www.euromundoglobal.com

Opinión:

¡Moños, que te hemos echado! o algo así

domingo 16 de mayo de 2021, 02:49h

15MAY21 -MADRID.- Alguien que no se apellida precisamente Azul, es de esos periodistas que el pais casi no se merece. Casi, porque teniendo en cuenta el fraguiano Spain is diferent, quizás sí nos lo merezcamos. Aunque, haciendo un colosal y patriótico esfuerzo de desprendimiento, más justo sería que estuviera en uno de esos diarios de las cadenas Hearts y Pulitzer, desgranando su sapiencia en beneficio de la humanidad, tal como reza el himno de Andalucia: por España, por la humanidad. Y en el caso del periodista, por el Universo.

Sus mensajes en You Tube son insuperables. ¡Qué sapiencia! ¡Qué moderación! ¡Qué equilibrio! ¡Que capacidad cohesionadora! Qué efecto relaxing --¡viva el inglés!--. Con directrices como las suyas la patria sería, culturalmente hablando, una e indivisa, toda ella excelente y talentuda. Porque la solución es esa: echar a los heterodoxos, a los que no se cortan el pelo al cepillo, a los que no dan la estética requerida, porque la estética es ética y viceversa --que se mueran los feos, decía la canción--. ¿Cómo alguien sin corbata, o desaliñado, sin camisas Canali y trajes Mr. Porter puede querer representar a una parte del país? Ya en la décimonónica cuestión social, en la cual se analizaban las causas de la miseria en España, las fuerzas, más prístinas, más pías, más representativas del espíritu celtibérico, afirmaban que la miseria de la clase obrera radicaba en su inmoralidad. ¡Vagos, verdaderos vagos, que no madrugaban y sólo trabajaban 12 horas al día, con la pretensión de sufragar así sus desorbitados gastos y la necesaria plusvalía!

Sí, la solución a los problemas de España es la de echar a individuos que encima llevan moño. Un necesario remedo de aquel ¡Vayase, señor lo que sea! --que aquí no hay sitio para todos--. Así, castízamente. Insuperable mensaje para la conformación moral y política de España. ¿Cómo perder tiempo en convencerles de su craso, de su monumental error? ¿Acaso no se ha demostrado la certeza de la teoría de las copas de champan? Hagamos una torre de copas, vertamos el dorado líquido sobre las más altas, y la riqueza fluirá hacia todas las demás capas. ¿Cómo discutir tan gravitatoria teoría?

Pero ese sería un error de carácter sólo teórico; porque, ¿qué hay de los errores económico-morales? En primer lugar se va, cuando Azul seguramente desearía que se quedara para continuar --el peridiosta-- su magistral magisterio. ¿Con quién vamos a ejercitar ahora el didáctico pim pam pum? Y se va con privilegios únicos que ningún político español disfruta o ha disfrutado! Ninguno. Además, pronto veremos que lo enchufan en alguna multinacional de esas que, después de todo, tanto admiramos. Incluso puede que se convierta en la mano derecha de uno de esos multimillonarios extranjeros (pero no mejicano, por favor) que a trozos pretenden comprar España. ¡Habrase visto?

¿Y los seguidores de tan excepcional periodistas, qué? Pues ansiosos ellos de discursos así, que nos enfríen, que nos lleven a escuchar antes de hablar, que nos inviten al ponderado estudio de las cosas, que nos sitúen en la dialéctica actitud de sopesar las distintas posturas y hallar una fórmula en la que no nos las den siempre en el mismo carrillo, y que sobre todo nos lleven al respeto del otro. Cierto: el otro: que mal suena, que peligroso. ¿Será suficiente con echarlo? Y ¿echarlo de dónde? ¿hacia donde? Transformando el magnífico chiste de El Roto, que asco de mundo, en el que el moños va a lo suyo, al contrario que nosotros, que vamos a lo nuestro (1).

Lo que también es impresionante y de agradecer son los comentarios; sólo ellos, sin más, justificarían tales discursos: qué riqueza, que profundidad, que profusión de datos históricos y científicos, todos ellos indiscutibles; en definitiva, que bonhomía. ¡Vive Dios que somos cristianos!

Y ahora ¿con quién se ejercitará el magisterio político-económico-moral? ¿Qué feo/a, anticatólico/a y antisentimental nos queda? Quizás Sánchez. Algo malo muy malo debe haber hecho para que González... Bueno, dejémoslo, la pandemia no está para bollos.

Luis Méndez

(1) Recordado de memoria, El Roto dice: Que asco de mundo. Todos van a lo suyo, menos yo, que voy a lo mío.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8