www.euromundoglobal.com

HAITI: Esencia de naturaleza colonial con ambiente criollo

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
HAITI: Esencia de naturaleza colonial con ambiente criollo

Su trayectoria de movimientos políticos ha sido durante el tiempo un referente. Ahora nos deja apreciar importantes cambios en los servicios que dejan ver al turismo los atractivos en naturaleza, deportes acuáticos, descanso en playas y el encanto de las ciudades con tono colonial dentro de la buena acogida de los isleños.

HAITI: Esencia de naturaleza colonial con ambiente criollo
HAITI: Esencia de naturaleza colonial con ambiente criollo

Abarca una extensión en la parte occidental de la isla Española en las Grandes Antillas. Su geografía se muestra con dos cadenas montañosas en un eje este-festéelas llantas que se abren al mar, al oeste se encuentran protegidas de los vientos alisios húmedos por líneas de montañas que se extienden en el norte y en el este y la costa septentrional es la más desarrollad del país.

Tiene todos los pasos marcados desde que Cristóbal Colón desembarca en la isla en 1492 y pone el nombre de San Nicolás en honor al santo del día. Después de doscientos años de dominación, los españoles habían eliminado a los arawaks nativos y se inicia la etapa de los bucaneros y piratas y la isla de la Tortuga, frente a Cap Haitían se convierte en la capital corsaria.

Con el poder de los franceses recibe el nombre de Saint Domingue y se desarrolla un período de actividad intensa con la mano de obra de los esclavos negros traídos de África. Llega a ser la colonia más rica del mundo y Cap Francais, hoy Cap Haitian se conoció como “París del Nuevo Mundo”.

La caña de azúcar, el café e índigo convirtieron a los colonos en personas muy ricas hasta finales del siglo XVIII con la rebelión de los esclavos para poner fin a la explotación. El 1 de enero de 1804 en Gonaives, se declaraba la independencia y la constitución de la primera república negra del mundo.

Ha pasado por varias etapas de gobiernos y revoluciones de poder y ha entrado en este milenio como nación independiente y optimista con la esperanza de alcanzar estabilidad duradera que permita desarrollar sus recursos económicos y naturales para ser un destino turístico con proyección en el Caribe.

Capital

Puerto Príncipe, la capital fundada en 1742 se encuentra en el centro del país y es el principal puerto y centro comercial. Lleno de coloridos y murales y el transporte público decorado con creól. Es una ciudad superpoblada y en sus calles se aprecia la lucha diaria y la vitalidad.

Su primitivo núcleo colonial de 1740 se remonta a la calle Remparts y a sur de la calle Pavée. El distrito de Bel Air conserva el muro de la catedral de Notre Dame, erigido en 1788 como parte de la residencia inacabada del gobernador.

Entre 1880 y 1920 predomina en las construcciones el estilo gingerbread, que se caracteriza por los ornamentos, torres y tejados muy inclinados y corredores o galerías en los pisos superiores que rodeaban toda la casa. Destaca el hotel Oloffson, edificio blanco con una gran escalinata doble, porche y jardines.

Hay que hacer un recorrido por el centro para continuar con el aprecio de este estilo. Así es la sede del Centro de Arte, mansión Pacot con su escalinata curva y varias salas que albergan obras de escultura y pintura y exposiciones de artistas contemporáneos.

Los Champs de Mars forman un único parque en varios espacios verdes separados por las calles que cruzan. Cerca el Museo de Arte Haitiano con exposiciones temporales de arte naif. También se puede ver la Maison Défly, construida en 1896 por un comandante del ejército.

Por otra parte, en el Museo del Panteón Nacional Haitiano hay varias salas dedicadas a las figuras de los primeros dirigentes de Haití con vestidos y ropas de las épocas y el ancla de la nave capitana de Cristóbal Colón, la Santa María.

Merece la pena ver la iglesia de la Santísima Trinidad, que contiene unos murales pintados por artistas haitianos de estilo naif como Philomé Obin, Castera Brazile y Rigaut Benoit, que demuestran la espiritualidad como elemento importante en la práctica religiosa.

Sin lugar a dudas, algo que distingue a la capital es Le Marché de Fer, el mercado de hierro, una construcción de hierro y hojalata, mezcla de estilo parisiense y africano del siglo XIX. Fue diseñado como vestíbulo principal de la estación de trenes de El Cairo y por eso tiene los minaretes. Se divide en dos zonas. En la sala sur la comida y en la norte la artesanía. Todo su colorido y el tránsito de la gente, invitan al recuerdo con la fotografía.

No muy lejos se encuentran los artistas de la Grand Rue, en casas de bloques de cemento que dan a los talleres mecánicos y los gimnasios. Convierten la chatarra y otros objetos abandonados en esculturas de vudú, con mezcla de espíritu, sexo y política.

Reflejos

Cap Haitien es la segunda ciudad del país, que en sus tiempos fue uno de los puertos coloniales más ricos del mundo. Se encuentra en la zona norte y mantiene un gran espíritu latino con marcas de la influencia española en su arquitectura y calles.

Como punto de interés se encuentra el Palacio de Sans Souci que se construyó para rivalizar con Versalles por Henri Crrustiphe. Se terminó en 1813 con salón de trono, sala de banquetes y espacios privados. De sus paredes colgaron tapices y pinturas. Por detrás del Palacio estaban los jardines del Rey y de la Reina con sus fuentes y canales y a un lado estaban el hospital y los cuarteles.


A una hora está un gran atractivo turístico, la Citadelle la Ferrière, reina de las fortalezas caribeñas en lo alto de la montaña, que representa una visión de futuro en los primeros años de la independencia. Ha sido declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Muy cerca las playas de Cormier Plage y Plage Labadie, invitan al descanso y se conocen como dentro de las mejores del país. Allí se pueden practicar deportes acuáticos y en el pueblo la rutina de la vida en las casas rurales.

También se puede hacer otra ruta hacia las cuevas de Dondon St Rafael, pueblo con plantaciones de café, cacao y vainilla con una serie de cuevas que los tainos utilizaron en su día como refugio. Por Dondon la caminata de montaña hasta las cuevas (Des Grottes) se ha ce en dos horas y allí se encuentran murciélagos. Los taínos dejaron huellas en las estalagmitas, con esculturas en forma de calavera.

Entorno

En la zona central se encuentran anchas praderas y un valle fértil con el litoral y las cadenas montañosas. El río Artibonito va hacia el oeste con sus arrozales y numerosas especies de garzas y al otro lado como dicen los criollos. “Detrás de las montañas hay más montañas”. Allí está la costa de Arcadins con playas ideales para nadar y bucear y en su frente los cayos de Arcadins.

Al sur los bosques y las playas más extensas. Por la línea costera al lado de los acantilados, playas de arena blanca y extensiones de bosque perennifolio. Es una ruta ideal para hacer senderismo y apreciar las reservas naturales en un entorno de cálida acogida de los habitantes.

Por el entorno el macizo de la Selle y el Parque Nacional La Visite con aves como la cotorrita de sierra y la ciguita aliblanca. También en el extremo occidental el macizo de Hotle con el Parque Nacional Macaya y su pico, que alberga cincuenta variedades endémicas de orquídeas y dos especies de mamíferos endémicos, la jutía y el solenodonte.

Toda la zona permanece como una joya colonial con poblaciones de viejos edificios victorianos rodeados de los colores de la montaña, las buganvillas y orquídeas con algunos núcleos aislados que se van a abrir al turismo.

Jacmel se caracteriza por la forma de herradura de su bahía. Se fundó a finales del siglo XIX, los mercaderes de café ricos importaron columnas y barandillas de hierro desde Francia o Estados Unidos para adornar las casas victorianas y mansiones al estilo Nueva Orleans. Tiene lugares apreciados para ver, además del Mercado de Hierro, importado de Europa en 1895.

Si queremos concluir la visita con descanso en playas, tenemos de arena fina al este de la ciudad la de Cyvadier, una pequeña cala con estrecha franja de arena y rocas. Si continuamos hacia el este llegamos a la playa Raymond-les Bains, con tranquilas aguas y luego la de Ti Mouillage, la favorita de los expatriados franceses, que se pueden encontrar en el pueblo de Marigot. Desde allí se puede subir al Parque Nacional La Visite a través de un conocido sendero.

Si vamos hacia el norte podemos ver las cataratas de Bassin Bleu, pozas de agua verde azulada con cascadas que caen a una garganta de piedra caliza con helechos. Por la punta sur de la península nos encontramos de nuevo con pueblos coloniales y las playas de Grand Goave, Playa Cocover y Miragoane.

Ile a che, fue también isla de refugio de piratas con ambiente tranquilo, al igual que islas Cayemites, ideales para la práctica de deportes acuáticos y otras actividades

Guía

Clima

Tropical. La temperatura de las costas es de 24º con poca variación en las distintas estaciones del año. Tiene dos estaciones lluviosas, una que va desde abril a mayo y otra de septiembre a octubre.

Alojamiento y Comunicaciones

Desde España y otros puntos europeos y del mundo, hay conexiones de vuelos con la capital. Hay en todas las rutas hoteles de diferentes categorías y precios.

Gastronomía

Variedad de comida internacional en todos los hoteles. Lo más típico en los restaurantes es el plato de cerdo o pollo frito con plátano y una cerveza. El marisco es bueno l igual que la variedad de frutas de dulce el dousŽy el pain Patate o pastel de leche, canela, nuez moscada y batata.

HAITI: Esencia de naturaleza colonial con ambiente criollo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8