www.euromundoglobal.com

Mi Pequeño Manhattan...”

La Casona del Pinar

  • Para Cristina B. G.

Por Germán Ubillos Orsolich
miércoles 03 de agosto de 2022, 02:27h

02AGO22 – MADRID.- Llevo tres años veraneando en “La Casona del Pinar” huyendo de los calores de Madrid. En el Hotel “La Casona” lo que en realidad se paga es su temperatura, dicen las sirvientas de “La Casona” que allí hay dos estaciones, la estación de autobuses y el Invierno.

En “La Casona” la temperatura suele ser de unos ocho grados inferior que en Madrid; dormimos con colcha, sábana y una mantita en pleno mes de julio y agosto, en habitaciones espaciosas con amplias y magníficas camas y una terraza incomparable que da frente a un bosque de pinos centenarios, abedules, sauces, chopos enormes y frondosos castaños. Al fondo, las más altas montañas del sistema central.

“La Casona” está a 1230 metros sobre el nivel del mar. Allí, en esa terraza de las alcobas, te extasías viendo el bosque que se mueve y remueve con la suave y fresa brisa de las alturas, mientras recibes llamadas telefónicas de Madrid donde se están achicharrando de calor.

Realmente el ambiente singular y majestuoso se asemeja a los balnearios de las épocas narradas por Thomas Mann.

A cien metros de San Rafael sale una carretera en perpendicular y serpenteante entre majestuosos chalets y auténticas mansiones, hasta llegar a la puerta jalonada de la finca, porque “La Casona” es una finca con varias torres de apartamentos cuidados, jardines con tomateras, frondosos espacios con juegos para los niños y al fondo, abajo, el comedor de suculentos manjares servidos por camareras afectuosas y singulares.

Este año he conocido a una familia, la Banda Galán, constituida por una elegante y señorial viuda y sus vástagos, en realidad tienen algo de “Muerte en Venecia” de Mann, rodada por Luchino Visconti.

También he tratado a Nacho Arbalejo y a su esposa Paloma, periodistas del diario “El Mundo”; a la nerviosa, ocurrente y simpática Pilar Plaza; y a Lola Maljón, salvada milagrosamente de las aguas del mar donde se estaba ahogando y cuya madre salió del féretro donde la velaban ante el asombro de todos. Estas personas junto con Mariano, el “hombre para todo” al que yo apodo Gerard Depardieu, han aliviado con sus conversaciones y ocurrencias el pelín de aburrimiento que confieso haber sentido en algunos momentos, porque la sensación de serenidad y de soledad espiritual es a veces muy sedativa venido del tumulto, el ajetreo y el calor sofocante de la gran ciudad.

En pocas palabras, “La Casona del Pinar” es un lugar insólito e idílico en la provincia de Segovia, a una hora de coche de Madrid y a ciento cincuenta metros de San Rafael y a un tiro de piedra de El Espinar, uno de los pueblos serranos más entrañables y maravillosos de España.

Esto lo saben bien mis buenos amigos los escritores Alberto Martín Baro y su singular esposa la gran dama de las letras hispanas Angelina Lamelas, que lleva el mismo nombre de mi madre, cosa que ha alcanzado mi corazón.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8