www.euromundoglobal.com

Pueblos de España

Tiempo de castañas, Magosto en Hermisende

Tiempo de castañas, Magosto en Hermisende

Por Concha Pelayo (*)

Tiempo de castañas, Magosto en Hermisende

Hermisende es una pintoresca localidad de la provincia de Zamora que se encuentra situada muy próxima a Orense y a la frontera portuguesa, a la altura de Tras-os-Montes. Pertenece junto a San Ciprián, La Tejera y otras pequeñas localidades, a la denominada Alta Sanabria. Precisamente, por la proximidad con estos pueblos gallegoportugueses han generado un habla singular que sorprende a los visitantes y que se duda sobre la verdadera procedencia de la misma.

Tiempo de castañas, Magosto en Hermisende
Tiempo de castañas, Magosto en Hermisende

Hermisende tiene una vegetación arborícola en la que destaca el roble, el carrasco, el nogal, el fresno y el castaño, que en esta época del año cobra todo el protagonismo ya que se produce la recogida de castañas y por la celebración de el Magosto, una entrañable fiesta que se repite cada año para regocijo de los habitantes del lugar. Pero además de toda esta variedad arbórea, son abundantes los manzanos y membrillos así como los boletus, un producto que cobra cada día más adeptos.

Esta zona de la Alta Sanabria donde sus habitantes viven tranquilos y apartados de los grandes núcleos de población, tiene peculiaridades que recogen los libros de historia y que llaman la atención del foráneo. Al parecer, hubo un tiempo en que la localidad de San Ciprián perteneció a Portugal hasta la Guerra de Restauración portuguesa y ya se sabe que los pueblos fronterizos, por su proximidad, aunque compartan usos y maneras, a veces generan no pocos conflictos que se traducen en divisiones administrativas que desequilibran ambas partes. Tal es el caso de la zona que nos ocupa como son estos tres pueblos zamoranos que un día decidieron que querían pertenecer a España siendo, como eran portugueses. Esto ocurría cuando en la comarca de Tras-Os-Montes, reinando ya el monarca luso Juan IV, esos pueblos se vieron envueltos en insalvables violencias produciéndose todo tipo de vandalismo. No se sabe si una de las rutas de senderismo, que existen en este lugar, muy frecuentadas por los amantes de este sano deporte, se la denomina “Ruta del Contrabando” y no sabemos si tendrá que ver con ese vandalismo, pero lo cierto es que muy próximo a Hermisende, existe una bella localidad, Villardeciervos, donde llaman la atención sus hermosas y lujosas casonas construidas con piedra de sillería y que nos dicen que se hicieron en tiempos del contrabando en España. Lo cierto es que las historias de frontera siempre han escondido muchos secretos y se prestan a conversaciones de invierno ante la lumbre.

Y en torno a una gran hoguera, frente a la Iglesia de Hermisende, el pasado día 1º de noviembre se celebró la fiesta del Magosto en su XI edición y que también se organiza una Feria Agroalimentaria y de Arte que se incluyen dentro de la propia fiesta del Magosto. Cientos de castañas se asan y se degustan en paz y armonía por todos los habitantes de la localidad y por todos los vecinos que acuden de otros pueblos. Un momento para el encuentro amable, para comer el pulpo que se sigue cocinando a la gallega, con aceite de oliva y pimentón. La música y el folklore, las gaitas gallegas o los grupos de salsa, invitan a bailar mientras los puestos de artesanía muestran los diferentes productos que se exhiben para su venta.

Las calles de Hermisende se presentan angostas y empinadas y las gentes caminan y se saludan. Nos acogió “A casa do cura”, un centro de turismo rural de gran belleza, construido todo en piedra y que muestra unas llamativas gárgolas más propias de una catedral. Nos dicen que “A casa do cura” siempre fue donde se alojó el cura, desde hace más de sesenta años y que por eso se llama así.

Tuvimos la oportunidad de formar parte del jurado del concurso de repostería en representación de la Academia de Gastronomía de Zamora. Doce exquisitas tartas elaboradas con el producto base, la castaña, para las que sus artífices no escatimaron imaginación en la presentación. El paladar se vio en un serio compromiso pues fue difícil decantarse por las mejores. Todas exquisitas.

Tras la entrega de premios, finalizó la jornada con una cena multitudinaria ofrecida por el Ayuntamiento donde se degustaron entre otras viandas, el bacalao, otro producto muy portugués que se consume por toda esta zona sanabresa y, cómo no, las castañas asadas y peladas. En honor a la verdad hay que reconocer que la fama de las castañas de la zona la tienen bien merecida.

(*) Concha Pelayo es escritora y crítica de arte y es también, miembro de la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo ( FEPET)

Tiempo de castañas, Magosto en Hermisende
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8