www.euromundoglobal.com

CAFÉ CON POLÍTICAS… POR FAVOR

Meteorología política

Ya no existe la posibilidad de simplificar nuestras posturas políticas puesto que el mundo bipolar ha muerto. Estamos en medio de una época de cambios cuyos resultados aún no alcanzamos a vislumbrar pero de los que vamos a ser partícipes. En esta ocasión tenemos un agravante, el mundo está mucho más alfabetizado que en la última revolución de principios del siglo pasado, nuestras responsabilidades serán insoslayables.
Sufriendo la ola de calor que asola buena parte de España recuerdo unas palabras de Montesquieu que dicen así: "Las necesidades en los diferentes climas han dado origen a los distintos modos de vida, y éstos, a su vez, han dado origen a los diversos tipos de leyes". Teníamos la costumbre –hace años- de tener muy bien diferenciadas las cuatro estaciones del año. En verano siempre aprovechaban los políticos, y otras especies, para hacer de las suyas, ya que en general todo el mundo estaba más pendiente de disfrutar las vacaciones. Pero ahora, con el cambio climático y esa nueva toma de conciencia que demanda tanto esfuerzo a los gobiernos, las costumbres se están alterando y quizás ello esté afectando a los órdenes políticos imperantes y aún no hayamos caído en la cuenta.

Si bien hasta 1989 cada acto violento, cada movimiento social, militar, económico y político se entendía bajo las luces de la guerra fría, ahora todo debe cobrar sentido entre las zonas no delimitadas de un mundo multipolar. La consecuencia inmediata es que el individuo está tardando en posicionarse porque le lleva un cierto tiempo determinar con certeza en qué cesto está, qué está completamente de acuerdo con sus intereses y su forma de pensar. Debe darle cabida a un nuevo término: “multi” o “pluri”.

Acorde con esta época de cambios, pensaba en las razones por las que no hay cismas sociales que reconfiguren desde las bases el orden mundial. Resultaba difícil entender porqué la globalidad humana va a aceptar mansamente que el “nuevo orden” nos venga dado desde arriba, desde las élites, sean éstas blancas, negras, indígenas –o bien de los pueblos originarios- Comienzo a tenerlo más claro, no es una cuestión de juventud; es por el cambio climático, que está afectando a la organización del mundo.

No llega a concretarse, a pesar de la dureza de las circunstancias, una atmósfera de agitación global que arranque prerrogativas al sistema. Entiendo que eso muestra que las debilidades locales –como sucede en el caso de Bolivia- no dejan ver la totalidad.

La actual crisis de valores está oculta bajo las brumas de lo “multi”. Seamos claros, debemos hacer un esfuerzo por dejar de lado nuestros impulsos maniqueos y acostumbrarnos a disciplinar nuestra mente y capacidad de acción considerando sobre todo el resultado para el conjunto. Ya no podemos contar con la simplificación de limitarnos a decidir sólo entre lo uno y lo otro.

No se va a reinstalar un mundo bipolar para que unos se pongan a un lado de la cuerda y otros en la opuesta, y nuevamente volvamos a tirar cada uno en dos sentidos de vida que sean irreconciliables. De hecho, lo que está pasando nos ha demostrado que ese sistema no funciona.

Hay un cambio importantísimo que se ha producido con la elección de Obama que aún siendo negro, sobre todo defenderá los intereses de su país, sin tener en cuenta el color de su piel. Del mismo modo los presidentes indigenistas de América Latina hicieron valer el color de su piel y de su tradición histórica. En ambos casos esa característica física les ha granjeado sobre todo simpatías –y alguna que otra irrelevante antipatía-.

Por esa misma razón sus responsabilidades van más allá de su origen racial y frases textuales como la pronunciada por Evo Morales, -presidente de Bolivia- "Ojalá desde diciembre de este año (2009) podamos tener realmente el poder. Que el poder lo tenga el pueblo significa que tengamos el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial", ha sonado un poco a alarma, como que van a dar un paso atrás al buscar la victoria por más del 60% en las elecciones de diciembre del 2009. Teniendo en cuenta que Morales representa esperanza para una masa popular representativa prefiero pensar que en realidad esas palabras no son suyas, sino inspiración directa de sus nuevas amistades iraníes que, como islámicos que son, ni valoran nuestro modelo democrático ni tienen claro lo de la separación de poderes.

En realidad no importa si lo dice o lo piensa, ésa es la forma de actuar del dominador y aquí nuevamente entra en liza lo “multi” -no se puede ser multidominador de los tres poderes porque uno se convierte en “unidominador”, y ésa es la base del totalitarismo, y entonces ¡atención!-. Cuando hay incoherencias es conveniente abrir los ojos y los oídos antes de que el lobo feroz, disfrazado de abuelita amorosa, se coma a la caperucita roja. No, no debemos desinteresarnos de los incidentes locales porque cuando el campesinado, las clases medias, las masas no escuchan su propia voz que pide trabajo y seguridad, entonces, los sonidos del entorno terminan por ahogar el grito de su realidad.

Pensemos en qué sucedería si un partido quedara desbordado por sus militantes. Quizás bajo esta perspectiva se pueda entender el caso de Víctor Hugo Cárdenas cuya casa y familia fueron atacadas a principios de 2009… Aunque éste es un tema para reflexionar más en profundidad en otro momento.

Las noticias sobre el fútbol, los registros econométricos, el último cotilleo social… juegan su papel. Los problemas principales se distraen y con ellos las masas también, el conflicto se disuelve al tiempo que las reivindicaciones pierden en entusiasmo. La élite que está en el poder lo celebra puesto que sólo tiene que centrarse en ella misma y en cómo afianzarse.

El poder derrocha gran parte de su tiempo protegiéndose de lo que les amenaza, cuando su trabajo consiste realmente en el buen gobierno de TODOS los habitantes de un país que por mayoría han elegido en las urnas a un Evo Morales que debe rendir cuentas tanto a los que le votaron como a los que están respetando los resultados del 2005 -recuerde el partido en el poder que no sólo debe preocuparse de los que le votaron o van a votarle-. En caso contrario sólo podrá convocar a sus “leales” y eso ahondaría tanto en la polarización del país que incluso muchos de los que le apoyaron podrían desencantarse.

En España, por ejemplo, el gobierno se protege dando a la población -que cumpla ciertas condiciones- 420€ de subsidio al desempleo, en Bolivia se da un Bono –llámese Juancito Pinto o Perico de los Palotes- o se destinan presupuestos para construir casas para los matrimonios jóvenes; todo ello no sustrae a la población de sus problemas cotidianos, reales, del futuro inmediato.

La gente se distrae con esas medidas –hasta decide épicamente conformarse sólo con lo que tiene para sentirse feliz y no desgastarse entre sus frustraciones-, pero como la realidad siempre es presente –eso sí ¡bienvenidas la medidas sociales que alivien las preocupaciones!- no debemos olvidar que no hay que darle todo el poder a un gobierno que está para servirnos y no para ponernos a su servicio.

Cuando en América Latina se planteó la acolonización, se produjo una atmósfera de violencia –incluso me atrevería a decir de resentimiento- que impregnó la vida nacional. Pues bien, en el marco de la coexistencia pacífica que desea abanderar E. Morales, es recomendable evitar la inseguridad estratégica que suponen las masas adoctrinadas en un odio radical por todo aquello que, no siéndoles afín, consideran enemigo, ya que entonces Bolivia se enfrentará al peligro de fracturar la noción de Historia Colectiva.

Ya hemos observado que cuando un partido indigenista sube al poder, se producen cambios. La consecuencia es que no hay que temerlos porque el país no va a peor, claro que esa conclusión no nos obliga a ser subjetivos y pensar que por esa misma regla de tres todo va a ir a mejor.

Puede ser que Montesquieu tuviera razón y que los climas, en cierto modo, nos condicionen como animales políticos que somos. En el altiplano y en los valles bolivianos probablemente les parezca un desatino la reflexión de este pensador ilustrado porque no están sometidos a las altas temperaturas de quién suscribe, pero vistos desde aquí, el colectivo boliviano tiene mucho en lo que pensar de cara al derecho a voto que podrán ejercer en España para participar en las elecciones generales de su país. Cada voto es importante y cada reflexión también.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8