www.euromundoglobal.com

Berlín celebra el centenario del hallazgo de Nefertiti, la Reina del Nilo

Berlín celebra el centenario del hallazgo de Nefertiti, la Reina del Nilo

El 6 de diciembre de 1912 fue descubierta la obra en el desierto de Egipto. El Neues Musem, donde está, abre una gran muestra en su homenaje.

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

Cuando el arqueólogo alemán Ludwig Borchardt halló el busto de Nefertiti, el 6 de diciembre de 1912, entre las ruinas del taller de Tutmose, el supervisor de obras y escultor de la Corte de Amarna supo de inmediato que había desenterrado una obra maestra.

“Su belleza no se puede describir. No sirve describir: hay que ver”, escribió el arqueólogo en su diario, después de contemplar el rostro sereno y misterioso de la reina.

El busto de Nefertiti, esposa del rey sol Akenatón, permaneció enterrado más de 3.000 años en las arenas del desierto egipcio de Amarna. Su belleza embrujó a Ludwig Borchardt, quien tomó una decisión categórica y riesgosa hace 100 años: debía llevarla a Alemania.

El equipo de arqueólogos dirigidos por Borchardt rescató más de 10 mil piezas de Amarna, y cuando negoció las piezas  que podía llevarse a su país con las autoridades francesas y egipcias, les dijo que el busto era “una pieza de yeso sin valor”. El engaño fue descubierto en 2009, cuando salieron a la luz varios documentos que registran las negociaciones que realizó Borchardt.

Según un acuerdo de la época, Alemania y Egipto dividirían los hallazgos a mitades, previa inspección y selección de los funcionarios locales. El “busto de yeso sin valor” llegó a Berlín en 1913, pero fue exhibido por primera vez en 1924. Nefertiti, también conocida como La Reina del Nilo, cautivó a la capital alemana y ese mismo año Egipto inició una larga batalla diplomática, que aún no finaliza, para recuperar el busto. 

La obra, de 47 centímetros y 20 kilos de peso, hecha en piedra caliza, ha vuelto a encandilar a Berlín a un siglo de su hallazgo. Instalada en el Neues Museum desde 2009, Nefertiti inspira una  exquisita muestra con 600 piezas que Ludwig Borchardt desenterró en Amarna y que nunca antes habían sido exhibidas al público, como una hermosa estatua en miniatura de la famosa reina.

La exposición A la luz de Amarna. Cien años del hallazgo de Nefertiti exhibe pequeñas obras de arte realizadas hace más de 3.000 años, así como el diario de excavaciones de Borchardt, junto con el protocolo  del reparto de hallazgos que se  firmó en El Cairo en 1912.

En medio de la fiesta para celebrar el centenario de la “resurrección arqueológica” de Nefertiti, el presidente  de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano, Hermann Patzinger, señaló que el busto jamás será devuelto a Egipto. “Nefertiti permanecerá en Berlín, porque es parte de la herencia cultural de la humanidad”, dijo.

La intervención de Hitler 

Nefertiti, cuyo nombre significa “la más hermosa ha llegado”, fue esposa del faraón que introdujo la religión monoteísta en Egipto, Akenatón, en el siglo XIV antes de Cristo.

Las autoridades egipcias aspiran hace décadas a su retorno a El Cairo. En 1933 casi lo consiguen: el entonces mariscal Hermann Göring quería devolver la obra como prueba de amistad con Egipto, pero el mismísimo Adolf Hitler se opuso. Declaró a Nefertiti como su ícono. “Jamás renunciaré al busto de la reina”, dijo el dictador. 

Gracias a la resolución de Hitler, Nefertiti se salvó de caer en manos del Ejército Rojo, el primero en ocupar la capital del III Reich. El 6 de marzo de 1945, sólo unos días antes de la capitulación, el dictador ordenó que el tesoro cultural de Berlín fuera trasladado a una mina en Turingia, donde fue hallado por las tropas estadounidenses.

Así, el célebre busto sigue  encandilando cada año a más de un millón de visitantes que acuden al Neues Museum de Berlín para contemplar la misteriosa belleza de la reina de la Corte de Amarna.

Según Hermann Patzinger, Nefertiti “se encuentra legalmente en Berlín”. El presidente de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano contó que había invitado a la inauguración de la muestra al ex ministro de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, acaso quien más esfuerzos ha desplegado por recuperar el tesoro arqueológico de su país. Por ello, y por su inseparable sombrero, la prensa occidental llegó a bautizarlo el “Indiana Jones” de El Cairo. Fue destituido en 2011 y desde entonces la calma ha vuelto a instalarse entre las dos capitales. 

Berlín también invitó al nuevo ministro, Mohamed Ibrahim Ali.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8