www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi Pequeño Manhattan…”

Aprovechar el tiempo

jueves 06 de diciembre de 2018, 23:08h

06DIC18 – MADRID.- Es propio de las hormigas aprovechar el buen tiempo para proveerse de granos, semillas y otras sustancias nutritivas que acarrearán ímprobos esfuerzos hasta arrastrarlos hasta la madriguera de su hormiguero. Otros muchos animales del campo hacen lo propio y llama la atención que algunos seres humanos no lo hagamos confiados en la divina providencia, en otros conciertos colaterales para subsumir sus nóminas mensuales en algo más nutritivo.

El ocio se contrapone así al “neg-otium” del mundo clásico y romano, que también trabajaban para capitalizar ese esfuerzo. En distintas épocas históricas, tiranos en la esfera pública y explotadores en la privada han sido origen de rebeliones de los súbditos amotinados. Desde Espartaco hasta la Revolución francesa o posteriormente la Rusa con el derrocamiento de los zares, se inicia una serie de protestas de los sufridos súbditos ante sus jerarcas.

Esta relación entre el empresario, el trabajo y el dinero es ya clásica. “Trabajar para vivir, no vivir para trabajar,” y “Barcelona bona bona cuando la bolsa sona”-

El principio empresarial de que el trabajo se torna más productivo cuando el trabajador es bien tratado y no de una forma abusiva, concuerda perfectamente con el mensaje y palabras de Cristo y perfectamente con el ideal del buen trato dado al empleado o al obrero.

La bonanza de la primera mitad del siglo XX en cuanto a salarios tanto en Europa como en América, contrasta con la gran pérdida económica de los años 20 seguida por el lapsus de las dos grandes Guerras Mundiales y el advenimiento de las nuevas tecnologías. Y cuando todo iba mejor para casi todos, la crisis económica de los años 80 del siglo XX espoleada y provocada por los jóvenes jakers y las archifamosas hipotecas “Ninja” que amenazaron en cuestión de días con la destrucción de todo el sistema financiero internacional.

Tanto desequilibrio, tanto marasmo va cimentando un fondo de inseguridad en los ciudadanos y en el seno del propio sistema, aunque una y otra vez se intente reanimar con una nueva vuelta de cuerda, nuevas grúas por aquí y por allá y una vieja retórica mirada a una vieja economía caduca que podría hacernos saltar a todos por los aires como aquellos viejos silos nucleares de la Unión Soviética apuntando a Paris, a Nueva York, a Londres o a Berlín como me comentara Faína, mi guía en Moscú, días antes de que Gorbachov me invitara a escribir en el Kremlin y que “A.B.C.” de los Luca de Tena s hiciera eco publicando mi artículo “Noches de Moscú”.

Suena la balalaika y se trasiega el vodka en la noche gélida y blanca de la Plaza Roja junto la tumba de Lenín y el recuerdo me enternece el alma, como siempre, pero son otros tiempos y Bladimiir Putin nada tiene que ver con el “hombre del mapa en la cabeza”, como apodaba mi amigo Gironella al marido de Raisa y padre de la Perestroika.

Ahora son otros los líderes y otras las músicas y ya no se trata de gestionar un tiempo perdido irremisiblemente, sino de “aprovechar el poco tiempo que nos va quedando para salvar los muebles del que se nos viene encima”.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8