www.euromundoglobal.com
Cafetera Cona: hacer café sin gastar electricidad
Ampliar

Cafetera Cona: hacer café sin gastar electricidad

jueves 29 de abril de 2021, 23:39h

29ABR21 – MADRID.- En el mercado podemos encontrarnos con una gran variedad de cafeteras de diversos estilos y modelos. Sin embargo, en los últimos tiempos, la tendencia ha catapultado un tipo concreto, la cafetera Cona, un modelo tradicional que no necesita ser enchufada ni gastar electricidad para elaborar un café de calidad.

La cafetera Cona, también conocida como sifón de vacío, se basa en un sistema de vacío, donde, a través del café molido, puede obtenerse un café de calidad, aroma y sabor únicos. Pero ¿cómo funciona?

El boom de la cafetera Cona

El primer modelo de cafetera Cona se creó en 1830 por Loeff de Berlín. Sin embargo, 10 años más tarde, Robert Napier la mejoró, diseñando un modelo similar pero que preparaba el café a través del vacío, de ahí que el nombre con el que se comercializara fuera The Napier Vacuum Machine (La máquina de vacío de Napier). Este modelo ayudaba a filtrar las impurezas que podía tener el café y, a lo largo de los años, poco ha ido variando de ese original.

Su precio era bastante elevado debido a que se fabricaba con vidrio de muy alta calidad, resistente para las altas temperaturas que debía alcanzar para emulsionar el café. Por eso, lo aquellos pudientes podían tener una.

A pesar de que fue muy popular en su época, no fue hasta un siglo después, en el XX, cuando empezó a extenderse. Aun así, el hecho de que tardaba más que otros modelos hacía que se destinara solo para hogares donde apreciaran el buen café, o para ocasiones especiales.

El funcionamiento de la cafetera Cona

Ver por primera vez una cafetera Cona en funcionamiento es desconcertante. Y es que, sin necesidad de estar enchufada a la corriente, y solo haciendo uso de una llama, el café se prepara a través de la infusión de los granos de café.

El diseño de la cafetera nos ofrece dos depósitos o compartimentos diferentes. El primero de ellos, más bajo, es donde la llama incide, con lo que se coloca el agua para que esta se caliente. Por otro lado, en la cámara superior, se encuentra el café molido. La proporción para preparar el café es de 10 cucharadas de café molido por cada litro de agua (normalmente las cafeteras tienen una capacidad limitada de un litro).

Conforme la llama va calentando el agua, esta tiende a subir hacia arriba, pasando por un tubo que comunica ambas partes, y haciendo que ésta alcance el café molido y se mezcle. A este proceso se le llama emulsión del café y lo que hace es extraer la bebida. Sin embargo, hay que esperar a que todo el líquido esté arriba para, a continuación, apagar el fuego y dejar que se enfríe. En ese momento, se genera un vacío, haciendo que el líquido pase por un filtro que se encuentra en el tubo por donde ha subido antes y caiga abajo, pero ya convertido en café. Ese filtro ayuda a retirar los restos de café molido que pudieran haber quedado, dejando el café listo para servir.

Un café con más sabor hecho de forma artesanal

Entre las diferentes ventajas que se obtienen con las cafeteras Cona, una de las principales es, sin duda, el elaborar un café artesanal y de manera más lenta, pero consiguiendo un resultado más aromático y con un sabor único donde los haya.

Muchos de los que lo prueban coinciden en que su sabor es único, pocas veces comparable a los de otras máquinas de café de alta gama. Si bien tienen el problema de que la cafetera en sí es bastante frágil y, al estar hecha de cristal, puede romperse o bien tener problemas si la temperatura a la que se le somete no es la adecuada. Tampoco su limpieza es fácil debido a las complicaciones que general el acceder a su interior para limpiar los restos que puedan quedar.

Un precio que puede no ser el esperado

A pesar de que la cafetera Cona es una máquina que no necesita de electricidad para funcionar, solo de una llama, mechero o similar para calentar el agua, lo cierto es que su precio no es barato. A pesar de que en el merado podemos encontrar una gran diversidad de precios, la verdadera cafetera de vacío suele costar entre 200 y 250 euros de mínimo.

Se pueden encontrar más baratas, desde los 40 euros, si bien los materiales de que están hechas estas no tienen mucho que ver con los originales, así como el diseño que puedan tener, variando significativamente y obteniendo un café que, si bien es parecido, no puede rivalizar con el auténtico de una cafetera Cona (siempre y cuando se realice de manera adecuada).

A pesar de todo, para los grandes amantes del café puede ser una buena inversión si aprecian una bebida de calidad y llevan a cabo su elaboración siguiendo las pautas para mantener en buen estado durante años esta cafetera.

Redactor : Jorge Infante Velarde

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8