www.euromundoglobal.com

Grandes Voces Hispanoamericanas (X)

Héctor Lavoe, “El Cantante de los Cantantes”

“Es chévere ser grande pero es más grande ser chévere” (Héctor Lavoe)

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
Lavoe fue adorado sin reservas por un público que perdonó todos sus excesos
Lavoe fue adorado sin reservas por un público que perdonó todos sus excesos

Héctor Lavoe, un puertorriqueño que emigró muy joven a Nueva York en busca de la fama y fortuna, ha sido sin duda el más carismático de todos los cantantes de música latina del siglo XX. Adorado por sus seguidores, vivió la vida de una manera frenética a un ritmo imposible de seguir por sus más allegados.

La imagen de Lavoe correspondía a la de un auténtico ídolo de masas…
La imagen de Lavoe correspondía a la de un auténtico ídolo de masas…
Héctor Lavoe, “El Cantante de los Cantantes”en sus comienzos
Héctor Lavoe, “El Cantante de los Cantantes”en sus comienzos

En palabras del salsero Willie Colón, posiblemente la persona que mejor le conoció en los más de 10 años que colaboraron artísticamente, Lavoe era "aquel muchacho que aplicó los cantos de Gardel, Felipe Pirela, Ramito y Odilio con los rosarios de la cruz agregándole la malicia de Cheo y Maelo". A juicio de los entendidos en todas las variantes de la salsa, Héctor Lavoe además de su carismática personalidad, supo imprimir a la música que interpretó, un sello personal que transformó la salsa haciéndola más universal y alcanzando por igual, las preferencias de gente que hasta escuchar a Lavoe, nunca había prestado un mayor interés a ese género musical preferentemente atribuido casi en exclusiva, al público de origen latino.

Héctor Juan Pérez, su verdadero nombre, nació en un pequeño pueblo puertorriqueño llamado Ponce, el 30 de septiembre de 1946. Cuando era apenas un muchacho, se marchó a Nueva York a la búsqueda de fama y fortuna como cantante.

Trabajó por algunos meses con la orquesta del percusionista Francisco "Kako" Bastar, logrando grabar como primera voz del coro en el año 1967. En ese mismo año se une al trombonista y arreglista Willie Colón, que resultaría decisivo para el fulminante éxito que cosecha al grabar su primer disco como cantante principal, "El malo". El estilo arrabalero y popular que Lavoe imprime a sus interpretaciones, es el complemento ideal para la música de Colón, algo estridente y atrevida en opinión de los puristas y el binomio Colon-Lavoe, inicia una sucesión d éxitos que se prolongaría por más de una década.

De 1967 a 1973 ambos producen discos como "La Gran Fuga", "Cosa Nostra", "Lo mato", " El Juicio" y los dos volúmenes de "Asalto Navideño" trabajos que definitivamente, consolidan la salsa como un género mayor imponiéndose en los gustos de un público que, a éstas alturas, adora sin reservas a Héctor Lavoe, Canciones como "Juana Peña", "Barrunto", "Calle Luna, Calle Sol", y "La murga", entran definitivamente en la cultura popular de un público que espera ávidamente, más éxitos del dúo Colon-Lavoe

No obstante, el desenfrenado ritmo que Lavoe impone a su vida, no privándose de ningún exceso, comienza a hacer mella en su unión con Colón y éste, incapaz de seguirlo, decide que cada uno vaya por su lado

La separación sin embargo, es amistosa y no definitiva, ya que Colón produce varios de los álbumes más exitosos de la carrera solista de Lavoe, que comienza en 1975 con el disco "La Voz". Le siguen los elepés "De ti depende" y "Comedia", que producen éxitos como "Periódico de ayer", quizás uno de los más reconocidos del artista y cuyo autor, Tite Curet Alonso, escribió especialmente para él, y la canción que por siempre le definiría: "El cantante", escrita por Rubén Blades. También fue uno de los intérpretes estelares de la Fania All Stars, dando la vuelta al mundo con ellos. Durante los primeros años de la década del 80 y aunque el género perdió algo de popularidad ante el avance de otras corrientes musicales, Lavoe siguió grabando, pero su adicción a las drogas y las tragedias personales, comenzaron a afectar seriamente su ánimo y su conducta personal: La muerte de su suegra y su hijo, la fractura de sus piernas al saltar por la ventana de su apartamento que se quemaba, le impulsaron al consumo compulsivo de drogas que pronto, minaron su claridad mental

En 1988, y tras la suspensión de un concierto en Bayamón que marcaría el reinicio de su carrera en la Isla, Héctor se lanzó del décimo piso de un hotel e increíblemente, sobrevive a tan espantosa caída quedando malherido e incapacitado para volver a cantar.

Es aquí cuando comienza la última etapa de su vida, la más sórdida, triste y de penurias físicas y económicas. En Nueva York, promotores inescrupulosos y sabedores de la falta de recursos económicos de Lavoe, le organizan conciertos donde una patética figura en silla de ruedas no puede ni siquiera, balbucear unas palabras

Lavoe vende grandes cantidades de discos pero a pesar de ello, vive en la miseria acorralado por personas que al igual que aves carroñeras le exprimen hasta el último centavo. Abandonado por la fortuna, muere finalmente el 29 de junio de 1993.

Héctor Lavoe, el Mejor Sonero Héctor Lavoe es considerado el mejor sonero, después de Ismael Rivera "El Sonero Mayor". Su carisma en el escenario es tal, que el público le adoraba y perdonaba todos sus excesos y sus faltas de puntualidad que llegaron a convertirse en legendarias. Famoso por llegar tarde a todos sus compromisos, Héctor solía decir que "yo no llego tarde, el público llega muy temprano". (De su canción "El Rey de la Puntualidad")

Sin duda la descripción que hizo Willie Colón,-como se ha dicho-, la persona que posiblemente mejor conoció a Lavoe, no deja lugar a dudas sobre las características de la personalidad de Lavoe:

"Héctor le podía mentar la madre a todo el mundo y el público se reía. Lo malcriaron". Lavoe era, dijo Colón en alguna ocasión, "un graduado de la Universidad del Refraneo con altos honores, miembro del Gran Círculo de los Soneros, poeta de la calle, maleante honorario, héroe y mártir....por eso lo bautizaron como 'El Cantante de los Cantantes"

-----------------------------------

En junio de 2002, los restos mortales del cantante fueron sepultados junto a los de su esposa, Nilda Román y a los de su hijo, Héctor Jr, en la Ciudad Señorial de Ponce, ciudad natal del artista.

------------------------------------------------------

En 2004 la historia del "Cantante de los Cantantes" se plasmó en el libro titulado "Cada cabeza es un mundo", escrito por el periodista puertorriqueño Jaime Torres.

------------------------------------------------------------------

Héctor Lavoe es considerado unánimemente como uno de los mejores cantantes que enriquecieron el género de la salsa. Es actualmente un icono de esa cultura y un ídolo en varias localidades, existiendo incluso un monumento en su honor en Ponce, Puerto Rico y otro en la provincia peruana de El Callao, donde es considerado como hijo ilustre. Su agitada vida personal y profesional fue llevada en 1999 al teatro con la obra "¿Quién mató a Héctor Lavoe?" producida por Pablo Cabrera y David Maldonado, con la personificación de Héctor Lavoe realizada por el salsero Domingo Quiñones. Ocho años más tarde, en el 2007, sale El Cantante, película sobre la vida de Héctor Lavoe protagonizada por Marc Anthony y Jennifer Lopez. En la actualidad hay expectativa por la grabación de la verdadera historia de Héctor Lavoe que cuenta en el reparto con artistas como Raúl Carbonell y Paty Manterola; película de origen netamente puertorriqueño

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8