www.euromundoglobal.com

Opinión: “La Columna de Primavera”

Cuando los niños eran ingenuos

Por Primavera Silva Monge – desde Santiago de Chile

Por Primavera Silva Monge (*)
domingo 24 de julio de 2016, 03:10h
Cuando los niños eran ingenuos

24JUL16.- Me acuerdo de cuando era muy chica y frente a mi casa veía a unas chicas muy espectaculares, parecidas a las modelos y promotoras, que sin descanso respondían preguntas que hacían uno a uno los automovilistas de paso. Finalmente algún agradecido por sus respuestas, se las llevaba.

Para la época, era muy atrevido tener profesiones que se consideraban solamente de hombres, pero estas chicas huérfanas sabían matizar sus labores de mecánicas automotrices, con la de señoritas maquilladas. Los comentarios de otras mujeres que fisgaban entre cortinas, hicieron que yo también quisiera ser una buena mecánica y servidora pública. ¿Cómo las describían? Como que todos los hombres las querían; que el garaje se les hacía pequeño con tanta clientela y, una que otra virtud que yo no entendía. Cada atardecer se instalaban en la esquina para sus otras labores sociales, con vestidos y no mameluco, con sus cabellos sueltos y no protegidos por cascos de seguridad, con unas sonrisas hermosas respondiendo cuanta duda surgía a los automovilistas de la jornada, hasta que apareciera un señor atento que las llevara a donde ellas quisieran. Imagino que no siempre fueron satisfechas sus necesidades de traslado, pues era usual verlas al poco rato reemprendiendo sus rutinas de servicio público para conseguir sus incomprensibles anhelos. Eran unas verdaderas muñecas, me encantaba verlas a diario y soñaba cada vez con más fuerza, llegar a ser mecánica como ellas. Así fue que cuando supe que eran putas, también quise ser puta. Pero antes de tener edad suficiente entendí que era un trabajo muy peligroso, pues una de ellas, la más hermosa de las dos, fue asesinada por un mal agradecido que la dejó colgada de una figura religiosa ubicada dentro de un denso parque del sector. Fue impresionante ver su carita destrozada expuesta en la portada de los diarios sensacionalistas de la época. Mi reflexión fue que no la quisieron tanto como decía la gente que era el asunto. Ese mismo día comencé a decepcionarme de mi futura carrera, porque todavía no entendía el concepto de occisa, crimen, puñaladas, pasiones y otras palabras de mayores, que nadie explicaba, porque no se necesitaba conocerlas a tan corta edad como eran seis años. Poco antes de experimentar con la muerte en modo cercano, entendí lo que realmente significaba ser prostituta, pero contrariando a mi ingenua vocación, ya había pasado mi cuarto de hora y la posibilidad de obtener experiencias sensoriales al respecto. Al poco tiempo y al casarme, las más viejas decían que la mujer debía ser una dama en la sala y una puta en la cama, sin embargo, mis ex maridos nunca me pagaron por mis servicios conyugales. El de ahora sí. Parece ser que era de antiguo aquello de la publicidad engañosa.

Al margen de las bromas, ya de grande me seguía dando vueltas aquello de “la vida fácil” que comentaban las fisgonas de antaño, porque muchas de aquellas trabajadoras sociales mueren en manos de su clientela, que no sé de donde sale, ya que a hombre que se le pregunta si ha ido a putas, reacciona como bestia para subrayar su respuesta negativa. En la agonía de estas trabajadoras, no son rescatadas por hospital alguno que tenga denominación “del trabajador”. Cuando mueren, cuando son asesinadas en abundancia, nadie levanta una pancarta con un “basta de matar rameras”, como se hace con los perros callejeros.

(Primavera Silva Monge – 23 de Julio de 2016 – Santiago de Chile)

Primavera Silva Monge (*)

(*) Primavera Silva Monge es una escritora chilena, traductora de japonés, ex alumna del prestigioso Instituto Nacional de Santiago de Chile, artesana y socióloga por afición. Sus escritos los redacta referidos principalmente a los temas cotidianos imprimiéndoles una dosis de frescura y cercanía que hacen muy fácil su lectura y comprensión. Su género literario favorito es la novela y el relato o cuento corto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8