www.euromundoglobal.com

Opinión: “Mi Pequeño Manhattan…”

La espiritualidad en los seres humanos

martes 04 de septiembre de 2018, 00:46h

04SEP18 – MADRID.- Solo dos palabras queridos lectores/as para destacar la importancia del mundo espiritual en los seres humanos. Se puede ser creyente o no creer en nada, la vida es tan larga y tales sus avatares que puede ocurrirnos cualquier cosa. Además la fe dicen que es un don de Dios, un regalo.

A lo largo de mi vida he pasado como cualquier persona por distintas fases. La educación cristiana del colegio, la fase de lecturas indiscriminadas que en mi caso concreto fue de siete años leyendo a una media de ocho horas diarias, a parte de mis estudios.

La pérdida de la fe y el espíritu rupturista y contestatario que en mi caso concreto coincidía con el mayo francés. Mis primeros éxitos literarios que reflejan mi absoluta increencia, eso sí aderezada por el amor inmenso que nos profesaban nuestros padres.

La enfermedad tremebunda que en pleno éxito literario me dejaría en el dique seco durante 18 largos años, en realidad el precio que yo como mortal debía pagar a la vida.

La recuperación casi diría que milagrosa de mi Yo, que en realidad no la esperaba ni yo mismo, después de recorrer 32 países de la tierra y acudir a decenas de médicos.

El milagro del exorcismo, esto es de los ojos, de la mirada de mi querida hija desde el vientre de su madre.

La vuelta de torniquete y volver a escribir sin parar….

Pero algo faltaba.

Las catedrales con sus inmensas bellezas y tesoros, las iglesias burguesas llenas de candelabros, de confort climatizado, de confesionarios y bancos majestuosos y las mil normas y cargas llamadas “pecados” que el clero imponía a sus sufridos feligreses. La diáspora masiva tanto de fieles como de clérigos de una iglesia en realidad irrespirable.

Y finalmente, ya de viejo, por qué no decir otra cosa, una vez recuperada la fe, ese enorme don de Dios, ese regalo, ves con toda claridad que el ochenta por ciento de esos llamados pecados eran una falacia, una mentira redomada por la que mi iglesia, la iglesia católica de siempre ha pagado un alto precio y aún le queda por pagar otro tanto.

Bien, no deseo entrar en profundidades, el cuerpo es de uno mismo y el alma solo es de Dios. Los pecados no eran pecados, eran limitaciones, deficiencias, debilidades u obnubilaciones de los seres humanos.

“Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”.

Sí, no lo sabíamos y seguimos sin saberlo. Pero el Papa Francisco, como buen jesuita - yo he sido alumno de ellos -, se ha dado cuenta de algo y está pidiendo perdón sin parar.

Y ahora, estimados lectores/as el milagro final, el descubrimiento, la revelación, el paraíso aquí en nuestra vida terrestre: La capilla del Convento de Clausura de las Siervas Concepcionistas Franciscanas, donde de una forma inexplicable e inaudita he encontrado por fin a Dios, a Jesús en persona y su perdón, el amor verdadero que Dios nos tiene a todos, la evaporación del sentimiento de culpa y de tantos errores y dolores personales que han arruinado tantas vidas y alejado a tantas personas de la creencia, del amor a Dios y de las prácticas religiosas.

Créanme que es la Iglesia en buena parte culpable de tal desaguisado, de tal trágico desbarajuste, como lo pueda ser la figura de un Presidente del Gobierno que en lugar de resolver los problemas de España crea otros nuevos antes inexistentes; que en lugar de unir, divide.

Pero ese es otro tema, hoy por hoy deciros queridos lectores/as (por eso de la diferencia de género) que hay un lugar siempre en este mundo donde encuentras a Jesús, su misericordia, su perdón y su amor, y ya de paso a la Virgen María, la de Fátima para ser más exactos, que desde una hornacina lateral te mira sonriente cuando penetras en esa inefable capilla profusamente iluminada, de donde jamás querrías volver a salir.

Germán Ubillos Orsolich

Germán Ubillos Orsolich es Premio Nacional de Teatro, dramaturgo, ensayista, novelista y escritor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8