www.euromundoglobal.com

Opinión

Las enseñanzas de un Maestro

Por Claudio Rojas Cabello - desde Santiago de Chile

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

Qué privilegio es escuchar y aprender de un hombre que su vida es la historia misma de una disciplina médica.

Un hombre que te enseña a pensar, a abrir la mente, a derribar paradigmas, a sentir desde el corazón, que todo puede ser y no ser a la vez.

Que tras su "no se" o su "puede ser" hay más sabiduría que en muchas palabras de muchos otros hombres y mujeres.

Que te muestra la importancia y el valor de la reflexión, del silencio, de la paciencia y del saber esperar.

Que te hace aprender que el pensamiento puede ser revolucionario, contestatario, libertario y propositivo a la vez.

Que todo lo anterior se resume en una desobediencia vital y se transforma en una vital desobediencia.

Que hacerse el pendejo, reduce las sombras y facilita el intersomos.

Que el universo es una danza perfectamente caótica de la cual no estamos exentos.

Que podemos cambiar el mundo partiendo por cambiar nosotros mismos.

Que la humildad, la sensibilidad y el saber escuchar al otro y a uno mismo son quizás las armas más poderosas que puede tener un médico.

Que no importando cuánto sepas de medicina, una caricia es el tratamiento más potente.

Que es más importante el nombre de tu paciente que el nombre de su enfermedad.

Que la medicina es un diálogo con el otro, con la vida y con el universo en un mismo acto indivisible e interdependiente, al unísono.

Que se puede aprender más y mejor si logras desaprender.

Que llegar a no saber quién eres, es tu mejor aprendizaje.

Que escuchando al otro, se aprende medicina, terapia neural y de la vida.

Que comenzarás a ser alguien, cuando caigas en el descrédito total.

Que cuántas más dudas tengas, más sabes.

Que te enseña dejándote más interrogantes.

Que lo que ves, no necesariamente es lo que es, porque no vemos con los ojos, sino a través de ellos.

Que la existencia es un ritmo fractal, al son de los microtúbulos y el girasol.

Que no hay que temer soltar los protocolos ni el vademecum.

Que tenemos una gran responsabilidad para con la vida.

Que somos seres humanos libres, solidarios y alertas.

Que a pesar de la ciencia, aún hay esperanza.

Que no estamos solos porque detrás de tus manos y tu ser, hay un mundo de gente que está con todos nosotros  y que nos dejaron su conocimiento, su fuerza y su sabiduría,  no para nada, sino que para construir, continuar y perpetuar una labor médica y social.

Que no podemos olvidar que hoy estamos reunidos aquí, en Latinoamérica gracias a la mesianía y generosidad del gran Germán Duque y al recto de Eduardo Oliveros.

Gracias Maestro, J.C Payán.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)

+

3 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8