www.euromundoglobal.com

Opinión “La Cueva del Lobo...”

Schadenfreude, disfrutar con la desgracia ajena...
Ampliar
Schadenfreude, disfrutar con la desgracia ajena...

SCHADENFREUDE

miércoles 05 de agosto de 2020, 00:17h

05AGO20 – MADRID.- Schadenfreude- pronúnciese shadenfroide- es una palabra alemana que tiene difícil traducción y enorme fuerza expresiva. Por ese motivo es utilizada en otros idiomas, como el inglés y a veces en español. Su traducción literal seria alegría por el sufrimiento ajeno, aunque los diccionarios también recogen “regodeo” que tiene una componente satírica ausente del original.

Los medios del conservadurismo, y no solo ellos, se han apuntado al “schadenfreude” pensando, quizás, que las malas noticias desgastan al Gobierno. Los “intelectuales orgánicos” del turismo han seguido ese camino obviando, estoy seguro de que de buena fe, que las consecuencias de sus informaciones y comentarios afectan también negativamente a todo el sector.

El más brillante de ellos lleva insistiendo, en el diario digital Hosteltur, en lo mal que están las cosas en España y en la pésima gestión del Gobierno y asegura que no hay motivación ideológica en sus comentarios. A mediados de julio ya citaba el Informe anual de la Universidad de Cambridge sobre Desarrollo Sostenible en el que España aparecía en último lugar entre los países de OCDE en la gestión de la pandemia durante los tres primeros meses de la misma, según uno de los apartados, pero obviaba que en la clasificación global España ocupaba la muy digna posición 22 entre los 166 países estudiados.

Pero como la “schadenfreude” necesita insistir, repite, en otro artículo a fínales de mes , en el que el Informe sobre Desarrollo Sostenible “ se ha convertido en “Informe sobre Turismo Sostenible”. Por supuesto no es más que un lapsus, pero significativo de que la reafirmación cognitiva es tanto más intensa cuanto inteligente es el sujeto. De nuevo la pantalla ideológica ha distorsionado la realidad.

Esos “datos son difícilmente discutibles”, afirma, recordando que según Churchill las únicas estadística en las que hay que creer son aquellas que uno mismo ha manipulado .Pero resulta que también hay otros datos “difícilmente discutibles” pero distintos y mas recientes.

Por ejemplo los informes de la Universidad John Hopkins de Washington sobre la pandemia, que se recopilan periódicamente y que colocan a España como el sexto país de la OCDE por contagios. O los de la Oficina Nacional de Estadísticas del Reino Unido que a treinta de julio asignaba, en exceso de muertos, veinte mil más a su país que al nuestro usando los datos publicados en El País.

Y si no basta con los males actuales se recurre a los futuros para obtener algo más de “schadenfruede” , para ello se recoge esa información de que hay cinco millones de empleos en riesgo, es decir un cuarto de todos los existentes, cuando resulta que , según la cuenta satélite en turismo había en 2019 2.600.000 empleos

La conclusión es que tenemos “el mayor número de contagios entre los países europeos” y que “ante la multiplicación de los nuevos brotes la respuesta que ofrece España es de absoluta descoordinación” para lo que hace falta recuperar una mínima credibilidad ante la “degradación de nuestro sistema sanitario “Una clara recomendación a los británicos para quedarse en casa”, dando la razón a BoJo- alias Boris Johnson - .

Sin embargo leyendo la prensa británica de mayor nivel nos enteramos de que los articulistas señalan – El Financial Times incluso en un editorial el pasado 28- que en general en España, y especialmente en las Islas, las condiciones sanitarias son mejores que en el Reino Unido. La gente circula con sus mascarillas, los hoteles y restaurantes han extremado las medidas de precaución y de distanciamiento físico, en comparación, por ejemplo con las playas de Brighton y otros lugares con los bañistas amontonados. Algo similar ocurre con las cartas de los lectores que critican en general a su Gobierno pero señalan lo bien que funcionaron las cosas en España durante sus vacaciones.

Nadie duda de que los “intelectuales orgánicos” quieren defender al turismo español pero dejaron de estar atentos a la bola y sin querer primaron el “ Schade “ , la parte negativa, sobre el “Freude”, la positiva.

Precisamente cuando la cosas van tan mal como ahora es conveniente acordarse del poema de Shiller “An Die Freude”, Oda a la Alegría, que recogió Beethoven en el cuarto movimiento de su novena y última sinfonía y que , tras la adaptación de Von Karajan, se convirtió en el himno de la Unión Europea.

Claro que como por entonces ya estaba sordo no la pudo escuchar pero el mensaje es claro: hay que hacer esfuerzos para superar las desgracias, siempre que se pueda con alegría pues la alegría de la vida es precisamente una de las virtudes que más aprecian los turistas en nuestro país. Tarde lo que tarde la pandemia pasará y cuando despertemos el turismo seguirá aquí.

Ignacio Vasallo

Destacado profesional del sector turístico en España. Fundador y primer Director General de Turespaña. Ha sido consejero de Turismo en Estocolmo, Nueva York, Milán, Londres y Paris.

Es miembro de - FEPET - Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo y Gastronomía

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8