www.euromundoglobal.com

Opinión:

Pandemia, círculo virtuoso de la elite chilena

  • Los ingresos, la riqueza y la salud fluyeron hacia arriba, en vez de derramarse hacia abajo”

martes 23 de junio de 2020, 16:38h

Por Dolores Pizarro Vidal – desde Santiago de Chile

22JUN20.- Triste me parece tener que reconocer que Chile se convierta en uno de los focos mundiales ante la pandemia. Pero no era que resultará extraño. Así lo expresaban ya muchos de los medios y medidas que se proyectaban desde los sectores independientes, que veían con derrotismo como se tomaban medidas del terror desde el gobierno central, incluidas las máximas autoridades de salud y parlamento. Acá todos hemos sido culpables.

Pero menos culpable una ciudadanía que –obligada- ha salido a las calles a trabajar por malas señales de liderazgo, por tacañería desde el Estado y desde la indiferencia del poder legislativo.

Que difícil resulta separar la salud de la economía (las siamesas), sobre manera en estos tiempos de neoliberalismo. Que nada tiene de liberal. Impuso una ortodoxia intelectual con guardianes totalmente intolerantes al desacuerdo.

“…Algunos o todos esperamos que esto llegue a su fin para que resurja una nueva historia. La forma de globalización prescrita por el neoliberalismo dejó a individuos y a sociedades enteras incapacitadas de controlar una parte importante de sus propios destino…” (Dani Rodrik Dr. en Economía Harvard)

Resulta tan triste someterse a la involución misma queriendo ser dioses, y hasta pitonisas proyectando economías de mercado para asegurar la vida de los 10 próximos años cuando si seguimos en este paso difícilmente existirán chilenos a quien gobernar o masacrar.

La impotencia está en todos los sectores, sobre todo en los que no tienen voz, me refiero a los ciudadanos comunes. Se podría inteligentemente y pensando en el “Ser más que en el tener”, interrumpir el modelo de libre mercado de Chile, un país que algunos pretendieron convencer con una aproximación a los países europeos en todas sus formas, menos en lo que importa el valor y reconocimiento a la vida. Los chilenos carecen de los derechos fundamentales salud, vivienda y trabajo. Todas necesidades mezcladas entre ellas desde décadas llegan a un mismo punto sin salida para el individuo común pero que ha amasado fortunas en las familias más ricas e influyentes del país. Luksic, Angelini, Matte, Saieh, Paulmann, Yarur, el grupo Penta, Ibañez, Said, Izquierdo Menéndez, Navarro, Solari, Calderón, Cruzat, Cueto, Piñera.

La fundación Sol, indica que en este selecto grupo encontramos a los principales accionistas de los 114 Grupos Empresariales de Chile según la Superintendencia de Valores y Seguros, también incluye Ex Ministros y funcionarios de la Concertación y los principales ejecutivos que sirven a las empresas que pertenecen a estos Holdings. Dueños de los bancos, compañías de seguro, los supermercados, multitiendas, farmacias, las AFP, Isapres, las pesqueras, las eléctricas, forestales, mineras, salmoneras, medios de comunicación, en fin, los dueños de Chile, la elite que configura y decide día a día la economía nacional.

Estas familias y sus ejecutivos toman decisiones que afectan cotidianamente la vida de todos los chilenos, ya que de ellos depende:

La tasa de interés del banco, cobros excesivos de servicios básicos, supermercados, rentabilidad de AFP., valor de Isapres, intereses de las multitiendas, condiciones para los emprendimientos y cadena de contratistas. Precios de pasaje bus o avión. Los peces disponibles para nuestros pescadores artesanales. Línea editorial de sus medios o principales medios de comunicación, arancel de Escuelas o Universidad Privada. Posibilidad de educación y salud publica universal y de la calidad a través de los impuestos. Y hasta los jugadores que contrata el equipo de futbol favorito de los chilenos.

Hoy, con una epidemia en desarrollo como la segunda más afectada de Sur América con 5.355 contagiados, 7.144 fallecidos (Ministerio de Salud de Chile) transformándose en la 4. ª Zona con más contagios de Covid-19 a nivel mundial (Universidad de John Hopkins).

Los chilenos necesitan y solicitan rescatar el 10% de sus dineros –cautivos- que corresponden a los ahorros previsionales de años de trabajo y esfuerzo, con el fin de paliar sus gastos y deudas de tal modo de llevar una cuarenta digna y vencer el virus que mata todos los días a centenares de compatriotas. El estado se niega rotundamente, sintiéndose una vez más dios y sometiendo a todos a una dictadura camuflada.

La Fundación Sol, revela datos que no dejan indiferente y que en la práctica funcionan así: curiosamente las AFP que administran las pensiones de todos los Chilenos están invertidas en acciones que poseen los cinco grupos más ricos del país, estas a su vez son dueños de los bancos, comunicaciones, clínicas, minas, servicios, combustibles, es decir de casi todo lo que consumimos los chilenos - Este es el círculo virtuoso- entonces todos estos ahorros de años siempre a disposición de los más ricos de Chile, a quienes les pagamos por administrarlos y quienes nos castigan cuando perdemos en la bolsa, hacen cada día más y más poderosa sus billeteras.

En tanto, compramos en sus supermercados. Pero su avaricia no da tregua y mientras nos encontramos en pandemia los productos de la canasta básica han subido 10 a 15% su valor y siguen en alza. Ellos, son también quienes ofrecen los dineros para los créditos hipotecarios que ahora nos han obligado (gentilmente) a repactar con intereses reevaluados a dos años más. Ellos han subido el combustible y no solo la bencina sino el más esencial para calentar los hogares el keroseno. Entre otros.

Son estos grupos económicos que no quieren que tomemos partes de nuestros ahorros con el discurso de cuidar nuestro futuro en la vejez. Otro tema es la vejez en Chile, las pensiones ya sean solidarias del Estado o de las AFP no ha sido lo prometido, no reintegra la inversión de años ni mucho menos alcanza para sobrevivir.

Sin embargo la dicotomía es trágica, los chilenos solicitan un dinero para vivir ahora, en un suceso mundial, dinero que se devuelve sigilosamente a los mismos grupos económicos. Aun así… prefieren que la multitud siga sin tomar cuarenta, trabajando mucho y pereciendo.

Este es el círculo virtuoso de la elite chilena, que no ha dejado que la pandemia se termine. Grupos económicos y cinco familias que están en las cúpulas de todos los estamentos públicos y privados e incluso el parlamento, ahorcando a más no poder cualquier fuga y que no se satisface con nada. Incluso ahora.

Esta es la madre de las pandemias, que incluso le ha ganado al COVID-19.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8