www.euromundoglobal.com
Pablo Casado, pdte. del PP
Ampliar
Pablo Casado, pdte. del PP

El PP, el primer partido que se desmarca del consenso en el estado de alarma

  • La mayoría de los partidos critican tanto la forma como el fondo de los últimos reales decretos, especialmente el que limita la actividad no esencial, pero solo los de Casado han abierto la puerta a votar en su contra en el Congreso cuando se convaliden

martes 31 de marzo de 2020, 11:53h

31MAR20 – MADRID.- El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha decidido dar un paso más allá en su estrategia de ataque al Gobierno por la gestión de la crisis del coronavirus. El líder de los populares anunciaba este lunes que su partido no apoyará los reales decretos aprobados el viernes y el domingo por el Gobierno para endurecer el confinamiento del estado de alarma y proteger a los trabajadores que se hayan visto forzados a parar su actividad.

El PP se convierte así en la primera formación de ámbito estatal que se desmarca abiertamente del consenso mantenido hasta ahora ante el estado de alarma, que se reflejó en las votaciones de los últimos plenos del Congreso. Pero no es la única fuerza que ha criticado las últimas decisiones adoptadas por el Gobierno, especialmente el real decreto que este mismo domingo, al filo de la medianoche, ampliaba sustancialmente el confinamiento ciudadano para luchar contra la expansión del SARS-CoV-2.

Tanto Vox, como el PNV, ERC o Ciudadanos, han lamentado las formas y el fondo de lo acordado este domingo. Eso sí, no siempre por los mismos motivos. Y, de momento, no han anunciado el sentido de su voto en el Pleno que debe ratificar los últimos reales decretos. Fuentes del partido vasco, no obstante, sí han asegurado a eldiario.es que cuando llegue el momento no votarán a favor, aunque eso deja la puerta abierta a la abstención.

Los reales decretos se aprueban por mayoría simple, es decir, necesitan más síes que noes para ser convalidados. La sesión en la que se producirá esta votación todavía no tiene fecha, pero podría producirse la semana que viene si el Gobierno decide reclamar del Congreso una segunda prórroga del estado de alarma, cuyo final está ahora mismo marcado para el 11 de abril. Pero no es obligatorio, ya que la Constitución da un mes de plazo para la convalidación. Fuentes del PP reconocen que no esperan la votación hasta dentro de 15 días.

Casado y Abascal ven riesgo para la "propiedad privada"

El anuncio de Casado puede quedarse así en un mero gesto simbólico, sin incidencia real en la ley. Los reales decretos aprobados por el Ejecutivo ya han entrado en vigor desde su publicación en el BOE y, especialmente el que se refiere al endurecimiento del confinamiento, tiene vigencia hasta el 9 de abril, el jueves de la semana que viene. El Pleno, en el calendario más ajustado, podría debatir y votar una medida que estaría al límite de cumplir su vigencia.

Lo que sí se evidencia es la ruptura total entre el Gobierno y el principal partido de la oposición incluso en una crisis sanitaria como la del coronavirus, que ha provocado ya al menos 7.340 fallecidos.

"No vamos a apoyar estos reales decretos si no se modifican", aseguraba Casado en una rueda de prensa telemática desde la sede nacional del PP, en la que endureció aún más su discurso contra el Gobierno, al que acusó de "desleal" y "mentiroso". El líder del PP justificó su negativa a seguir apoyando al Ejecutivo en el Parlamento por su "deriva a las tesis de Podemos que pide expropiar la propiedad privada". "El peso del coste de la crisis no puede caer en las empresas sino en el Estado", remarcaba el presidente de los populares, antes de exigir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "rompa con la agenda ideológica radical de sus socios y que atienda la demanda de los autónomos y pymes".

Casado acusa a Sánchez de mentirle durante la crisis del coronavirus. "El Gobierno no está siendo leal con la oposición. La información que estoy recibiendo no es cierta", señalaba, haciendo alusión a las conversaciones que ha mantenido con el jefe del Ejecutivo en los últimos días. "No se nos puede dar información falsa. No podemos remar en la misma dirección si no se nos dice la verdad", añadía.

Preguntado sobre esas supuestas "mentiras", Casado aseguraba en cambio que él "no revela conversaciones privadas". Y, a renglón seguido, el líder del PP insistía en hablar de "mentiras, deslealtades y ocultación de información" por parte del Gobierno. El presidente del PP afirmaba que, a su juicio, el Gobierno está "desbordado y yendo tarde" y "no está teniendo una comunicación efectiva con las comunidades autónomas", sobre todo en lo relativo al material sanitario. Por último, lanzaba una advertencia: "Las responsabilidades llegarán".

Fuentes de la dirección nacional del PP aseguran que por el momento "no está encima de la mesa" una petición de dimisión de Sánchez o del ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero tampoco descartan reclamarlas una vez se haya superado la epidemia. En lo que insisten las fuentes consultadas es en exigir una "comisión de investigación" en el Congreso para conocer "la verdad" de lo sucedido en las últimas semanas.

Las tesis del PP coinciden en buena parte con las de Vox. El partido presidido por Santiago Abascal también ha criticado al Gobierno por lo que consideran un ataque a la propiedad privada.

El partido de extrema derecha reclamó en el debate parlamentario de prórroga del estado de alarma que el Gobierno profundizara en las medidas de confinamiento, pero tras conocerse el contenido del real decreto ha arremetido contra el Ejecutivo y, especialmente, contra el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por citar en un tuit el artículo 128 de la Constitución.

Los votos de PP y Vox, sumados en un hipotético no al real decreto, sumarían 141. Los síes seguro serán los 155 que aglutinan el PSOE y Unidas Podemos. Por lo que la convalidación de los reales decretos dependería de la posición de los demás grupos.

Críticas de ERC, Ciudadanos y el PNV

Ciudadanos mantendrá el apoyo y la "mano tendida" al Gobierno para sacar adelante los decretos con las nuevas medidas contra el Covid19. Así lo han hecho hasta ahora y aseguran que lo seguirán haciendo, informa Carmen Moraga. Pero la portavoz parlamentaria, Inés Arrimadas, que desde que estalló la crisis ha dejado claro que quiere marcar perfil propio frente a Casado estrenando un tono moderado en su oposición al Gobierno, ha empezado hace unos días a elevar el tono de sus mensajes y a lanzar algunos reproches a Pedro Sánchez.

El domingo, pedía al presidente del Gobierno en un vídeo que subió a Twiter que celebre una reunión con todos los líderes de los partidos y los agentes sociales para consensuar las nuevas medidas tanto económicas como sanitarias para luchar contra la pandemia. Por la noche, la líder de Ciudadanos se quejó de la "improvisación" del Ejecutivo y de la tardanza en publicar la lista de los sectores que se consideraban como "no esenciales". Pese a ello, adelantó su respaldo a una medida que, según recordó, Ciudadanos ya le había pedido al presidente la semana pasada en el Pleno del Congreso.

Este lunes, en una nueva rueda de prensa telemática, Arrimadas hablaba de "lío" e incidía sobre la "incertidumbre y la inseguridad jurídica" que el Ejecutivo había provocado con ese retraso y reiteraba la necesidad de buscar el consenso. Y también volvía de dejar caer algunas de sus diferencias de criterio con el Gobierno: "No se trata de paralizar la economía, sino de reducir los desplazamientos y los contactos entre las personas", opinó, apuntando que todas esa decisiones deberían ir acompañadas de otras medidas "alternativas".

Desde el PNV, por su parte, defienden que "el estado de alarma se puede y se debe gestionar de otra manera". "Esta afirmación va más allá de que las medidas que se han adoptado en Madrid nos hayan parecido mejores o peores, o que su aplicación en Euskadi esté más o menos justificada. Una cosa es el mando único y otra muy distinta es la imposición. Pedro Sánchez podría inspirarse en el modo en que están combatiendo Alemania y Angela Merkel el coronavirus. Allí, cada Länder puede decretar sus propias medidas", reclaman desde el partido vasco.

En las decisiones más trascendentes de esta crisis (la declaración del Estado de Alarma; la centralización de la gestión sanitaria y de compra de material; y el decreto del cese de toda actividad "no esencial"), añaden las mismas fuentes, el PNV se ha "sentido ignorado y desatendido por el presidente Sánchez. Han sido tres duros golpes a nuestra confianza. Y la confianza del PNV hacia el Gobierno de Pedro Sánchez ha quedado resentida".

"El Gobierno sigue en minoría. Debe tener muy presente por qué está dónde está y gracias a quién está dónde está. Sabemos separar el grano de la paja y no vamos a desestabilizar nada, pero lo que no vamos a hacer es dar cobertura política ni mediática a los errores de Sánchez", avisan.

Desde ERC también se ha criticado la "chapuza jurídica" que, a su juicio, ha supuesto la gestión del decreto que profundiza el confinamiento y reduce las actividades productivas. Los republicanos no tienen decidido todavía el sentido de su voto, según apuntan fuentes del grupo parlamentario a eldiario.es.

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, apuntaba este lunes que "la respuesta no es el 'Mejor Unidos' o las ruedas de prensa de militares" ni "la centralización de más competencias", sino que "pasa por abordar la crisis de forma coordinada y con la máxima responsabilidad". Vilalta ha reclamado medidas como una renta de confinamiento mientras dure la alerta.

Tanto ERC, como Junts per Cat, han reclamado en las últimas semanas un endurecimiento de las condiciones de confinamiento. El president de la Generalitat, Quim Torra, llegó a pedir el cierre total de Catalunya, así como de Madrid, Euskadi y La Rioja.

Posición similar mantuvieron los diputados de Bildu. En este caso, los independentistas vascos ven "positivamente" el cierre de las actividades económicas no esenciales, que también habían ya reclamado el pasado miércoles. "Tanto esa medida como la de prohibir despidos durante la crisis nos parecen necesarias y de sentido común para proteger a la clase trabajadora y priorizar la salud por encima de beneficios económicos", aseguran fuentes del grupo. En Bildu son conscientes de que sus votos, ya sea a favor o como abstención, pueden ser importantes para la convalidar el decreto. Pero no confirman su posición: "Iremos viendo de aquí a la fecha de votación".

En cuanto a Más País, sus dos diputados en ningún caso votarán en contra de las convalidaciones de los reales decretos, según confirman a eldiario.es fuentes del partido de Íñigo Errejón. "La paralización de la actividad no esencial es algo que llevamos pidiéndole al Gobierno desde hace una semana", apuntan las mismas fuentes, que sí reclaman al Ejecutivo de Sánchez "más velocidad" a la hora de implementar las medi

Iñigo Aduriz / Aitor Riveiro

FUENTE: eldiario.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8