo mismo que la alcaldesa Rita Barberá. Ninguno de los dos encajó bien la salida de Camps y la llegada del intruso Fabra.

Fuente:  ElPlural.com - C.GUZMÁN | 24/06/2013

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8