www.euromundoglobal.com

Opinión: “Desde Mi Rincón o Despacho...”

“Libertad de conciencia-libertad de expresión”

Por J.M.M. Caminero
lunes 27 de diciembre de 2021, 01:41h

26DIC21.- Toda la historia ha existido el debate interrelacionando los conceptos-prácticas: libertad de conciencia, libertad de pensamiento, libertad de culto, libertad de expresión, libertad de publicación. Según la RAE, “es la facultad de tener y manifestar las convicciones interiores que fundamental los actos personales […]”.

“Libertad de conciencia-libertad de expresión”

Existen dos grandes metafísica o filosofías en esta cuestión, que sintetizando se denominan indeterministas y deterministas. En las primeras, se piensa que aunque el ser humano está condicionado por multitud de factores y variables e interrelaciones consigo mismo y con el medio, el ser humano tiene un cierto grado de libertad, de libertad interior, libertad de juicio, libertad de conciencia y de consciencia, y, de ahí, derivan, la libertad de culto o creencias, libertad ideológicas, libertad de expresión, y, libertad de publicación.

Los deterministas, aunque con diferentes grados, piensan que el ser humano está condicionado por multitud de factores, pero que apenas dejan libertad al individuo o al colectivo. Piensan, en esta corriente que se dispone de tan poca libertad interior o exterior, que prácticamente no existe, o existe en tan poco grado, que en la realidad el hombre no tiene libertad.

Cada ser humano, diríamos, con el tiempo, va percatándose de si dispone de libertad o no tiene, cada ser humano va desarrollando su libertad interior y exterior, siempre dentro de los márgenes de la legalidad, que suponemos racional y moral, dentro de la moralidad del individuo, que suponemos que estaría en los límites y horizontes de suficiente grado de verdad y bondad y racionalidad y prudencia y eficiencia.

Podríamos citar docenas de autores, aquí en esta cuestión, desde Platón, pasando por Agustín de Hipona, Tomás de Aquino, y toda la modernidad de estos últimos cinco siglos. Pero en un modesto artículo lo que tratamos de dilucidar, es que “por un lado si el hombre-mujer siente que son libres, al menos, en cierto grado y cualidad”, y, por tanto, la sociedad-cultura-Estado, le puede-debe permitir ejercer esa libertad, en especial, en el grado de expresión y oratoria y publicación y difusión –y, no ser castigado-sancionado-silenciado-marginado por ello-.

Que Occidente haya alcanzado grados elevados e importantes, en todos los campos del saber, tecnológicos, científicos, filosóficos, económicos, políticos, religiosos, y, todas las interacciones culturales, sociales, religiosas, y, en todos los campos, se basan en estos dos principios: por un lado la libertad de pensamiento-búsqueda-investigación-creación, y, en la medida, muy amplia de la legalidad vigente y de la moralidad aceptada, un grado-campo-horizonte muy alto-elevado de poder expresar esas ideas o conceptos o formas de ser-actuar-de sentir o de difundir, de ver-valorar…

Situamos el paradigma en Galileo, pero Galileo no fue condenado a la hoguera, aunque pudo estar cerca. Por lo cual, todas la historia europea, se basan en esa libertad y libertades, si Lutero permitió la libertad de conciencia e interpretación bíblica, con más razón, abrió o se levantó el telón de esa libertad, si se podía aplicar a la religión y a la Biblia, con más razón, se podría aplicar a la sociedad, a la política, a la interpretación cultural, a la búsqueda de la verdad en la Naturaleza, etc. Si nos fijamos bien, se concatenan-combinan-hibridan-interrelacionan las revoluciones, revolución religiosa con revolución científica, con revolución política, con revolución filosófica, revolución industrial, etc.

Puede suceder, que a veces, se indica, que el uso de la libertad se exagera, que se cae en el libertinaje, que nos hundimos en la anomia de la libertad—moralidad, que caemos en la anarquía de la libertad, en las borracheras de los sensualismos-hedonismos-escepticismos-relativismos-materialismos-epicureísmos morales de la libertad, etc. Pero, siempre con sentido común, siempre con racionalidad, siempre con prudencia, siempre con el saber ortodoxo, y, siempre con la moralidad de los Derechos Humanos, podemos fijar los límites y horizontes, en los cauces, en el foro-teatro-plaza-estadio de la vida, se pueda producir grados importantes de libertad, libertad interior y libertad exterior, y, no traspasar la mínima moralidad, la moralidad de los Derechos Humanos, de la moralidad del derecho natural, que es el antecesor de los derechos humanos de 1948.

Todo ese mar-ríos-lavas-afluentes-ríos-vientos nos llevan-cristalizan-materializan-escultorizan en la libertad de expresión-publicación-difusión, individual y colectiva. De un vecino con su vecino, de un autor en un libro o poema o novela o tesis doctoral o estudio de ciencia social. O de un conjunto de personas, formando o conformando o interpretando o dilucidando la realidad-verdad de una noticia-dato-hecho. De analizar-sintetizar-interpretar-comprender, no solo la tela de la bandera que ondea en el aire, sino las raíces de esos palos-fuentes-fundamentos-pilares de ese ente-cosa-acontecimiento-hecho-dato-argumento, es decir, los entresijos-entretelas-entrebastidores de la realidad –que puede ser social, política, económica, religiosa, cultural, etcétera-.

Esa mezcla de poder y de poderes en la que nadamos, a veces, desnudos, a veces, con algo de ropa, pero casi siempre un poco perdidos. Si, si no fuese, por la pequeña luz o candela o antorcha de la libertad de expresión, otorgada-aplicada-practicada, por los que nos informan, todavía, entenderíamos y comprenderíamos menos. Tendríamos menos libertad, seríamos menos “liber”, en el sentido antiguo de Atenas-Roma Clásica

http://personal.cim.es/filosofia © jmm caminero (21-22 diciembre 2021 cr).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8