www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi pequeño Manhattan…”

Vengo del cementerio

Por Germán Ubillos Orsolich (*)

miércoles 01 de noviembre de 2017, 19:49h
Vengo del cementerio

01NOV17 – MADRID.- Vengo del “Cementerio de la Almudena”, de visitar la tumba de mis padres. A los 74 años y algo averiado se necesita fe o algo de coraje, pues si a mi edad te levantas y no te duele nada es que estás muerto.

El día es gris y algo húmedo, la temperatura suave, como la del Cantábrico, me acompaña Paco el marido de una amiga. Atravesamos Madrid a toda velocidad, es muy temprano, los madrileños duermen la resaca, el agotamiento o la tristeza. Conduzco el viejo Citroen Saxo. Compramos flores. Una docena de claveles rojos y blancos para mis padres, mis abuelos y mi querida hermana, todos están allí, vamos, sus cuerpos. Sé que es un dormitorio y que todos van a despertar algún día, el día que solo lo sabe el Padre, pues ni el Hijo lo conoce.

Me pierdo un poco pero Paco me señala con acierto la sepultura, pues según el señor Mena, mi amigo el sepulturero, se dice sepultura y no tumba como torpemente la llamé durante largo tiempo. Es magnifica y cercana a la Basílica. Mi hermano con su fino humor negro me daba a elegir en la separación de bienes entre un buen piso o la sepultura, él sabe que estoy un poco loco, bueno todos los estamos, también tu querido lector aunque no te lo creas.

Llegado a la sepultura me pongo a hablar con ellos, con la total convicción de que me están escuchando; están mis abuelos paternos, mis padres y mi hermana, miro si aún queda sitio para poner mi nombre pero lo veo muy negro, quizá haya que ponerlo, no sé, abajo del todo.

Rezamos intensamente, el padrenuestro, tres avemarías, la salve y finalmente el credo.

Creo que al hablar en voz alta con mis difuntos Paco se ha emocionado levemente.

Colocamos los claveles blancos y los claveles rojos, siento que mi hermana sonríe desde el más allá, les pido que nos ayuden, que me ayuden, que deseo fervientemente que nos veamos todos en el cielo. Paco levanta la voz y dice que “cuanto más tarde mejor”. Yo no lo tengo muy claro.

Levantamos la mirada, el cielo está gris perla, no hay viento, como he dicho, humedad. Intuyo que mi amigo está deseando marcharse, pero una fuerza especial – la fuerza del amor – me retiene aún algunos momentos y termino besando la lápida de mármol.

Creo que esta lápida de mármol simboliza mucho más que todos los amores de este mundo, que todos mis estrenos, que todas mis zozobras, pues en ese instante que quizá desearía permanente estoy fuera del tiempo, estoy en la eternidad y todo lo de aquí abajo son tonterías.

Colocamos las flores junto al Cristo de bronce. Recuerdo entonces cuando iba hasta allí con mis padres aún jóvenes y como lustraban el mármol gris veteado con una esponja, un cubito con agua y unas gamuzas. Siempre desde niño me acostumbraron a visitar a los difuntos, aquellos que un día nos quisieron, nos instruyeron, nos vistieron y educaron. Pienso en todo eso y sé que la tumba de Gabriel Miró, el gran escritor alicantino está ahí cerca de la nuestra, a escasos metros, pero no la visito. A mi amigo Gironella le encantaban los cementerios y mi amigo Anson y con mucha razón le llamaba “pateacementerios”.

En fin, Paco me echa una mirada, sé que hay que volver, ha sido una visita un poco rápida sobe todo teniendo en cuenta que tanto a él como a mi poco nos queda por hacer en esta vida.

Una última mirada y un poco tambaleante cojo de nuevo mi bastón y bordeando sepulturas llegamos hasta el coche que está a pocos metros de distancia. Nos subimos los dos. El coche parece deslizarse entre avenidas bordeadas de cuidados cipreses.

Aunque cada vez más solo, sé que hecho cuánto había que hacer.

(*) Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8