www.euromundoglobal.com
TURANDOT en el Teatro Real. Fin de temporada
Ampliar

TURANDOT en el Teatro Real. Fin de temporada

jueves 03 de enero de 2019, 21:03h

03ENE19 – MADRID.- Coincide mi reciente viaje a Irán, a la Antigua Persia, con la representación de la ópera Turandot, de Puccini, con la que ha culminado la temporada operística del Teatro Real. Una ópera vibrante, espectacular, llena de misterio y magia, en la que la princesa Turandot vive aislada en sus propias cadenas para vengarse de todo hombre que pretende conquistarla.

Esta obra, Turandot, fue la última que el compositor escribió, una obra inconclusa porque a Puccini le sorprendió la muerte, aunque ya esperada dada la precariedad de su salud. Cada autor, en cada una de sus obras, nos va dejando una huella indeleble de su propia vida, o así lo quiere pensar el espectador. Turandot es una historia, podríamos decir, que de mujeres, de esas mujeres que viven reprimidas por las tradiciones de sus pueblos, por un pasado de siglos, incluso porque se les imponen unas normas a las que no pueden sustraerse. A Turandot la habían desposeído, incluso, hasta de los sentimientos más legítimos. Se había prohibido amar aunque su corazón ardiera.

La historia de Turandot recuerda a las mujeres de Irán, a las mujeres de la Antigua Persia, esas mujeres que caminan airosas, envueltas en sus amplios ropajes negros, que van dejando una estela de misterio por donde pasan y que nos llaman poderosamente la atención. Curiosamente, las mujeres de Irán parece que quisieran pasar desapercibidas, ocultos sus rostros y cabellos, ocultas las formas de su anatomía a ojos extraños, pero sin embargo su presencia en las calles, en las medinas, en las mezquitas o en las plazas públicas, son más que visibles. Yo diría que su sola presencia basta para invisibilizar a los hombres, a los monumentos, a todo lo que las rodea. Estas mujeres persas, como gustan ser llamadas, se acercan a las mujeres extranjeras para fotografiarse con ellas, para comunicarse y entablar conversación. A las mujeres persas las han podido privar de ciertas licencias sólo permitidas a los hombres pero no han podido arrebatarles su personalidad y su arrojo y eso es lo que se percibe al mirarlas.

Por todo ello, hay algo, no visible en la ópera de Puccini, pero que está ahí al albur del espectador. Turandot estaba llena de venganza, una venganza sorda, turbia, pero al fin, afloran sus sentimientos. Así, la evolución de la propia sociedad persa convierte a sus mujeres, a millares de Turandot en tolerantes, pacíficas, asumiendo su destino con dignidad porque saben que la paciencia llegará muy lejos.

Puccini no era feliz cuando escribía esta ópera. Sus relaciones personales no pasaban por su mejor momento. Su esposa nunca lo comprendió ni se esforzó en indagar en la sensibilidad de su esposo. Se sentía muy desgraciado y tuvo fuertes deseos de acabar con todo, de romper aquellos lazos que lo tenían aprisionado, pero fue cobarde y no lo hizo. Pudo más su lealtad a una sociedad conservadora, a una familia y a una esposa que no lo amaba. Murió triste sin haber conseguido lo que tanto buscó, Sólo la música llevó a su vida algo de alegría. Su mujer se dio cuenta muy tarde, cuando ya no había remedio. Lloró mucho pero sus lágrimas fueron inútiles.

Turandot fue acabada por Franco Alfano y se estrenó en Abril de 1926 en la Scala de Milán.

Lo más complicado de la ópera se encuentra en el segundo acto cuando Turandot explica la razón de su comportamiento. Por fin, ya en el tercer acto, el amor vence mientras el tenor interpreta Nessun dorma para demostrarnos que el amor, en cualquier circunstancia, supera al odio.

Turandot, nombre persa, significa “La hija de Turandot” y se remonta al poema titulado “Las siete bellezas o las siete princesas”, obra de Nezami Ganyaví, uno de los grandes poetas épicos de la literatura persa. El poema relata la historia de un príncipe de la época Sasánida, que tenía 7 princesas, cada una de un lugar. Egipto, China, Rusia, Grecia, Turquía, India, Asia Central.

El Teatro Real ha ofrecido a los espectadores una bellísima ópera para coronar con gran brillantez el 2018 y su temporada operística.

TURANDOT en el Teatro Real. Fin de temporada
Ampliar

Concha Pelayo (*)

(*) Concha Pelayo - Es escritora/ Gestora Cultural - Miembro de AICA, FEPET y ARHOE - https://voydetapas.blogspot.com.es/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8