www.euromundoglobal.com

DIÁLOGOS CINÉFAGOS

24 City, un filme de Jia Zhang Ke

Afiche cinematográfico del filme  “24 City” de Jia Zhang Ke
Afiche cinematográfico del filme “24 City” de Jia Zhang Ke
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
En principio podría decirse que “24 City” cuenta la historia de la Fábrica 420 en el poblado de Chengdun, en China. Para ser más precisos habría que señalar que se trata de una fabrica de armamento en decadencia. También es la historia de transfiguración de la Fábrica 420 en el moderno complejo arquitectónico 24 City, que ocupará su lugar.
Sin embargo, la película es sobretodo la historia de un fantasma, un estudio diríamos “anatómico” del proceso brutal de transformación que acontece en la China actual. Un proceso donde no queda ni el espacio ni el tiempo necesarios, para la contemplación ni para la memoria, menos aun para la reflexión.

El cine de Jia Zhang Ke propone entonces un gesto significativo de reivindicación de un tiempo y un espacio para la memoria. En un lenguaje próximo al documental pero donde intervienen elementos de ficción, el director “ofrece la palabra” a un grupo de trabajadores de la fabrica 420. El contraste entre los planos panorámicos de la fabrica que dan cuenta de su monumentalidad y los primeros planos de los obreros contando su historia desde la intimidad, permite al espectador aprehender a través de la imagen y no solo a través de la palabra, las contradicciones internas de la sociedad china contemporánea

Una construcción da paso a otra construcción, pero entremedio esta la destrucción, la ruina, y sobretodo la ausencia de los que dieron vida a ese espacio. El director se sitúa en esa fisura, en el desgarro de los individuos que han perdido su lugar. Desde el lenguaje cinematográfico este joven director va al rescate de esa China en vía de desaparición, y lo hace no desde una contemplación nostálgica del pasado, sino desde una confrontación y desde una critica de la obra del comunismo y de su progresivo aniquilamiento.

La imagen de un obrero recorriendo el espacio vacío de la fábrica, su abandono, la información contenida en los muros, el oxido de las herramientas, el silencio, la lentitud de la cámara, la insistencia de la mirada de Jia Zhang Ke sobre el rostro del personaje, el juego establecido por el director entre ficción y documental, el contraste entre las armas fabricadas y las frágiles figuras de los obreros, las citas de poetas que intervienen la trama, las canciones pop, son algunos de los elementos que otorgan a su trabajo la densidad necesaria para configurar una estética capaz de retratar este complejo fenómeno de mutación del “paisaje” urbano y las consecuencias profundas que éste conlleva.

A través de los testimonios de los trabajadores se nos va “apareciendo” poco a poco el retrato cada vez mas nítido de la vida de la fabrica. Lentamente el espectador se va familiarizando con los interiores, con las voces, con la emoción de estas personas que construyeron sus vidas en base al trabajo, que se implicaron de manera profunda con la producción y con el funcionamiento de la fabrica.

El cine de Jia Zhang-Ke es un cine que intenta en cierta medida exorcizar el fantasma de un pasado que oprime por su deformidad, que quiere dar al espectador y al protagonista la posibilidad de tocar la materia misma de su objeto, a la manera del arqueólogo que escruta el fósil intentando reconstruir su contexto, Jia Zhang Ke estudia el “objeto” fabrica desde su lente, dando forma a un cuestionamiento desde la imagen, original y lucido, que osa transgredir los limites de lo documental.

Estamos en presencia de una cinematografía que establece un dialogo entre la ruina, lo vetusto, lo carcomido, lo oxidado y lo nuevo, lo aséptico, lo indefinido, para concentrarse a fin de cuentas en algo mas difícil, la transcripción de lo imperecedero. La cámara insiste en los rostros y en los paisajes “arrancados” por las garra del capitalismo a las del comunismo. El director nos ofrece a fin de cuentas un cine de la pregunta, de la duda, de la inconformidad, que mantiene su autonomía y que se atreve a integrar política y poesía.

Podríamos hablar aquí de una poética de la ruina, sin embargo nos parece que el trabajo de Jia Zhang Ke va aun más lejos. La pregunta que parece hacer aquí el director es qué queda cuando los edificios y las grandes consignas han caído? al parecer su respuesta es la voz, la frágil voz del que cuenta, no la verdad en singular, sino las verdades individuales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 24 City, un filme de Jia Zhang Ke

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    313 | marcia - 14/09/2009 @ 03:45:49 (GMT+1)
    ES interesante seguir estos comentarios de cine, aún cuando la posibilidad de ver las películas, es difícil, sin embargo el comentario nos instala en temas y reflexiones frente a problemáticas contemporáneas que surgen desde una obra artística que al parecer conjuga una pluralidad que permite, cómo dice la comentarista integrar la política y la poesía, por lo tanto la vida en una dimensión más connotativa. la integración del documento directo y la transfiguración subjetiva. Las ruinas que muestran el sueño y la realidad, el fantasma que presenta el aniquilamiento de lo humano que se fagocita a sí mismo. Me hace pensar, cómo en una sola vida asistimos al nacimiento y a la muerte de un sueño.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    EURO MUNDO GLOBAL
    C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
    EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8