www.euromundoglobal.com

Opinión: “Es Mi Sentir...”

Nuestras hienas de cada día
Ampliar

Nuestras hienas de cada día

Por Geral Aci

miércoles 18 de noviembre de 2020, 22:49h

19NOV20 – MADRID.- Cuando una manada de leonas y algún león, que llevaban una semana sin comer, buscaban en la selva una presa para quitar el hambre, descubrieron una manada de Ñu, los siguieron pacientemente, los Ñu descansaban, las leonas descansaban, tal vez los animales se preguntaban ¿por qué nos siguen? Pero no había respuesta. Pero si, había una razón. Buscar al Ñu más viejo, al que se cansaba primero y cuando estaba identificado, entonces atacaban.

Los grandes animales huían a toda prisa, menos el cansado y lento anciano Ñu. Le mordían las patas y el gordo animal caía al suelo, entonces una leona abría las grandes mandíbulas y le atenazaba la garganta, el torturado animal ya no sentía dolor por las mordeduras, sino se desesperaba por la falta de aire. A los pocos minutos la manada al completo lo devorada, una vez saciado el hambre se alejaban y venían los chacales que también quitaban el hambre y después otros depredadores más pequeños, incluyendo aves de rapiña, al final hasta las hormigas trasladaban minúsculos trozos a su madriguera.

Nunca a ninguna leona o león se le ocurrió pensar; si matamos a todos los Ñu los guardamos en nuestras guaridas, los demás depredadores quedaran sin comer y tendrán que comprarnos a nosotros la carne que necesiten y cuando esta se termine, entonces mataremos los elefantes, después las jirafas y terminaremos con los hipopótamos. Nunca lo pensaron. Solo capturaban lo que necesitaban y con eso comían todos los depredadores de la selva. La ambición no existía ni existe entre esos animales.

Esto llegó a mi memoria al leer algunos periódicos y escuchar comentarios en la televisión. En centro América un tifón asoló algunos países y la destrucción fue total. Diversas asociaciones piden hoy solidaridad con esos pueblos que desde lejos viven esa tragedia y pedían ropa ojalá en buen estado, zapatos no muy usados, conservas no caducadas, medicinas sobrantes y ropa de niño aunque tenga remiendos. Es decir lo que ya no se usa o no sirve, enviarlo a los que mueren cada día de hambre, frío y enfermedades. Y pensar que con el 0,00001 por ciento de la gigantesca fortuna mal habida que dispone el vaticano, se podrían reconstruir esos y otros lugares de miseria, dolor y muerte. Solo envían oraciones y piden a los sobrevivientes que digan plegarias mirando al cielo.

En el tiempo que estamos viviendo ningún banco, de esos que roban 6 euros cada mes al que no use la tarjeta, de esos que firman una hipoteca de 20.000 euros y el cliente tiene de devolver 60.000 euros, de esos que desalojan una vivienda en tres días, dejando a las familias en la calle que según algunos comentarios les toca en suerte jueces simpáticos y admiradores de los bancos. De esos que recibieron enormes cantidades de los gobernantes como ¿rescate? De esos que se unen para despedir trabajadores sabiendo que ya no tienen espacio donde almacenar más dinero. ¿Han donado un céntimo para las familias desfavorecidas?

Si, en este tiempo, unos políticos se olvidan de los virus y se dedican a insultar, a mentir, a robar, a corromper, a burlarse, a vagar y también a almacenar dinero, pero a ninguno se le ocurre decir; ya que ganamos mucho, tenemos coches oficiales, no pagamos el teléfono, tenemos guardaespaldas, viáticos e invitaciones gratis a centros de lujuria si, a ninguno se le ha ocurrido decir; donemos un porcentaje de nuestros salarios para aquellos que durante horas y horas soportando el frío o el calor forman una humillante fila para recibir un kilo de arroz.

En la puerta de un supermercado un señor solicitaba ayuda de los clientes para “ayudar” a los desfavorecidos, no decía de donde, y yo le pregunté; ¿por qué no lo piden a la cúpula de la iglesia o a los auto llamados pastores de otra secta parecida? que viven en la opulencia sin haber trabajado nunca y menos haber pagado impuestos? Que durante años mediante mentiras y amenazas son verdaderos bancos ocultos tras un libro de paginas doradas y mentiras increíbles.

Y el señor me respondió:yo no hablo de política.

En la puerta del ambulatorio pregunté si el doctor atendía por la tarde y me dijeron que solo por la mañana y pregunté por qué y me respondieron; es que en la tarde trabaja en una clínica privada, se puede pensar que es un hombre con suerte. Dos salarios.

En un centro de mayores donde hacen falta muchas cuidadoras o cuidadores, cuando pregunté por los controles de las autoridades, me dijeron; No temen los controles, les resulta más barato pagar una multa que contratar trabajadores. Hacen contratos basura para poder despedirlos y no pagar indemnizaciones. Contratan chicas para “hacer limpieza” pero terminan haciendo de todo, hasta de recetar medicinas a los ancianos enfermos, hoy eso no trae problemas, ya que todos los muertos son culpa de los virus.

Siguiendo con los leones les cuento, que un día que estaban reunidos, escucharon hablar a una hiena y esta proponía eso de juntar cadáveres y venderlos a otros animales que veían morir de hambre a sus pequeñas crías. -Eso no es recomendable dijo un anciano león, imagínense que todos los animales de la selva se unan y un día decidan acabar con el abuso de las hienas.- Sería un acto de justicia.

También sería un acto de justicia, si los seres humanos decidimos entre todos, acabar con nuestras hienas de cada día.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8