www.euromundoglobal.com
Olli Rehn
Olli Rehn

Bruselas pronostica más paro y una reducción insuficiente del déficit en 2013

La CE, que será flexible con el déficit español si se confirma el esfuerzo estructural, augura que España decrecerá un 1,4% este año y que el desempleo tocará techo en el 26,9%. El déficit será del 6,7% y podrá llegar al 7,2% en 2014.

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:21h

La Comisión Europea (CE) pronostica que la economía de España seguirá en recesión durante 2013, con una reducción del 1,4% del Producto Interior Bruto (PIB), y que en 2014 crecerá el 0,8%, según sus previsiones macroeconómicas publicadas este viernes, que también señalan que el paro llegará al 26,9% este año y que el déficit público será del 6,7% del PIB.

Salvo en la previsión del déficit público, el Ejecutivo comunitario mantiene los pronósticos que estableció para España el pasado mes de noviembre. "Tras la intensificación de la contracción en el cuarto trimestre de 2012, se espera que la caída del PIB se modere en 2013, tocando fondo hacia finales de año", señaló la CE. El PIB se contraerá el 0,4% en el primer trimestre del año, el 0,2% en el segundo y el 0,1% en el tercero, para mantenerse estable en los tres últimos meses del año. La Comisión prevé que el crecimiento económico "vuelva a un territorio positivo en 2014, bajo la asunción de que no se den cambios en las políticas" aplicadas actualmente. Tanto en el primer trimestre de 2014 como en el segundo se registrará un crecimiento del 0,3%, que se elevará hasta el 0,5% tanto en el tercer trimestre como en el cuarto. Las previsiones del Ejecutivo europeo se sitúan en línea con las del Fondo Monetario Internacional (FMI), que hace un mes revisó a la baja las perspectivas de la economía española con una contracción de un 1,5% para este año y una vuelta a los números verdes en 2014 con un crecimiento del 0,8%. El Gobierno español prevé, en contraste, una caída del 0,5% del PIB para 2013.
La CE considera que durante este año y el próximo la economía española continuará reequilibrándose, con una demanda interna muy lastrada por las altas cifras de desempleo y por el proceso de reducción de endeudamiento que afrontan los hogares. La tasa de ahorro es "probable" que se mantenga baja, a la vez que los ciudadanos tratarán de "suavizar" su nivel de consumo, y la inversión privada se vea lastrada por las perspectivas económicas y continúe la contracción. La CE destaca que se mantendrá estos dos años el ajuste que está sufriendo la inversión en el sector inmobiliario, que se mantiene en niveles "históricamente" bajos y que continúe su caída. Bruselas destaca que la destrucción de empleo se aceleró en el último trimestre de 2012, lo que llevó a la tasa de paro hasta un récord del 26% al cierre del ejercicio, que seguirá aumentando hasta tocar techo este año en el 26,9%, para moderarse en 2014 con una caída hasta el 26,6%. Para el Ejecutivo comunitario la última reforma laboral española debería empezar a tener un efecto más notorio, de modo que permita un ajuste más equilibrado entre salarios y empleo, lo que a su vez "podría reducir el ritmo de destrucción de empleo". Los salarios se estarían adaptando ya a la situación económica, mientras que se dan "aumentos significativos" en la productividad laboral, lo que está resultando en una mejora de la relación coste-competitividad de la economía española. El Ejecutivo de la UE subrayó que ello "es necesario para continuar con la expansión de las exportaciones" españolas.
Las exportaciones se situarán como "la única fuente de crecimiento" a corto plazo, tal y como apunta la CE, que prevé que éstas se mantengan fuertes, pese a la debilidad de la zona del euro, el principal destino de los productos españoles. Por el contrario, las importaciones se están contrayendo "bruscamente" debido a la débil demanda interna. El Ejecutivo europeo destaca que gracias a este escenario, España ha logrado reducir su déficit externo y prevé que registre un "histórico" superávit en 2013 y en lo sucesivo. Otra de las cuestiones que dificulta la recuperación del país es la restricción del crédito que sufre la economía real española, pese a la mejora de las condiciones externas de financiación, con la caída de la prima de riesgo y el aumento de la entrada de capital privado extranjero. Esta mejora se ha visto impulsada por la reestructuración bancaria y las reformas puestas en marcha en España, combinadas con las decisiones tomadas a nivel europeo, entre ellas la puesta en marcha del nuevo programa de compra de bonos (OMT, por sus siglas en inglés) del Banco Central Europeo (BCE).
Reducción insuficiente del déficit público
En cuanto al déficit público de España, las previsiones no son demasiado buenas: este año será del 6,7% del PIB, que prevé que en 2014, sin nuevos ajustes, el desequilibrio irá hasta el 7,2%. La CE sitúa el déficit de 2012 "en torno" al 7% del PIB si se excluye el efecto de la recapitalización de la banca (estimado en la actualidad en el 3,2%), aunque las cifras definitivas se conocerán en abril. Bruselas fijó unos objetivos de déficit para España del 6,3% para 2012, del 4,5% para 2013 y del 2,8% en 2014, por debajo del 3% establecido por las normas europeas.
Los datos dibujan un panorama más negativo con respecto al déficit público de España frente a los cálculos de noviembre pasado, cuando auguraba un desequilibrio del 6% para 2013 y del 6,4 % para 2014. Ahora se estima que los esfuerzos realizados no permitirán a España controlar su desvío durante este y el próximo ejercicio, pese a la prórroga de un año que ya le fue concedido. La CE afirma en sus proyecciones sobre España que la consolidación presupuestaria avanzó en los últimos meses de 2012 debido a medidas como la subida del IVA, la supresión de la paga extra de Navidad a los empleados públicos y otras referidas al impuesto de sociedades.
No obstante, el vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, anuncia una posible relajación del calendario de reducción del déficit para España si se confirma el esfuerzo estructural acordado. "Si los datos actuales para 2012 pueden asegurarnos que el esfuerzo estructural se está implementando, la estrategia presupuestaria podría adaptarse para reflejar que este proceso de consolidación tomará más esfuerzo y más tiempo", dice Rehn al presentar las previsiones macroeconómicas de la UE para 2013 y 2014.
El comisario finlandés afirma que "parece que los esfuerzos estructurales fiscales se han cumplido" y que hay también una contracción económica "inesperada", con lo que España cumple las dos condiciones exigidas por la CE a la hora de decidir si da más margen al país para reducir su déficit. Rehn explica que la CE verificará este extremo "en las próximas semanas y meses" y solo entonces considerará una extensión de la fecha fijada para que España rebaje el déficit por debajo del 3% de su PIB, que es en 2014. Considera "prematuro dar una indicación firme" sobre si da un año o más a España para rebajar su déficit al 2,8% del PIB, porque cualquier revisión de los objetivos se debe basar no solo en las previsiones hoy publicadas, sino también en información adicional (datos confirmados) sobre los resultados fiscales y de crecimiento de 2012.
Situación en el resto de Europa
La eurozona retrocederá el 0,3% en 2013 y habrá de esperar hasta 2014 para que su PIB alcance un moderado 1,4%, en un entorno en que el alto nivel de desempleo está en el centro de las preocupaciones. "La situación actual se puede resumir así: datos decepcionantes del final del pasado año, algunos otros alentadores más recientemente y de creciente confianza de los inversores para el futuro", señala Rehn.
Los progresos llegarán en 2014 cuando la economía de la zona euro se sitúe en el 1,4%, según esos pronósticos, que para el conjunto de la UE se espera que el aumento del PIB sea del 0,1% este año y del 1,6% el siguiente. "Las condiciones de los mercados financieros en la UE han mejorado de forma sustancial desde el pasado verano, pero la actividad económica fue decepcionante en la segunda mitad de 2012", indicaron los economistas de la CE, que resaltaron las difíciles condiciones de acceso a créditos y la "inaceptablemente alta" tasa de desempleo. Sobre la evolución de los mercados laborales, Rehn apuntó a que la actual debilidad económica "aumentará el desempleo este año hasta el 11,1% en la UE y hasta el 12,2% en la zona euro", lo que situará en el paro a casi 20 millones de europeos, y con los niveles más altos para Grecia (25,7%) e Irlanda (14,1%) y por supuesto España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8