www.euromundoglobal.com
Tembleque, fiel exponente de la arquitectura manchega
Ampliar

Tembleque, fiel exponente de la arquitectura manchega

  • Tembleque es un municipio y localidad española de la provincia de Toledo, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.
  • Ubicada a escasos 92 kms. al sur de Madrid es un pueblo que bien merece una excursión por cuanto la contemplación de su magnífica Plaza Mayor bien vale el viaje.

viernes 12 de octubre de 2018, 02:49h

Texto por Juan Ignacio Vera- Fotos por Alexandra Alvarado – Miembros de FEPET

12OCT18 – MADRID.- Cuando se entra al pueblo –especialmente si hace en pleno verano y pasado el mediodía- lo más probable que puedan recorrerse sus calles sin ver un alma en las mismas y eso también, porque sólo tiene un par de miles de habitantes. Considerado uno de los primeros pueblos de la llamada “Ruta del Quijote” saliendo desde Madrid, merece la pena iniciar esta ruta visitando Tembleque un pueblo que por su singularidad no deja indiferente al visitante.

Pueblo de una antigüedad considerable ya que la región estaba poblada 200 años A.C., su historia está ligada a la de la ciudad de Toledo. Por su situación geográfica, se asocia la villa de Tembleque al territorio carpetano, romanizado a partir del 193 a.C. año en que es conquistada Toletum (Toledo). Con el declive de Roma, la región será ocupada por los visigodos y en el 711 por los ejércitos musulmanes. Posteriormente, fue conquistada por las tropas cristianas tras la toma de Toledo por Alfonso VI, en 1085, y puesta bajo el dominio de Consuegra. Hacia 1183, el rey Alfonso VIII de Castilla dona Consuegra y todo su territorio a la orden de San Juan de Jerusalén.

Tras la batalla de las Navas de Tolosa, el prior de la Orden de San Juan de Jerusalén otorga carta de población a Tembleque en 1241. En 1509, la reina Juana le otorga la condición de villa. La buena situación de la villa, la importancia que cobra la venta de lana, y por tanto importancia de la trashumancia hacen que en este periodo Tembleque viva una etapa floreciente.

La Plaza Mayor

Posiblemente una de las plazas más singulares de la región de La Mancha y típica muestra de la arquitectura manchega de los siglos XVI y XVII es de forma cuadrada con pórtico de columnas de granito y corredores en su planta superior, con soportes y ornamentación realizados en madera siguiendo las orientaciones de las construcciones de uso popular del siglo XVII.

Las ornamentaciones realizadas en yeso representan cruces de la Orden de San Juan de Jerusalén, como tributo a su tutela medieval. La plaza fue diseñada para cumplir tanto las función de centro de la vida urbana de la población como de plaza de toros por lo que los corredores en sus dos alturas superiores son abiertas.

En uno de sus lados está el Ayuntamiento, construido en 1654; el acceso principal está cubierto por un voladizo coronado por un mirador a cuatro aguas. La mayor parte de las columnas y pilares originales fueron sustituidos a finales del siglo XX por otros nuevos.

Durante 2016 y comienzos de 2017 se llevó a cabo la rehabilitación de parte de la fachada oeste de la plaza, derrumbada en 2013.

Precisamente el día en que realizamos una visita para redactar esta crónica, en esta antigua plaza tuvo lugar un paseo y visita al Ayuntamiento por parte de una pareja de novios que rato antes, había contraído matrimonio en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción ubicada a escasos metros de la Plaza Mayor.

A la salida de los novios de la Iglesia y antes de abordar una calesa de claro origen andaluz, una sonora traca de fuegos artificiales dio la buena ventura a los recién desposados en medio de los aplausos y algarabía de los invitados que según vimos luego, se habían desplazado al pueblo, la ceremonia y el convite en autobuses venidos desde otros puntos de la región.

La calesa tirada por una soñolienta mula dio una vuelta completa a la plaza antes de que la pareja se introdujera al Ayuntamiento y apareciera luego en el balcón, saludando a sus amigos e invitados que les aplaudieron desde la Plaza con una temperatura cercana a los 35º de aquel 1º de septiembre de este año 2018.

Con seguridad esta majestuosa Plaza Mayor de Tembleque habrá sido testigo a lo largo de los siglos de muchas ceremonias y hechos destacables en la vida del pueblo.

Casa de las Torres

Una de las construcciones que más llama la atención del visitante nada más entrar en el pueblo por la grandiosidad y el acabado de su ornamentada fachada. Construida por Antonio Fernández Alejo, un rico comerciante que hizo fortuna en América en el siglo XVIII, sirvió como casa-palacio. De estilo barroco. Tiene planta cuadrada con patio central, columnas toscazas de piedra y doble galería. Del conjunto destaca su portada por sus diversos motivos ornamentales. Declarada Monumento Histórico Artístico desde 1979, llama la atención por su deteriorado estado y abandono que es visible a través de sus ventanas tapiadas con maderas.

Casa de Postas

Construida en el siglo XVIII. Tiene planta rectangular, de 60 x 40 metros, estructurada en tres cuerpos y dos pisos de eje central y cuatro alas laterales. Actualmente es conocida con el nombre de «Cuartel Viejo».

Construida en el siglo XVI y ampliada en el siglo XVIII. De estilo de transición del gótico al renacimiento. Tiene una enorme planta de Cruz latina con cabecera poligonal, de una sola nave y bóveda de crucería de estilo gótico. Adosada al templo se encuentra la ermita de la Virgen del Rosario.

Ermita de la Purísima Concepción

Edificio de una sola nave con crucero, destacando en altura y no en planta y cabecera recta. El acceso se realiza por un pequeño pórtico lateral izquierdo, puesto que el acceso de los pies está cegado. En este mismo lado, a la altura del crucero, tiene adosada una pequeña capilla pentagonal, que se interioriza en un heptágono de fábrica evidentemente posterior. Fue restaurada por la Escuela Taller de Restauración de Tembleque en los años 1985-1988.

Ermita del Cristo del Valle

Llamada también del Cristo de la Palma. Está ubicada en las proximidades del embalse de Finisterre. Construida en el siglo XVII, destaca por la decoración en cornisas, pilastras y bóvedas realizadas con motivos florales de estilo barroco. En la actualidad se celebran en la ermita dos romerías al año: una el segundo domingo del mes de mayo, y otra el último domingo de septiembre.

Ermita de la Veracruz

Edificio de tipología atípica y singular, de planta centralizada y resuelto en un octógono coronado por cúpula que no se trasdosa al exterior, cuyos antecedentes más remotos pueden encontrarse en el Santo Sepulcro de Jerusalén, y más recientemente en el románico del siglo XII, como las iglesias de Eunate (Pamplona) y de la Veracruz (Segovia). En ella ha permanecido enterrado durante muchos años un miembro de la ilustre familia de los Torres. Por su extrema sobriedad y pureza arquitectónica puede fecharse en la segunda mitad del siglo XVIII. Ha sido rehabilitada por la Escuela Taller Tembleque III para biblioteca y archivo municipal.

Ermita de Loreto

De estilo barroco, fue construida en el siglo XVIII. Fue construida en fábrica de mampostería con refuerzos en las esquinas de sillería. Las cubiertas, a cuatro y tres aguas se resuelven mediante teja curva tradicional. Destacan en la cubierta las pequeñas ventanas en forma de "perros sentados" que iluminan la cúpula de interior y el pequeño arco, actualmente cegado, donde algún día debió ubicarse una pequeña campana. Así mismo, en su fachada exterior destaca la decoración de las cornisas bajo el alero de la cubierta que se realiza mediante molduras.

En la actualidad el edificio, de gran presencia, simpleza y sutil elegancia, se encuentra en un avanzado y progresivo estado re ruina, habiendo sido apuntalado para evitar su ruina en una de las esquinas en la que se observan grandes grietas y acotado para evitar el acceso al mismo por el riesgo que entraña. Así mismo sus cubiertas se encuentran muy deterioradas, con pérdida de parte de las tejas.

Ermita de San Antón

Construida a mediados del siglo XIX. Está situada en el típico y popular barrio de San Antón. Junto a ella se enciende la hoguera de San Antón. Recientemente fue descubierta una cueva que fue sellada.

Molinos de viento de Tembleque

Siendo como es uno de los pueblos considerados en la llamada “Ruta del Quijote” Tembleque tiene también sus molinos si bien en escaso número ya que solo son visibles dos y que tienen la misma factura de los que pueden verse en Consuegra, Campo de Criptaza o Mota del Cuervos otros hitos dignos de visitar en la llamada “Ruta del Quijote”.

Si bien dado lo pequeña que es esta localidad con una visita de un par de horas podrían visitarse manera rápida sus principales atractivos, lo cierto es que Tembleque bien vale la pena dedicarle algo más de tiempo para degustar por ejemplo, el sabroso Pisto manchego que preparan con singular acierto en uno de los dos restaurantes que están a un tiro de piedra tanto de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción como de la Plaza Mayor. Absolutamente recomendable una excursión –en cualquier día de la semana- a este interesante pueblo, punto de partida de la “Ruta del Quijote” por tierras manchegas.

GALERÍA DE IMÁGENES – Haga clic en una foto para “abrir” la Galería y ver todas las imágenes

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8