www.euromundoglobal.com

La Cueva del Lobo...”

La clase de Sofía Loren
Ampliar

La clase de Sofía Loren

  • Es falso que Sofía Villani Sciocolone proceda de uno de los barrios más humildes de Nápoles y que fuera necesario llevar a cabo una gran labor de pulido para convertirla en actriz.

miércoles 29 de abril de 2020, 02:16h

29ABR20 – MADRID.- En realidad nació en Roma en 1934, hija de una profesora de piano y de un miembro de la pequeña nobleza italiana que abandono´ a la madre, a Sofía y su hermana Maria sin haber pasado por el altar.

Sofía como Doña Jimena junto a Charlton Heston en el filme "El Cid" rodada en España
Ampliar
Sofía como Doña Jimena junto a Charlton Heston en el filme "El Cid" rodada en España

Por necesidades económicas la familia se trasladó a vivir con la abuela a la ciudad portuaria de Pozzuoli en el área metropolitana de Nápoles, lugar que merece la pena visitar por sus numerosos restos griegos y romanos. En su época llegó a ser el puerto más importante de Italia .La abuela abrió un bar en su casa al final de la Guerra en el que la madre tocaba el piano, Maria cantaba y Sofía servía las mesas. Era apreciado por los marinos americanos.

Tras algunos pequeños papeles la descubre Carlo Ponti en el 53 y la encamina por la ruta del estrellato tras cambiarle el nombr. Pronto actúa con su pareja ideal, Marcello Mastronianni y firma en el 58 un contrato con la Paramount. En los sesenta es una de las actrices más famosasdel mundo, sobre todo a partir del estreno en 1960 de “Dos mujeres” de Vittorio de Sica. Fue premiada con el Oscar a la mejor interpretación femenina, la primera vez que se otorgaba por una actuación en un idioma que no fuera el inglés.

Samuel Bronston consigue que acepte el papel de Doña Jimena, para el que disponía de doce semanas, en la superproducción El Cid que dirigiría Thomas Mann con el actor más famoso de la época Charlton Heston como protagonista.

Algunas escenas de la película se rodaron en las afueras de Valladolid, donde yo vivía. Gracias a la amistad de mi padre con el coproductor minoritario del film me dieron un papel de extra. Mi trabajo consistía en bajar, como parte de una multitud armada con palos y guadañas, y pegando gritos, un camino de unos trescientos metros desde un castillo hasta un llano donde estaban parlamentado Heston Cid y un Raf Vallone en el papel de un Conde Ordoñez con cara de pocos amigos. Fuera de cámara unos ayudantes nos daban instrucciones del tipo de ir más deprisa o gritar más pero el resultado no debía de gustar al Director, así que nos mandaban de nuevo arriba para repetir la escena y así una vez tras otra, echando la mañana, hasta que una debió salir bien, nos dieron un bocadillo y de vuelta a la ciudad. Perdí la vocación.

Sin embargo a mi vuelta me esperaba una alegría. Tenía en casa una nota para que fuera al hotel Conde Ansurez a ver a no sé quién del equipo de producción. Me dijo que le habían informado que yo sabía hablar italiano y que a Sofía Loren le gustaría hacer una visita a los monumentos más destacados de la ciudad, y que estaban buscando alguien local que la acompañara, algo así como un mayordomo. La ruta estaba hecha y los responsables de los lugares avisados. Por supuesto me pagarían por las horas trabajadas.

Total que a la mañana siguiente, a las diez u once de la mañana, y todavía sin creérmelo, me planto en el hotel y espero la llegada de la señora que fue rápida .Llevaba puesto mi único traje, con el bolsillo superior de la americana en el lado derecho, tras haber pasado por el sastre para recibir una segunda vida. Ella vestía con elegancia tradicional. Lo que más impresionaba de la Loren es su altura, mide 1.74 pero con un mínimo tacón y un peinado elevado, me sacaba media cabeza a pesar de que técnicamente soy cinco centímetros más alto. Parecía encantada de que quien la iba a acompañar fuera un jovenzuelo recién salido de la pubertad. Había un contraste entre la distancia física, hoy dirían social, que imponía su presencia y la proximidad afectuosa de su conversación.

Era imposible que pasara desapercibida. Al llegar al museo Nacional de escultura, en el Colegio de San Gregorio con su gran fachada de gótico plateresco, nos estaban esperando para una visita de lujo. El guía había preparado una presentación en la que destacaba las influencias italianas en los principales escultores representados como Berruguete, Juan de Juni o Gregorio Fernandez. La diva escuchaba y hacia pocas preguntas pero que demostraban que tenía unos conocimientos culturales muy por encima de lo que yo me había imaginado.

Hicimos algunas visitas más en las que siempre al entrar y especialmente al salir se habían formado grupos de admiradores que educadamente aplaudían –entonces no se estilaban los selfies-y de algunos fotógrafos. Hacia la una el chófer, la diva y yo volvimos al hotel en donde me despedí para siempre. Al día siguiente la prensa local publicaba fotos de la aventura matutina en alguna de las cuales se me veía claramente , con el consiguiente estupor, el lunes, de compañeros y profesores.

La gran contradicción de Sofía Loren es la mezcla de agitación y discreción en su vida privada.

Tras un primer matrimonio con Ponti- veinte años mayor- que tuvieron que anular por bigamia del productor, este obtuvo el divorcio y ambos, posteriormente la nacionalidad francesa, para poder casarse en 1966.

Su única aventura conocida fue con Gary Grant en el 58 filmando Orgullo y Pasión, pero enseguida optó por Ponti.

Está claro que para atreverse con ella tenías que ser alto, guapo y una estrella como Grant, o bajo y calvo como Ponti que supo jugar su papel de sustituto del padre.

La hermana no le fue a la zaga en eso de matrimonio llamativo, se casó con Romano, hijo de Mussolini y pianista de profesión, con el que tuvo una hija, Alessandra, conocida política italiana de la extrema derecha, con unos rasgos faciales que recuerdan a los de su tía, pero sin la extrema belleza.

Se retiró en los ochenta para atender a la familia, aunque sigue haciendo esporádicas interpretaciones. Y ahí sigue majestuosa con 86 años. Un verdadero monumento nacional.

Sofía Loren en el filme 'Dos Mujeres' ganadora de un Oscar
Ampliar
Sofía Loren en el filme "Dos Mujeres" ganadora de un Oscar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8