www.euromundoglobal.com

Opinión: “Es Mi Sentir...”

Así lo siento

Por Geral Aci

domingo 21 de febrero de 2021, 17:50h
21FEB21 - MADRID.- No me gusta ver la televisión, engaña, contamina las conciencias, enseña violencia a los niños, nos dice cómo traficar con drogas, cómo cometer el crimen perfecto, cómo cometer un atraco y cómo golpear a una mujer sin recibir castigo. Tampoco me gustan las radios, escuchamos voces pero no vemos rostros, sabemos que leen lo que les autoriza el director que a su vez es autorizado por el banquero que publicita su centro de usura a través de la radio. No me gustan los periódicos porque al igual que los anteriores, publican lo que les “autorizan” los grandes clientes, por esa razón hace mucho tiempo que no leo ninguno.

Pero en busca de una emisora de música clásica me “topé” con la voz de la locutora que decía con cierto entusiasmo: primero EEUU, segundo Brasil, tercero Sud África, y así sucesivamente, hasta llegar al noveno lugar. Me llamó la atención, me gusta el deporte e imaginé un resultado de atletismo o algo parecido. Si, parecía una puntuación deportiva o la llegada de atletas corriendo una maratón, pero no, desgraciadamente no era así, el primero que nombraba era el país que encabezaba la lista de fallecidos por el corona virus que asola el planeta y los siguientes eran los que ocupaban el segundo, tercero y así hasta el noveno “clasificado”.

Me quedé pensando: es tan brutal nuestra existencia, estamos tan deshumanizados, que hemos perdido los sentimientos, el deseo de llorar, aunque sea por el dolor ajeno y pensar en viudas, huérfanos y la desaparición de abuelos y abuelas.

No es posible trasmitir estos hechos de una forma más civilizada. O por último preguntarse ¿a quién le interesa saber cuantas personas han fallecido por esta terrible peste o como dicen algunos, esta pandemia?

Quiero contar una anécdota, relacionada con nuestro comportamiento, anécdota, que aunque dolorosa, no quiero dejarla pasar: sufrí la pérdida de un ser muy querido, le mató el cáncer. Lo que ahora me parece una anécdota, en su momento no lo fue.

Cuando íbamos a subir al metro, me decía; ¡no quiero subir! Yo lo atribuía a la preocupación por su salud. Pero la razón era otra, los médicos le aconsejaron que usara mascarilla, porque sus defensas estaban muy bajas y debía evitar todo tipo de contagio, pero al subir al vagón la gente le miraba como a un pasajero extraño, raro, de otro mundo, se le había caído el pelo y las cejas, estaba muy delgado, y el rostro totalmente blanco, me daba cuenta que algunos pasajeros se apartaban, le daban el asiento, y quien estaba a su lado, me lo cedía a mi. Más que amabilidad creo era temor, a lo que fuera. Era el centro de atención, nadie lo disimulaba. Un pasajero con mascarilla era algo a rechazar. Hoy si sube alguien al metro sin mascarilla, llama la atención, la gente se aparta, lo miran con desconfianza, y comentan en silencio. Es el único que no lleva mascarilla. Así somos los seres humanos.

Ojalá esta llamada pandemia, se aleje para siempre, que nadie nos diga quién encabeza la lista de muertos, que nadie ofrezca mascarillas con diferentes dibujos, cualidades y precios, que no olvidemos nunca o hasta una próxima tragedia, que la sanidad debe ser pública y el personal sanitario no solo ser respetado, y homenajeado, sino bien remunerado. ¿Cómo es posible que un político que nunca ha trabajado cobre mensualmente más que una enfermera o el trabajador de un hospital?.

Además el político tiene muchas formas de obtener dinero ilícito a través de la corrupción, la traición a sus promesas y la deshonestidad con sus conocidos, una costumbre que nunca ha pasado de moda.

Cuando eso suceda, tal vez ya no habrán “opinadores” sobre la pandemia, tantos que ya sabemos mucho sobre virus, cuando se reproduce, cuando muere, incluso ya hay dibujos de los virus, no sé el que lo inventó si estaba en posesión a algunos, pero ya tenemos su retrato. Tenemos que sumarle qué debemos comer, cuales son los síntomas, si es útil o no la mascarilla, si es necesario lavarse las manos, o es una cuestión que inventó el fabricante de jabón, si es una maniobra política , o es un castigo de Dios por no acudir a misa con dinerito en el bolsillo, o es el demonio que nos castiga por no prestar atención a las mini faldas, o es el fin de la raza humana, algo que no me vendría mal, tengo pendiente la desorbitada factura de la electricidad.

No opino sobre fechas, si son cercanas o lejanas, pero seguro, que esta visita de virus no deseado, pasará y volveremos a tomar café fuera de casa, a reunirnos en una cafetería o a quedar con una dama o un caballero en una terraza si, creo que volveremos a ser los mismos. Pero sueño que cambien las conciencias, que alguna autoridad se preocupe si los niños y los mayores nos alimentamos correctamente o solo comemos basura plástica y la más mínima visita de virus nos pilla con las defensas bajas. Si la cultura que escasamente imparten los medios de comunicación es acertada, si desaparecerá la palabra corrupción o por lo menos esa costumbre recibirá el castigo correspondiente, si comprenderemos que la cultura, especialmente la literatura, es una buena medicina, para los poco civilizados seres humanos que hoy llenamos el planeta, sin descuidar que la ignorancia teme a la cultura y emplea cualquier medio para exterminarla. Espero que si, que todo esto suceda, con la colaboración de todos y la mía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8