www.euromundoglobal.com

Opinión: “Recuerdos de Mi Abuelita…”

De vez en cuando… Es bueno leer...

Por Geral Aci

sábado 08 de abril de 2017, 14:51h
De vez en cuando… Es bueno leer...

08ABR17 – MADRID.- Recuerdo la forma quizás un poco grotesca, en que reía mi abuelita junto a mi madre, que también la acompañaba carcajeando. Nunca lo olvidé y ahora me ha venido a la memoria.

La razón de reír era que un grupo de caballeros muy conservadores y creyentes, en un momento de insuficiencia cerebral o porque tal vez les habían dado un dinerito bajo la mesa, dieron el cargo de farmacéutico jefe a un ciudadano del pueblo, que no tenía ni la más mínima idea de llevar una farmacia. Se dieron casos en que una enferma de gripe con lo que le recetó este nuevo encargado, estuvo tres meses con diarrea.Decía la gente que el farmacéutico la había cagado y la inocente víctima continuaba con su cagarruta y muchos otros casos similares se dieron en el pueblo por culpa de este nuevo encargado.

Nosotros nos cambiamos a otro lugar y no supimos el final, pero según algunos comentarios, el sueldo en la farmacia que pertenecía al ayuntamiento, era suculento y se repartía entre los que le habían dado el puesto. Digamos que eran corruptos legales, algo que se da mucho desde hace años.

Recordé este hecho al leer una noticia en el periódico. ¿Cómo es posible cubrir un cargo de Presidente de la Corporación de Radio y Televisión Española con un hombre que nunca, aparentemente ha leído un libro sobre el genocidio en América Latina? He comparado este hecho con aquel caso en que un burdel que conocí hace años, le llegó por herencia a una dama que era monja. Pero esta historia ya la comentaré en otra ocasión.

Este señor de nombre tan respetable, se llama José Antonio y dice que los conquistadores eran incapaces de practicar un exterminio de seres humanos. Pues bien, señor de nombre tan democrático, sepa Ud. que no solo hubo exterminio sino también violación masiva de indefensas mujeres nativas, ya que los valientes y cristianos soldados conquistadores eran simplemente ex presidiarios de cárceles -en su mayoría extremeñas-, ladrones, violadores con una marcada esquizofrenia, ambiciosos, ignorantes, criminales, degenerados, fanáticos religiosos, y contaminados con leyendas de montañas de oro. Es de sobra conocido que la única razón de conquistar era y es, robar. El señor de nombre histórico dice que no hicieron cosas malas, que fueron a evangelizar y civilizar.

Los verdaderos dueños de la tierra de América, los aborígenes o primitivos si les quieren llamar, no sufrían enfermedades venéreas, las llevaron los europeos. No tenían ambiciones de tierra, de latifundios, de grandes extensiones, de decir, mi tierras llegan hasta donde llega mi vista; esta ambición la llevaron los europeos. Los aborígenes no violaban a los niños ni a las niñas. Esta costumbre (o pecado si lo prefiere) la llevaron los hechiceros, los sacerdotes fanáticos de un Dios inexistente. Y lógicamente provenía de la civilizada Europa.

¿Fueron a evangelizar? No puedo contener la risa. Es lo mismo que ocurre con los fabricantes de armas que obligan a los gobiernos cobardes y serviles a enviar miles de soldados a otros lugares, armados hasta los dientes con pistolas, fusiles y cuchillos, para luego decir que van “en misión de paz” ¿Algún ciudadano libre de América solicitó ser evangelizado? ¿Alguna mujer libre de América pidió que le bautizaran a sus hijos? ¿Algún hombre o mujer enamorada de la América libre pidió casarse para vivir con su pareja? Toda esa inmundicia llegó de Europa.

¿Qué evangelización podían entregar? Si las putas, la lujuria de los dignatarios eclesiásticos y la corrupción de las altas esferas de la aristocracia estaban en Europa? Los mendigos también eran “patrimonio europeo”, los niños maltratados y violados hasta la extenuación también eran costumbres del “viejo mundo”. La corrupción, los estafadores, los “pícaros”, las pestes, la suciedad, la falta de higiene, el alcoholismo, la mendicidad, la esclavitud, el maltrato, la ignorancia y tantas otras lacras eran también potestad europea.

Habla este caballerito de civilizadores, ¿habrá escuchado alguna vez el nombre de Inés de Suárez? Esta “dama”, que viajó con los ladrones, dicen que era la compañera de todos, y eso no lo comento, porque cada mujer u hombre es dueño de hacer con su cuerpo lo que estime conveniente, aunque –según se comenta- ella lo hacía en nombre de Dios. Pues bien, esta señora le entregaba una moneda a quien le llevara la cabeza de un habitante de América, especialmente si era araucano. ¿Cortar la lengua de quién habla su propio idioma y obligarla a hablar uno desconocido, es civilizar?

¿Eso es civilizar? ¡No señor! (ignorante dónde los halla) eso es genocidio. Eso es un crimen que debiera ser castigado, o por el cual a lo menos, pedir perdón. ¿Civilizadores? Fueron acaso aquellos que asesinaron millones de ciudadanos en la India, en Argelia, en el Congo, en México, en Perú, en Chile? ¿Civilizadores?... ¿Fueron eso los algodoneros norteamericanos, que cazaban ciudadanos africanos como si fueran animales, y mataban a los ancianos y las ancianas, les quemaban sus hogares, los encerraban en barcos y los trasladaban a lo que hoy es Estados Unidos? Para una vez allí esclavizarlos? Muchos morían durante la travesía y las niñas eran usadas para que los hijos de los algodoneros tuvieran sus primeras experiencias sexuales. Lea señor José Antonio, lea, lea y lea que buena falta le hace.

Comparar a los nazis con el imperio azteca, es imitar al payaso que hoy dirige el gobierno de América del norte. Es un insulto a los habitantes de México y de su entorno. Los aztecas no usaban cámaras de gases, no creían en Dios y si eran dueños de una cultura que muchos nunca comprenderán, porque para eso hace falta tener un libro en las manos.

Dice el señorito que la invasión de América o el genocidio de América es el hecho de más grande magnitud después del nacimiento de Cristo. ¡Ahí se ha retratado! Creo que más útiles a la humanidad han sido John Lennon, Ernesto “Ché”Guevara, Einstein, Mozart, Allende, Gandhi, Mandela, Miguel Hernández y García Lorca, entre muchos otros. Comparar un genocidio con el nacimiento de un hombre que fue y es usado por las sectas religiosas para engañar y enriquecerse mediante estafas, no es lógico ni razonable.

Este hecho tan ridículo, protagonizado por un persona designada para un cargo tan importante, nos obliga a pensar, que a pesar de haber manchado hace más de cinco siglos con Biblias, amenazas, con mierda europea, con “pecados” y fanatismos las tierras de América, los responsables de su nombramiento podrían haber escogido a alguien que hablara de aquel hecho sin decir estupideces y sin sonrojar a los que –tan desafortunadamente- le entregaron el cargo.

Por eso reía mi abuelita y mi madre y yo también sonrío al pensar qué podría hacer si mañana, me dejan en herencia una farmacia, una iglesia o un burdel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)

+
2 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8