www.euromundoglobal.com

Opinión: “Desde Mi Rincón o Sillón…”

“Personas con más inteligencia en la historia”

Por J.M.M. Caminero (20ENE-16)

miércoles 20 de enero de 2016, 03:08h
“Personas con más inteligencia en la historia”

0. ¿Por qué la naturaleza o la genética o historia crea o produce personas que están por encima del 140 de C.I? ¿Qué pueden aportar a la sociedad, a la historia, a la humanidad? ¿Teniendo en cuenta los datos en general, posiblemente no todos explotan sus talentos, y todas esas personas, en cierto modo llevan una cierta carga de rechazo social, al menos si todavía no han descubierto algo…?

1. Se considera que el 0,5% de la población tienen un cociente o coeficiente intelectual de más de 140. Por lo cual treinta y cinco millones de personas aproximadamente de todas las culturas y civilizaciones e ideologías y continentes y edades están por nacimiento diríamos en esa franja de realidad genético intelectual.

Es obvio y evidente que no todas esas personas serán conscientes de su inteligencia y de su alta inteligencia, y es obvio que no todas habrán desarrollado sus talentos en un campo específico de la realidad humana, y por supuesto no todas habrán estudiado para desarrollar ese talento… Ciertamente muchos habrán desarrollado su talento en oficios o negocios en los que posiblemente hayan prosperado, muchos otros, por diversas razones se habrán quedado en la cuneta de la historia, incluso quizás por debajo de la media en otros aspectos de la existencia, quizás un tanto por ciento de ese tanto por ciento, por no haber conocido su talento especial, que estén rozando la marginalidad…

2. Pensar y pensarlo bien, si como en algunas sociedades o países tienen planes especiales de superdotación o de inteligencias sobresalientes o de altas capacidades según se quiera indicar, si estadísticamente están viviendo o existiendo actualmente setenta millones de personas con superdotación, ciertamente en distinto grado. Imaginar que sucedería si ninguna de esas personas se perdiese o un tanto por ciento muy pequeño, todas las personas con esas características hubiese planes reales y prácticos y existentes desde la infancia para desarrollar sus talentos, sean talentos generales o específicos por una actividad humana… ¿cuánto cambiaría el mundo, cómo iría evolucionando en cantidad y en calidad, y en menos o en menor tiempo y a mayor velocidad…? ¿claro está algunos podrían indican que un cambio muy rápido en la sociedad no sería totalmente positivo, porque es someter a la sociedad a cambios demasiados rápidos y quizás demasiado profundos o esenciales…?

Porque no solo serían los grandes talentos en música, en matemáticas, en física, en ingeniería o en medicina que siempre se ponen como ejemplo, sino grandes empresarios, grandes pensadores, grandes artistas, grandes músicos y en cualquier otra actividad humana que fuese necesaria y positiva para la sociedad, la humanidad, etc. Teniendo en cuenta, ahora mismo, que diríamos somos la humanidad un gigante, con el pecho y los brazos de titanio, es decir, el desarrollo tecnocientífico enorme, y las piernas y los pies de barro, es decir, el desarrollo humanístico, filosófico, estético, cultural en sentido general con muchas limitaciones, por decirlo de una forma suave… Un desequilibrio que nos puede llevar al borde del abismo, si además tenemos en cuenta, que existe un salto cualitativo demográfico en estos dos últimos siglos, si se tiene en cuenta que el mundo es global, y que existen unas veinte grandes ideologías (sociopolíticas económicas, culturales, religiosas, filosóficas) que no armonizan o encajan entre sí, en grandes aspectos, etc.

2. Se podrían poner listas de personas que a lo largo de la historia han tenido o disponen ahora de una gran inteligencia: Platón, Aristóteles, Napoleón, Newton, Einstein, Marilyn Vos Savant, Hawking, Kim Ung-Yong, Leibniz, Spinoza, Erasmo de Rotterdam, Miguel Ángel, Paul Allen, Richard Rosner, Kasparov, Andrew Wiles, Judit Polgár, Dickens, Raffaello Sanzio, Faraday, Hirata, Terence Tao, James Woods, Leonardo da Vinci, Sidis, Suizaborg, Thomas Wolsey, Hugo Grotius, Galton, John Stuart Mill, Langan, Voltaire, Cervantes, Shakira, Madonna, Darwin, Goethe, Maxwell, Copérnico, Gauss, Galileo Galilei, Euler, Tesla, Ettore Majorana, Swedenborg, Hypatia, Marie Curie, Edith Stern, Dylan Jones, Sho Yano, Michael Grost, Asimov, etc.

Si se analiza la anterior lista las aportaciones a la sociedad son evidente, también algún caso que todavía diríamos el talento estaría en desarrollo y no sabemos muy bien lo que aportarán y quizás algún caso en esa lista que no ha desarrollado su talento o inteligencia teniéndola… Quizás haya que pensar que la mayoría de personas con esas altas capacidades las desarrollan poco o muy poco. No podemos olvidar que las personas que sufren diríamos ese gran talento o gran capacidad intelectual llevan sobre ellas una enorme carga, y muchas de ellas, sabiéndolo o no, no querrían llevar sobre sus hombros, durante toda su vida esa enorme responsabilidad, hay quién habla que no se adaptan totalmente a la vida social, que no tienen demasiada empatía social, que sufren por lo general un precio muy alto de silencio e incluso de marginación, y que si no descubren algo, o no hacen florecer sus talentos, sean en los campos de la economía o del saber o de las artes, es sobre ellos una enorme carga que pueden tener consecuencias, a veces, no demasiado positivas.

Posiblemente si se detectara todo este talento en el mundo, se produciría una evolución y un progreso más deprisa y más profundo en todas las áreas de la actividad humana. Por lo cual, si alguna vez seriamente se plantea solucionar los graves problemas existentes en el mundo actual y que nos pueden llevar a una situación compleja, por denominarlo de forma sencilla, o ya estamos en una situación compleja, por expresarlo de una forma suave. Una de las medidas que habría que tomar y decidir de forma universal es aprovechar todo el talento natural que cada año nace y surge en el mundo. Es decir, tenemos una mina de talento, más preciosa que el oro y los diamantes, que cada año nace de forma natural, como las flores, y quizás no las aprovechemos de forma correcta… y adecuada… y conveniente… por el bien de esas mismas personas, que no sufran más de lo que tengan que sufrir, que no sean conscientes de su inteligencia cuando ya quizás sea demasiado tarde, para que sirva para ellos mismos y sus familias y para la sociedad y la humanidad, etc.

Es común en mi sociedad echar la culpa de los males que sufrimos a los gobernantes y políticos y a Dios, y si Dios nos hablase directamente, a lo mejor nos diría, os he dejado unas mínimas normas morales, que la mayoría no queréis cumplir, cada uno se salta la que quiere, y en segundo lugar, os he dato una tierra y una naturaleza con enormes posibilidades en todos los sentidos, y en tercer lugar, cada año nacen personas con enormes talentos y capacidades que no sois capaces de diagnosticas, dirigir, enseñar, educar y que fructifiquen dichos talentos que quizás poco a poco nos solucionarían enormes enfermedades sociales, biológicas, psicológicas, económicas, políticas, artísticas, ideológicas, etc. Es decir, en una palabra derrochamos la herencia que la naturaleza nos proporciona, la riqueza natural humana que la naturaleza misma nos proporciona cada año… desde la noche de los tiempos…

Como aquel escritor que comentaba viajando por el sur de Estados Unidos, al ver a los aparceros negros, y se preguntaba “¿Cuánto talento o genio se estará perdiendo…?”. Pues diríamos que hay o habría tres categorías, todo el talento que jamás se reconoce y por tanto no se forma, por diversas circunstancias, en segundo lugar, todo el talento que se forma y se desarrolla de alguna manera, pero la sociedad y los órganos de gestión de la sociedad, en todos los ámbitos, privados o públicos, no son capaces de reconocer ese talento, y en tercer lugar, que creo que es la cantidad o proporción menor, aquellos que conocen su talento, se les forma y se les educa y lo hacen fructificar y por parte de la sociedad lo valoran, sea de una manera o sea de otra…

Para terminar y dar siempre una pequeña esperanza, no hay que decir que quién crea tenga un talento o los padres se planteen que su hijo o hija pueda tener una inteligencia mayor a la media, puede consultar con psicólogos escolares o extraescolares, y también existe una organización que se llama Mensa que se ocupa de este particular…

3. Para concluir teniendo en cuenta lo anterior podríamos inducir la enorme necesidad de detectar a esas personas con esos valores, igual que hay que diagnosticar a las personas con deficiencias, para ayudar a unas y a otras, para que sus vidas sean más fáciles, mejor orientadas desde la infancia, y puedan sobrellevar y llevar mejor su pesada carga sobre sus cabezas y sus hombros. Y desde luego si es posible aporten algo positivo a la humanidad, sea poniendo un negocio o una pequeña empresa o descubriendo un teorema matemático o abriendo nuevas concepciones en algunos temas de algunos de los saberes, o aportando algo a alguna de las artes, o siendo grandes filántropos o grandes buenas personas a nivel moral o ético… Es decir, sean un buen incentivo para la sociedad y la humanidad…

© jmm caminero (31 diciembre 2015-12 enero 2016 cr)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8