www.euromundoglobal.com
El Valle de Sakana, viaje a la Navarra profunda
Ampliar

El Valle de Sakana, viaje a la Navarra profunda

A caballo entre Pamplona, San Sebastián y Vitoria, destino ideal para una escapada

miércoles 14 de diciembre de 2016, 01:22h

Port Jesús Caraballo -Miembro de FEPET

Los montes de hayedos y robledales y los pintorescos pueblos de la comarca de la Sakana permiten sumergirnos en las mejores tradiciones del viejo Reino de Navarra. Situado al noroeste de la conocida como Navarra Húmeda, está a medio camino de Pamplona, San Sebastián y Vitoria y muy bien comunicado, invitación inexcusable, por tanto, para acercarse a este bello enclave y dejarse seducir por sus numerosos encantos.

El Valle de Sakana, viaje a la Navarra profunda
Ampliar

Bañado por el río Arakil, el valle de la Sakana está flanqueado por la sierra de Aralar –al norte-, y por el Parque Natural de Urbasa – Andía, por el sur, y salpicado de numerosos montes de hayedos y robledales, entre los que destaca el de Beriain – San Donato o la Trinidad, por lo que es un destino perfecto para los amantes del deporte de la montaña.

En la sierra de Aralar, gran macizo cárstico, el monasterio románico de Zamarce, del siglo XII y uno de los más claros ejemplos del románico rural, y el santuario de San Miguel de Aralar (notables su retablo románico del siglo XII y su imagen barroca de San Miguel) son paradas obligatorias.

El Parque Natural de Urbasa – Andía, también de origen cárstico y, por tanto, con numerosas simas y grietas, se caracteriza por sus prados y frondosos hayedos, que alternan con los nacederos de ríos y arroyos de aguas turquesas. La cumbre más alta de la sierra de Andía es el monte Beiain – 1.493 metros-, conocido también como San Donato, por la ermita que hay en su cima.

En el valle de Arakil, en Etxarri – Aranatz, hay dos rutas que, entre bosques de robles y hayas, recorren algunos de los dólmenes más señalados de la zona, transportándonos a la misma Prehistoria.

El Valle de la Sakana se reparte en tres territorios históricos, la Burunda, Aranatz y el valle de Arakil. Alsásua, Etxarri – Aranatx, Uharte – Arakil, Irurtzun, Bakaiku, Arbizu y Olazagutía son algunas de sus poblaciones más importantes. En cualquiera de ellas, merece la pena perderse por sus calles y admirar sus magníficas casas blasonadas, o las bellas iglesias románicas, entre las que cabe mencionar la de Santiago Itxasperri, en Egiarreta. En la campiña, en cambio, los protagonistas del paisaje son los caseríos.

El disfrute de la gastronomía de la comarca es otra buena excusa para escaparse al Valle de la Sakana, afamado por su queso de oveja, perteneciente a la denominación de origen de Idiazábal, que comparten Navarra y Guipúzcoa; la chistorra –en el valle presumen de producir la mejor de España-, excelentes carnes y su refrescante sidra.

Por último, las fiestas no pueden faltar en la programación de un viaje a la Sakana. El viajero no puede perderse las de Santa Águeda, de Alsásua, donde nos dejaremos seducir por bailes típicos como el zortziko; los carnavales y sus peculiares personajes conocidos como momtxorros, o la feria de ganado de octubre. En Uharte – Arakil, también es renombrado el Día del Pastor, en donde compiten los perros pastores demostrando sus habilidades y se celebra un concurso de quesos.

En definitiva, un sinfín de buenas razones para hacer una escapada al Valle de la Sakana que, sin duda, no va a defraudar al viajero más exigente.

El Valle de Sakana, viaje a la Navarra profunda
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
5 comentarios
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8