www.euromundoglobal.com

RELEVO EN LA RESERVA FEDERAL

Los cinco desafíos que aguardan a Janet Yellen en la presidencia de la Fed

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h
La candidata oficial para ser la próxima presidenta de la Fed, Janet Yellen, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. (REUTERS)
La candidata oficial para ser la próxima presidenta de la Fed, Janet Yellen, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. (REUTERS)

Salvo que la disputa política vigente en EEUU lo impida, Janet Yellen se convertirá el próximo 1 de febrero en la primera mujer que presidirá la Reserva Federal (Fed) en su centenaria historia. Hasta la fecha, el banco central norteamericano ha visto desfilar 14 mandatarios, todos ellos hombres, con lo que su elección por parte del presidente Barack Obama contiene una fuerte carga simbólica justo ahora que la entidad está a punto de cumplir 100 años. Pero la situación no está para poses ni celebraciones. Yellen encara una tarea titánica por delante. A priori, cinco son los desafíos a los que deberá plantar cara.

1. Reducir la medicina monetaria sin que el enfermo recaiga 

Su gran misión. La que determinará el lugar que se acabe ganando en la historia. Y no será fácil, porque la empresa es mayúscula. Estados Unidos, la mayor economía del mundo, ha vivido conectada a los cuidados paliativos monetarios de la Fed desde 2007. Primero, con medicina convencional. Esto es, con rebajas de los tipos de interés, que acabaron en 2008 porque no había margen para más. En diciembre de ese año los situó ya entre el 0 y el 0,25% en el que aún se encuentran hoy. Y segundo, con medicina más extraordinaria; la correspondiente a sus programas de estímulos cuantitativos. Ha puesto tres distintos (QE1QE2 QE3) en marcha en los últimos cinco años. En total, con todos ellos ha dedicado ya más de tres billones de dólares a la compra de deuda pública y privada. 

 En estos momentos, la Fed, aún bajo la batuta de Bernanke, está estudiando ya la posibilidad de ir reduciendo el volumen del QE3, con el que destina cada mes 85.000 millones de dólares a la adquisición de bonos soberanos e hipotecarios. Todo indica que a Bernanke aún le dará tiempo a iniciar la retirada de este programa de estímulos. Pero será Yellen quien asumirá la tarea de finalizarlo. Y quien, llegado el momento -allá por 2015, según las previsiones actuales-, comience a subir los tipos de interés. Todo ello, sin poner en riesgo la recuperación económica. O lo que es lo mismo: Yellen será el médico que tendrá que ir retirando la medicina monetaria al enfermo sin que esas decisiones perjudiquen su estado de salud. 

2. Diseñar un plan de retirada milimétrico

El desafío de retirar los estímulos sin comprometer la recuperación se ve agigantado por otra circunstancia: el enfermo está enganchado a la medicina de la Fed. Viene siendo así desde que el predecesor de Bernanke, Alan Greenspan, acostumbró a la economía y, sobre todo, a los mercados, a convivir con una política monetaria laxa y con el convencimiento de que, siempre que fuera necesario, la Fed acudiría al rescate -Greenspan put-. Bernanke, en las circunstancias financieras más excepcionales desde la Gran Depresión, ha llevado a cabo mayor experimento monetario de todos los tiempos. Pero sus dosis han supuesto tal descarga, que se temen unos efectos secundarios negativos cuando se vayan retirando los estímulos.

Por tanto, para completar su misión necesitará una precisión quirúrgica en la operación retirada de los estímulos. Un plan milimétrico que deberá plantear en diferentes fases. Por un lado, deberá comenzar retirando los estímulos extraordinarios, para luego, con el paso tiempo, iocuparse de las subidas de los tipos. También tendrá que decidir qué hace con la deuda pública e hipotecaria que tiene en su balance. Venderla alegremente en el mercado dispararía la incertidumbre y causaría un auténtico terremoto en los mercados. Y para todo ello resultará fundamental apoyarse en una estrategia de comunicación que refuerce la visibilidad y la credibilidad de la institución para no provocar sobresaltos en los agentes económicos y financieros. A su favor tiene que Yellen, que es la número 2 de la Fed desde 2010, conoce de primera mano cómo ha venido actuando el banco central estadounidense en los últimos años. 

3. Demostrar que no es segundo plato 

Otro de los retos que afrontará Yellen es consecuencia del propio proceso con el que Obama ha conducido la sucesión de Bernanke. Aunque el actual presidente de la Fed manifestó ya en marzo su voluntad de dejar el cargo el próximo 31 de enero, la Casa Blanca ha demorado tanto la elección de su sucesora que ha dado lugar a todo tipo de especulaciones y, sobre todo, a una certeza no oficial, pero sí oficiosa: el verdadero candidato de Obama era el ex secretario del Tesoro Larry Summers. Esta posibilidad, combinada con el alargamiento del proceso, generó una tensión creciente. Como muestra, más de 300 economistas firmaron en octubre una carta en apoyo de Yellen. Y lograron su propósito, porque Summers retiró su candidatura a mediados de septiembre. Sin embargo, la sospecha de que es el segundo plato de Obama late en el ambiente. De ahí que Yellen tenga entre sus retos demostrar que sí está a la altura del cargo. Su capacidad para generar consensos en el seno de la Fed será crucial para reforzar su autoridad. 

4. Buscar respuestas a la pregunta de Greenspan

Greenspan lo preguntó en diciembre de 1996: "¿Cómo sabemos que una exuberancia irracional ha hecho escalar excesivamente el valor de los activos? ¿Cómo nos enfrentamos a esa situación desde la política monetaria?, preguntó. Pero no encontró respuesta. Bernanke también se lo ha cuestionado. En mayo mostró su temor a la influencia que puede tener la política de la Fed en la formación de burbujas. Pero tampoco ha articulado una contestación fiable. La incógnita, por tanto, sigue abierta. Y Yellen encontrará en ella otro frente que atender... y sin que tenga que esperar mucho para ello. Más que nada, porque la superexpansiva política monetaria de la Fed amenaza con alimentar nuevos excesos y desequilibrios en los circuitos financieros.  

5. Reforzar la independencia de la Fed 

Como en el caso de la mujer del César, la Fed no sólo debe ser independiente porque así lo establece la ley, sino que debe parecerlo. Y durante la crisis, la independencia de la Reserva Federal ha sido puesta en entredicho en muchas ocasiones. Tanto por su actuación en momentos críticos, como en la quiebra de Lehman Brothers o la ayuda prestada a la aseguradora AIG, como por los sucesivos estímulos cuantitativos que ha puesto en marcha, que no se han salvado de ser interpretados con sesgo político. En este sentido, Yellen tendrá entre sus funciones la de reforzar y defender la independencia de la Fed. 

Fuente: Elcocnfidencial.com - Pedro Calvo - 10/10/2013

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8