www.euromundoglobal.com

El espíritu de Tahrir acaba con el régimen de Mubarak

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
Egipcios celebran caída de Mubarak
Egipcios celebran caída de Mubarak

El vicepresidente Suleimán anunció la renuncia del rais a las 17.00 horas. El Ejército se hará cargo de la transición. El ex ministro de Defensa dirigirá el país. El Cairo estalla de alegría

 

Quería morir en Egipto y posiblemente lo hará, pero no como presidente. Hosni Mubarak ha presentado su renuncia este viernes sucumbiendo a la presión popular que lleva 18 días seguidos clamando por el fin a su régimen de hierro.

La dimisión fue comunicada por el vicepresidente Omar Suleiman, quien en un mensaje de apenas 20 segundos, comunicó que el país quedará bajo el control del Ejército.

El júbilo estalló en la plaza Tahrir de El Cairo, donde los opositores llevan acampados desde el 25 de enero. Las protestas populares en el mundo árabe han tumbado dos regímenes en lo que va de año marcando el inicio de un nuevo periodo histórico.

De los jazmines a Internet

Egipto se contagió enseguida de las protestas que terminaron con la huida del presidente tunecino Zine Al-Abidine Ben Ali. La revolución de los jazmines dio paso a la revolución 2.0, como la definió ayer Wael Ghodim, uno de los principales artífices de la caída del régimen.

El espíritu de revolución de Túnez contagió rápidamente a los jóvenes egipcios

La juventud egipcia comenzó a organizar a través de Facebook y otras redes sociales protestas masivas pidiendo la caída del Gobierno y reformas que acaben con el paro y la corrupción.

La plaza Tahrir de El Cairo se convirtió en el corazón de las manifestaciones reuniendo a más de un millón de personas cada viernes. Pero también fue el lugar de las matanzas llevadas a cabo por la policía de Mubarak. Las víctimas de esta revolución se cuentan por centenares. Las oficiales son 300, pero algunas ONG apuntan a que la cifra podría superar el medio millar de personas.

La represión provocó que la comunidad internacional empezara a aumentar la presión sobre el régimen, que se permitió el lujo de cortar Internet durante cinco días para evitar que los egipcios se organizaran. Sin embargo, las constantes promesas de transición política de Mubarak con sus videomensajes convirtieron esa presión en llamadas vacías al respeto por los derechos humanos.

Pasos ambiguos

Mientras tanto, Mubarak ordenaba reprimir las protestas y silenciar a los medios de comunicación. La sede de la cadena Qatarí Al Jazeera fue cerrada y asaltada, y muchos enviados especiales sufrieron las palizas, las detenciones y los interrogatorios de los agentes y seguidores del rais.

La policía se convirtió en el órgano de represión oficial del régimen contra los ciudadanos y la prensa

El Ejército, la institución más respetada por los egipcios, decidió tomar una posición más activa ante los acontecimientos. Mubarak no tuvo más remedio que sacar a la policía de la calle y los militares comenzaron a proteger a los manifestantes al tiempo que preparaba el traspaso de poder.

Los rumores sobre un golpe de estado del Ejército comenzaron a multiplicarse ayer por la tarde, mientras la televisión estatal anunciaba un comunicado de Mubarak para la noche. Todo el mundo pensó que sería el final, que el rais renunciaría. Pero una vez más, el presidente, en el poder desde 1981, se aferró al trono con un discurso nacionalista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8