www.euromundoglobal.com

“El Capricho de Dionisos…”

El Microscopi, un tinto que cura el cáncer

  • Desde hace años, por estas fechas, suelo hacer mención de una bodega, de un vino, o del creador del mismo, que hayan marcado mi memoria. En esta ocasión los tres conceptos se aúnan en la personalidad de la bodeguera Irene Alemany.

viernes 28 de diciembre de 2018, 01:53h
El Microscopi, un tinto que cura el cáncer

27DIC18 – MADRID.- Conocí a Irene, en los albores del presente siglo. Aquel verano, La Universidad de Almería convocaba unas jornadas enológicas en la localidad costera de Adra. Acudí como conferenciante.

El Microscopi, un tinto que cura el cáncer

La directora del Curso, Lola Díaz, requería una ponencia con el titulo “La enología. El vino en los medios de comunicación”. Su extensión no me echó para atrás. El Power Point - lo mejor documentado que pude -, iba trufado de anécdotas y sugerentes imágenes con el propósito de interesar a la audiencia… y no fue del todo mal, a juzgar por el debate que siguió a la exposición. El resto de mi estancia en Adra fue una gozada (cumplidamente remunerada), amén de probar vinos excelentes, y disfrutar de la sabiduría y erudición de buenos amigos: la enóloga María Isabel Mijares, el experto multidisciplinar y gastrónomo Ismael Yubero, el bodeguero autodidacta Carmelo Rodero.

Concluidas las interesantes ponencias, público y conferenciantes acostumbrábamos probar las últimas novedades de bodegas que llegaban aportadas por sus creadores. A una mayoría, les precedía la excelencia confirmada por valoraciones en concursos de vinos.

Algunas otras elaboraciones concurrían seleccionadas por el acreditado ojo clínico de la directora del Curso. Creo que así sucedió con el tinto Sot Lefriec, añada 1999, de Irene Alemany. Licenciada en Enología y Viticultura en Borgoña, la enóloga catalana había trabajado en bodegas de la región francesa durante un quinquenio. Allí conoció al que iba a ser su marido, el bioquímico y enólogo francés Laurent Corrio. Más tarde, ambos decidieron emigrar a EE.UU. con objeto de trabajar durante un tiempo en bodegas de Sonoma County, en California. Regresaron a Francia con intenciones de poner en práctica las técnicas observadas con vinos del Nuevo Mundo, hasta que con motivo de una visita a Villafranca del Penedés, el padre de Irene les convenció para hacerse cargo de un viñedo familiar.

Aquellos frutos ecológicos de sus cepas dieron como resultado Sot Lefriec de 1999, un verdadero tintazo, vinificado de forma artesanal por la pareja de enólogos… ¡En un almacén de la localidad!. Constituyó una gratísima sorpresa aquella primera elaboración de una añada que daba por concluido un siglo. Un vino de garaje del Penedés, diferente del resto de los formidables vinos que probábamos.

Irene Alemany, presentaba en primicia, un vino pleno de fruta, sabroso y largo, que asombró por su elegancia y contundencia. La joven, aparecía doblemente ilusionada. Por el reconocimiento a su primer vino, que tantos elogios obtuvo, y naturalmente por la gozosa expectativa del nasciturus, primogénito, (que ya evidenciaba su avanzada gravidez).

Bastantes años después, la enóloga fue diagnosticada de un tumor. Lo celebré, cuando pasado un tiempo conocí su curación. La consecuencia de tan buenas noticias fue un tinto, ¿adivinan su nombre?: El Microscopi. Un vino tinto ecológico, que la bodega Alemany & Corrio elabora desde el año 2014. Sus nueve euros, se destinan íntegramente a un proyecto pionero en la curación del cáncer que se investiga en el Instituto Oncológico del Hospital Universitario Vall Hebrón (IOHVH).

Los resultados obtenidos en la investigación, prevén fundadas expectativas en la prevención y curación del cáncer mediante el aumento de los linfocitos de los pacientes, y es debido a su influencia positiva en el sistema inmunitario. 2018 es el quinto año consecutivo que la bodega Alemany & Corrio, presenta El Microscopi 2017.

Una nueva añada de un vino de terroir, procedente de viticultura sostenible. Se elabora con métodos biodinámicos siguiendo el ciclo de la luna, y ha fermentado con las levaduras y bacterias autóctonas de sus uvas. Embotellado sin filtrar, es resultado es un ensamblaje (al igual que sus artífices), de la variedad autóctona cariñena, 80%, y la transpirenaica merlot 20%.

(Creo recordar que la familia incrementó la nómina de hijos. También aumentaron sus vinos. Todos ellos elaborados de forma artesanal, con los métodos descritos anteriormente. Porque además de los mencionados Sot Lefriec y El Microscopi, Alemany & Corrio elaboran Pas Curtei, un tinto maduro con crianza; Principia Mathematica, blanco seco y ligero; Cargol Treu Vi, un vino de xarel·lo fresco, con gran presencia de fruta blanca; y Despullat, un vino natural, sin crianza ni sulfitos).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8