www.euromundoglobal.com
Actualizándose…

Actualizándose…

Por Primavera Silva Monge (*) - desde Santiago de Chile

martes 06 de septiembre de 2016, 12:34h

06SEP16.- Éramos felices no sé cuanto ni cuanto duró. Solíamos jugar en nuestros tiempos libres, que era: entre comidas, entre duchas, entre calles camino al trabajo, entre capítulos de teleseries, entre lecturas compartidas de libros y revistas.

Actualizándose…
Ampliar

Al despertarse, un dulce buenos días mi amor. Al dormirse, un dulce buenas noches mi amor. Después de comer, un dulce estaba rico mi amor y después de hacer el amor, un dulce te amo... mi amor.

Cuando mi marido volvía de la oficina, me acompañaba en la cocina mientras yo terminaba de preparar la cena. Después de comer, él lavaba los trastos mientras yo me bañaba. Solíamos acordar la ropa que usaríamos al día siguiente, luego se bañaba él, comentábamos algún artículo de revista o nos enredábamos entre las sábanas.

Algunos fines de semana nos entreteníamos con algún hogareño juego tradicional, naipes u otros. Más entretenido aún, conversábamos de cualquier cosa hasta que se oscurecía, por ejemplo: acerca de nuestras respectivas familias, nuestros rollos, anhelos o también, podíamos pasar la tarde estudiando algo entretenido. Si todo esto les hace pensar que no teníamos televisores, están equivocados. Lo que no teníamos, era falta de ingenio. Mucho menos nos faltaba el profundo agrado de estar juntos.

Así la pasábamos de día y dentro del ocio nocturno, también nos recalcábamos lo mucho que nos amábamos y nos dormíamos plácidamente, aun en cesantía, aun en endeudamiento, aun en estresamiento.

Pero nuestro sueño era tan liviano, que nos permitía, entre vuelta y vuelta, restregarnos nuestro amor, nuestra mutua admiración y de paso confesarnos lo mucho que nos necesitábamos. Otras veces, simplemente nos declarábamos lo muy hermosos que nos hallábamos el uno al otro, nos orientábamos acerca de los placeres de nuestros sentidos y nos acariciábamos las partes favoritas de cada cual. ¡Y todo eso durante el sueño!

A la hora de comer, éramos como ciegos e insaciables: Lo comíamos todo hasta que la guatita nos decía no. Era más regaloneo que gula. De tanto conversar y estar concentrados en nuestro interlocutor, en ocasiones podíamos devorarnos una torta entera, dicho sea de paso, absolutamente hecha en casa, con amor, con dedicación.

¿Y por qué llegué a hablar de todo esto? Ah! Para demostrar la relación armoniosa que había entre nosotros.

Con esta manera de vivir pasaron muchos días, tantos como lo son catorce años de matrimonio y convivencia amorosa. Había mucha comunicación, paz, complementación, mutua admiración, entretenimiento, sexualidad, ternura, juguetoneo, colaboración y otras cosas maravillosas. ¡Dignas de la envidia de los dioses! Así fue como estos se encargaron de proveernos de dos televisores, dos computadores y dos celulares: unos para él, otros para mí. En ellos estamos hoy por separado: él en el living, yo en el escritorio. Ambos sumidos y concentrados: él en lo suyo y yo en lo mío.

(Primavera Silva Monge, 06 de septiembre de 2016 – Santiago de Chile)

GLOSARIO

Teleserie: novelas representadas para la televisión. No veíamos cualquiera, sino alguna que realmente tratara temas reales e importantes de nuestra cultura, permitiendo sacar las caretas a una sociedad hipócrita, que se ha quedado desnuda con una realidad, que aún no es tan terrible.

La guatita dice no: guata, se llama al estómago, la barriga, la tripa. Esta expresión se basa en un comercial muy simpático que hubo, que se refiere a un antiácido estomacal. Cantaban un corito muy pegajoso que decía: “cuando la guatita dice no, pare por favor, tómese un…” (nada más, porque no me han pagado la publicidad)

Regaloneo: se refiere a los mimos, o sea, a ser mimado (no a los artistas que se expresan con gestos) Se refiere al acto de entregar o recibir caricias.

Torta: es un queque dulce que se prepara para los cumpleaños, los matrimonios, etc. En otros lugares se les llama “pastel” y así como en Chile pastel es solamente una porción de esta torta, en otros lugares, torta es solamente un sándwich.

(*) Primavera Silva Monge es una escritora chilena, traductora de japonés, ex alumna del prestigioso Instituto Nacional de Santiago de Chile, artesana y socióloga por afición. Sus escritos los redacta referidos principalmente a los temas cotidianos imprimiéndoles una dosis de frescura y cercanía que hacen muy fácil su lectura y comprensión. Su género literario favorito es la novela y el relato o cuento corto.

Estimados compañeros de charla:

Esperamos que en este Baño Público compartamos muchas aventuras y fechorías, que hagamos planes entretenidos, mejoras en el bienestar personal y, por sobre todo, que nos divirtamos en grande. Otras veces solamente se necesitarán consejos o simple contención, por lo que esperamos estar muy cercanos y presentes, contando con el apoyo respetuoso del resto de los lectores y participantes.

Según lo anterior, si considera tener alguna peculiar historia, real o ficticia, ajena o personal, le invitamos a compartirla resguardando debidamente la identidad de los protagonistas o autores.

Cada semana elegiremos uno de estos dramas o comedias para redactarlas, recrearlas y publicarlas de acuerdo a nuestras pautas.

Atentos saludos,

Primavera Silva Monge

NOTA: enviar escritos en formato Word al correo electrónico:[email protected]

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8