www.euromundoglobal.com

CiENCIA - Astrofísica

Investigadores descubren agua en los confines del Universo

Importante decubrimiento replantea los esquemas actuales sobre la composición del Universo en su etapa primaria.

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
05/02/09. Desde el Instituto Max Planck de Radioastronomía se ha dado un nuevo paso en la profundización del conocimiento del origen del Universo y su composición. Estos nuevos descubrimientos dan una nueva perspectiva de cómo era el universo en sus etapas más tempranas. Mediante el uso de potentes radiotelescopios y de avanzadas técnicas, los astrofísicos, astrónomos y químicos son capaces de averiguar cual es la composición de nubes de gas a millones de años luz de nuestra Tierra.
Un equipo de investigadores, dirigido por Violette Impellizzeri, del Instituto Max Planck de Radioastronomía han detectado vapor de agua en un objeto celeste situado a más de 11000 millones de años luz de la Tierra. Para su detección han utilizado el Radiotelescopio Effelsberg, cuya antena mide 100 metros de diámetro.

El objeto celeste donde se ha detectado el vapor de agua es el quásar MG J0414+0534, en las nubes de polvo y gases que giran en torno al agujero negro supermasivo que hay en el centro de este quásar. Los quasars son objetos muy brillantes, considerados actualmente como núcleos activos de galaxias jóvenes que suelen emitir una cantidad enorme de radiación (radiofrecuencias y luz visible), se cree que debido a agujeros negros que consumen materia (el equivalente a la masa de diez estrellas por año) y que como consecuencia emiten radiación, que en luz visible sería el equivalente a la luminosidad de un billón de soles.

Este descubrimiento ha sido posible gracias a que una galaxia cercana está casi interpuesta entre el quásar y nuestro punto de observación en la Tierra, y se ha aprovechado el efecto de 'lente gravitatoria' que provoca esta galaxia, magnificando y 'torciendo' la luz del quásar, para mejorar la observación.

La distancia a la que se encuentra el quásar, 11000 millones de años luz, nos indica que estamos observando el estado de este objeto celeste en el momento en el que emitió la luz que ahora captamos desde la Tierra, es decir, vemos ese quásar tal y como era hace 11000 millones de años, en una etapa temprana de la formación del universo (que tiene alrededor de unos 15000 millones de años de antigüedad), por lo que puede que ese agua actualmente ya no se encuentre allí. Esto sugiere que la molécula de agua pudo haber sido mucho más abundante en las primeras etapas de universo de lo que se pensaba hasta la fecha y muestra que las condiciones necesarias para la formación y subsistencia de las moléculas de agua ya existían 2500 millones de años después del Big Bang.

Este importantísimo descubrimiento, unido a otros, como el descubrimiento de precursores de los aminoácidos (como el etilenglicol, el formaldehído o el aminoacetonitrilo), en nubes de gas interestelares, profundizan aún más en la búsqueda de los científicos de los orígenes de la vida. Los aminoácidos son los componentes esenciales de la proteínas, ingredientes básicos para la vida que conocemos. Ahora, saber que el agua estaría presente desde etapas tan tempranas de la formación del Universo, aviva más aún el debate sobre el origen de la vida, puesto que aminoácidos y agua parecen presentes en los más remotos y variados lugares del Cosmos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8