www.euromundoglobal.com
Las averías de motor más comunes que puede sufrir tu vehículo
Ampliar

Las averías de motor más comunes que puede sufrir tu vehículo

martes 26 de enero de 2021, 01:28h

25ENE21 – MADRID.- El motor de un coche es el equivalente al corazón en los humanos. El motor es la pieza esencial e imprescindible de todo vehículo, sin la cual estos no se moverían. Su correcto funcionamiento es fundamental, por lo que vamos a exponer algunas de las averías más frecuentes, y unas pautas para detectar síntomas de su mal funcionamiento y anticiparse a averías que nos puedan obligar a enviar el vehículo al desguace antes de tiempo.

Como cuestión preliminar debemos advertir que es necesario, como medida de prevención, tener presente las siguientes precauciones:

  • Realizar los mantenimientos prescritos por el fabricante dentro de los límites de kilometraje o tiempo marcados. De esta forma minimizamos notablemente la aparición de averías, alargando la vida de nuestro coche.

  • También ayuda una conducción moderada, sin excesivos acelerones y frenazos, así como el uso correcto de los cambios. No llevar siempre el coche al límite.

Averías más comunes en el motor de un coche

Son muchas las averías que pueden producirse en el motor de un coche. A continuación os exponemos las más frecuentes.

Gripado de motor

Esta es una de las averías más graves del motor que se ocasiona cuando se produce un sobrecalentamiento o una lubricación inadecuada de los componentes que forman parte del conjunto. Alargar el cambio de aceite puede producir que se dejen de lubricar correctamente las piezas del motor y estas se estropeen. Si esto sucede podemos enfrentarnos al temido "gripado" del motor. Esto lo podemos evitar vigilando los niveles de aceite y cambiándolo cuando toca, además de manteniendo siempre en buen estado el sistema de refrigeración del vehículo.

Grietas en componentes del motor

Otra avería bastante grave son las grietas del motor por no reponer el líquido refrigerante o usar uno inadecuado para nuestro vehículo. Como en el caso anterior es necesario un correcto mantenimiento para reducir el riesgo de que esto ocurra.

Atasco en los inyectores

Esto es frecuente en coches de cierta antigüedad con muchos kilómetros encima. La suciedad se acumula en los mismos, lo que provoca una incorrecta combustión que puede causar daños en el motor. Para evitar esta situación es esencial el mantenimiento de los filtros y el cambio de aceite en los momentos recomendados.

Coste de las averías del motor

Algunas son leves (pocas). Otras graves y muy costosas de reparar, siendo su coste superior al valor venal del vehículo. En general, dada la importancia del motor en la estructura del coche, las reparaciones de averías de motor suelen ser muy caras y puede que no merezca la pena repararla. Lo que sí podemos hacer es comprar un motor de desguace o reconstruido que sustituya al averiado, ya que pueden servirnos como parche temporal para que el coche funcione.

¿En qué debemos fijarnos para saber si el motor está empezando a averiarse?

Anticiparse a la avería o al agravamiento de la misma puede marcar la diferencia entre una avería de fácil solución y otra irreparable. Por ello debemos estar atentos a determinados signos externos que nos advierten de que algo no anda bien:

Ruidos

Los motores tienen ruidos característicos que los distinguen. Suenan diferente según sean Diesel, Gasolina o Eléctricos. Si advertimos una modificación en el sonido normal que emite el motor puede ser síntoma de una avería. Esta avería puede deberse a la correa, a que se haya soltado alguna sujeción o a un verdadero problema de motor. En cualquier caso, que el motor no suene correctamente es un indicador de que debemos llevar el coche al mecánico.

Olores

El olor a quemado siempre ha de alarmarnos. Este olor no necesariamente tiene que estar acompañado de humo, ya que este quizá no se vea. Dicho olor puede ser producido por un derrape del neumático pero también por averías en el motor, por ejemplo por el desgaste de la correa de distribución. Otro ejemplo es el gripaje del alternador.

También debemos estar atentos a otros olores diferentes, ya que pueden deberse al filtrado de aceites y líquidos refrigerantes.

En todos los casos indicados el problema de los olores debe ser sometido al examen de un taller de electromecánica.

Humos

La extracción de abundante humo o de un color raro puede suponer un problema del motor que puede ser debido a:

  • Desgaste de pistones

  • Fallo de inyectores

  • Otras causas

Testigo del panel de mandos

Muchas de estas averías se trasladan a un avisador a nuestro panel de información del vehículo o en el ordenador de a bordo. No debemos despreciar los posibles alarmas y testigos que salten en el panel de avisos. En algunos casos no tendrán importancia, pero salvo que llevemos el coche al taller no sabremos si es una falsa alarma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8