www.euromundoglobal.com

El Baul”, con noticias del planeta...

Aleccionar a jóvenes para ser comunistas con las obras de Ian Fleming “Desde Rusia con Amor” y otras
Ampliar

Aleccionar a jóvenes para ser comunistas con las obras de Ian Fleming “Desde Rusia con Amor” y otras

Por Gabriel L. Goold, cine – (desde Alicante - España)

sábado 28 de mayo de 2022, 16:35h
Aleccionar a jóvenes para ser comunistas con las obras de Ian Fleming “Desde Rusia con Amor” y otras

28MAY22.- La propaganda de Hollywood era muy fuerte para los políticos soviéticos que lideraban en los años 60 y para contrarrestar esa publicidad decadente y democrática, sacó el comité de radio y televisión rusa el James Bond Soviético. Unas mini series televisivas siendo el protagonista, Max Otto Von Stierliz.

Aleccionar a jóvenes para ser comunistas con las obras de Ian Fleming “Desde Rusia con Amor” y otras
Ampliar

Durante la época de la guerra fría Estados Unidos y Rusia eran las dos potencias más poderosas he imperialistas que existían en esos años. La lucha como titanes de ser el número uno y tener control absolutista del planeta hacía que el ambiente geopolítico se calentara en todo momento con una máxima y continuada tensión.

Max Otto Von Stierlitz fue el protagonista de una serie de espías rusos contrarrestando la potencialidad propagandística del mundo democrático y liberal que venia subyaciendo al resto del mundo por parte de Hollywood.

Max Otto von Stierlitz era el nombre alemán del protagonista, en realidad su nombre original era el coronel Maxim Maxímovich Isáyev.

“Diecisiete instantes de una primavera”, fue estrenada en el año 1973, su primer capitulo de un total de doce capítulos fue donde se estreno el personaje similar al que Ian Fleming representó en sus novelas de agentes secretos ingleses, destacando el personaje de James Bond 007, agente para matar. Pero para la URSS y apoyado en este caso por el sistema se creo la serie de agentes secretos con otro tipo de ideología más progresista que existía en la antigua unión soviética en los años 60.

Llevan años rumoreandose que el actual presidente ruso Vladimir Putin, presentó dos años más tarde de la emisión de estas minis series, su solicitud para ser admitido en la KGB. Putin solo tenía 21 años en esos momentos. Dio la casualidad que el primer destino que le asignaron a Bladimir fue la ciudad de Berlín donde el personaje de la nueva serie de espías rusos de los años 60, que tanto admiraba, realizaba sus trabajos de vigilancia y arduas investigaciones con el famoso protagonista imaginario Max Otto.

“Diecisiete instantes de una primavera”, con el actor Stierlitz (Nombre ficticio), era bastante distinto al personaje de James Bond británico, seductor y con la frivolidad y demostración de la decadencia del régimen democrático, que era lo que se decía en los buros políticos del Krenlim. Si no era todo lo contrario fue un personaje creado por Yulian Semiónov escritor de novelas ruso que estaba más a favor del sistema que gobernaba. Otto era un galán ruso muy dedicado a su trabajo, estaba casado, bebía sobriamente café, y era típico, verle con el rostro reconcentrado, para sacar adelante sus peligrosas misiones.

La época en la que está enmarcada la serie fue durante los últimos meses del III Reich y su argumento gira alrededor de las negociaciones secreteas entabladas en Suiza entre las SS de Hitler y la OSS (antecesora de la CIA) de los EEUU, para firmar la paz entre los Aliados y el III Reich dejando al margen de la misma a la Unión Soviética.

Hitler delira y los altos jerarcas nazis, desesperados, intentan pactar a escondidas con los aliados occidentales, en especial con los estadounidenses. Aceptan la derrota pero quieren un final digno, que no les deje a la merced del ejercito rojo.

El agente, que lleva dos décadas en Berlín y se ha infiltrado entre los altos mandos nazis, consigue desbaratar los planes alemanes sin tecnología punta ni apenas dinero. Tan solo con su inteligencia podía superar los obstáculos que se presentaban.

Pero el James Bond ruso con el nombre Max Otto, tenía una misión casi imposible de finalizar. La operación denominada Sunrise, (amanecer) este hecho en concreto fue verídico. El 8 de marzo de 1945 que también se le denominó operación crucigrama, fue el nombre en clave asignado a las negociaciones secretas llevadas a cabo por el general de las SS Karl Wolff, Plenipotenciario general para el ejercito del tercer Reich, Italia, y el agente estadounidense Allen Dulles (copostruttura OSS en Suiza), con el objetivo de negociar una rendición de las fuerzas alemanas separadas desplegadas en el norte de Italia y las fuerzas colaboracionistas de la Republica Social Italiana favoreciendo una rápida transferencia de poderes en manos de las fuerzas angloamericanas de los Aliados.

Las conversaciones, como temía Stalin tenían como objeto colateral evitar la expansión del comunismo. Los nazis y los aliados estaban pactando en contra de la URSS. El dos de mayo, los nazis se rindieron en Italia.

Pero Stirlitz, en la serie, sabe sortear todos estos obstáculos, poniendo fin los planes contra su país y, por ello, el orgullo patriótico entre la ciudadanía soviética se disparó. El coronel Isayev, alias “Statandarenführer” Max Otto von Stirlitz, se convirtió de la noche a la mañana en un personaje publicitario propagandístico para las repúblicas socialistas.

La mini serie duró doce capítulos, de una hora de duración cada una. Las calles se quedaban vacías durante su emisión. Para el Comité Estatal del Consejo de Ministros de la URRS para la radio y televisión, que fue el departamento de los que se encargaron de subvencionar el trabajo propagandístico de estas mini series, estaban orgullosos de ello. Porque fue todo un éxito de aceptación entre la ciudadanía. Los niveles de audiencia aumentaron casi un 100% haciendo que se popularizara la saga y consiguiendo los objetivos del partido, que fuera visionado entre 80 y 100 millones de televidentes cada día que emitían.

También se pudo comprobar que el nivel de criminalidad disminuía durante la emisión. Se decía durante esa época y en secreto en los pasillos del Kremlin, que el hasta el mismísimo Leonid Brezhnev, entonces líder de la antigua URSS, cambiaba su agenda política y reuniones de partido para ver las andanzas de aquel intrépido y serio espía que boicoteaba a los nazis.

En la actualidad se suele emitir por la televisión pública la serie, el día 6 de mayo día del derrocamiento del imperio nazi y finalización de la guerra occidental, levantando así el patriotismo ruso.

Aleccionar a jóvenes para ser comunistas con las obras de Ian Fleming “Desde Rusia con Amor” y otras
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8