www.euromundoglobal.com
Cámaras de Videovigilancia: Cada vez más necesarias en la vida diaria
Ampliar

Cámaras de Videovigilancia: Cada vez más necesarias en la vida diaria

lunes 01 de febrero de 2021, 17:52h

01FEB21 -MADRID.- Las primeras cámaras de vigilancia aparecieron en ciudades de Europa y Estados Unidos que eran principalmente, destinos turísticos con fuerte afluencia de público en las épocas veraniegas. Su objetivo central era detectar carteristas, pequeños defraudadores, comerciantes ilegales, así como disuadir comportamientos que alteraran el orden social y garantizar así -al menos en la intención- un mínimo de tranquilidad y seguridad a los visitantes

También es indudable, en el caso de Europa que la actividad terrorista en el Reino Unido en las décadas de los ochentas y noventas, impulsaron fuertemente la instalación de cámaras de vigilancia especialmente en avenidas y edificios considerados estratégicos y estos sucesos consolidaron la presencia de la videovigilancia en el espacio público y abrió las puertas para que formara parte del paisaje urbano.

De esta manera, el Reino Unido -y particularmente Londres- se convirtió en el referente de la sociedad videovigilada. Con el tiempo, las cámaras de vigilancia se han afianzado -más aún con los atentados terroristas en Nueva York, en 2001- como una pieza fundamental del funcionamiento de las ciudades a escala global. Incluso, poco a poco se ha ido consolidando la idea de que las videocámaras optimizan la intervención gubernamental en distintas esferas de la vida social, más allá del combate al crimen y el terrorismo.

Hoy mismo, la cámara de vigilancia se considera un producto más del avance tecnológico que prácticamente está presente en todos los aspectos de la vida diaria y también es preciso señalar que el aumento de la inseguridad ciudadana ha obligado al ciudadano común a procurarse sus propias medidas de seguridad ante la imposibilidad que las autoridades correspondientes puedan tener una cobertura total de todo el conjunto de la sociedad-

Esta situación ha traído como consecuencia que desde hace unos pocos años, los proyectos inmobiliarios de las grandes empresas del sector hayan comenzado a incluir cámaras de vigilancia como parte del diseño de conjuntos arquitectónicos, a tal grado que casi cualquier proyecto de inversión urbana demanda la presencia de una red de videocámaras de vigilancia. Por ejemplo, la realización de eventos masivos de referencia mundial -como olimpiadas o torneos de futbol- exige a las ciudades sede la instalación de infraestructura en este sentido.

El crecimiento del mercado de la videovigilancia en España en los últimos años ha sido sostenido y se encuentra a la par de otras importantes capitales europeas y no sólo como parte de grandes proyectos urbanísticos ya que también el consumidor particular, el individual, ha comenzado a interesarse por estos dispositivos que le permitirá mejorar la vigilancia y seguridad de su domicilio, negocio o propiedad por cuanto la instalación de circuitos de videovigilancia disuadirá a cualquier persona con intenciones de entrar en una casa y permitirá almacenar una prueba de la infracción gracias a las funciones de grabación y memorización de imágenes.

La percepción de la videovigilancia en la sociedad en general

La reacción de la población en general a la introducción de estas medidas es en líneas generales positiva. Existen sin embargo algunos reparos. Por un lado, se teme un abuso de la videotécnica por parte de los funcionarios, especialmente en la selección de los objetos videovigilados; o una discriminatoria, desproporcionada vigilancia de grupos marginales. Por otro lado, las crecientes posibilidades de observación técnica así como el almacenaje de datos y sus aplicaciones, generan una cierta inquietud entre los ciudadanos frente a un Estado vigilante.

Con el término «videovigilancia» se hace referencia a una amplia gama de sistemas a través de cámaras con soluciones técnicas diferentes y que están en permanente desarrollo. Las videocrámaras están básicamente integradas, por un elemento de captación de la imagen (por ejemplo, una cámara), uno de visualización (por ejemplo, una pantalla) y uno de almacenamiento (por ejemplo, un disco duro). Para que lo registrado sea utilizado de forma inmediata o en un momento posterior, debe ser transmitido al elemento de visualización o al de almacenamiento respectivamente y en este apartado, el mercado actual es muy amplio y puede encontrarse una gran variedad de equipos según las necesidades del usuario: desde un complejo sistema de cámaras y reproductores en pantallas de alta resolución hasta un KIT básico de vigilancia que no por ello, deja de prestar los servicios requeridos para un domicilio particular.

Como en todos los campos dónde la más avanzada tecnología es el principal elemento a considerar, lo más acertado es dejarse asesorar por profesionales especializados que informarán al interesado de todos los aspectos tanto técnicos como los de alcance legal que supone –de acuerdo a la legislación vigente- el uso de un dispositivo que por su naturaleza, comporta una situación en la cual concurren de manera paralela el legítimo derecho del usuario a un sistema de seguridad de video vigilancia, como el también legítimo derecho a la privacidad de quien pueda ser captado por dichas cámaras. Por todo ésto, la intervención de profesionales del sector resulta inexcusable para garantizar el máximo rendimiento de los equipos de videovigilancia a instalar.

Cámaras de Videovigilancia: Cada vez más necesarias en la vida diaria
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8