www.euromundoglobal.com

Opinión:

El capitalismo europeo y los esclavos modernos

(Fragmento del segundo libro de la trilogía: Diario de un Autodidacta con subtítulo: La Odisea de un Vendedor)
  • Por Wangeli Chaaraoui

lunes 18 de noviembre de 2019, 11:39h

18NOV19 – MADRID.- En Europa, el capitalismo evolucionó desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y se transformó en un sistema, entre comillas, de “bienestar social”. Sin embargo, en la Unión Soviética comunista, el muro de acero se desintegró por muchas razones históricas, entre ellas por la corrupción, el autoritarismo y la intransigencia de los dirigentes soviéticos al no querer cambiar el sistema obsoleto y por los fallos del sistema soviético en general.

Así que el sistema no se auto renovó o no evolucionó al ritmo de las necesidades de las poblaciones y de la emancipación de la nueva sociedad. Los pensadores libres no podían ni pensar ni opinar libremente en la prensa, estaban perseguidos por el régimen totalitario, eran encarcelados o asesinados. Había una gran represión dictatorial en la época del comunismo de Stalin y de la historia totalitaria soviética. A continuación explicaré la intervención política de Alemania del Oeste, para la reunificación de las dos Alemanias, que estaban separadas desde que Alemania perdió la Segunda Guerra Mundial. La BRD que era Alemania del Oeste o la República Federal de Alemania se quiso unir a la DDR, que era la Republica Democrática Alemana, esta última estaba bajo tutela, custodia y ocupación soviética desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Así, gracias a la prosperidad y al dinero ganado en Alemania del Oeste por la próspera industria y el avance tecnológico, que produjeron tanta riqueza económica, permitió que Alemania Federal pudiera ganar, por su influencia económica, a la Alemania del Este o la DDR. La BRD pudo exigir la reunificación y compensarla indirectamente con ayuda económica a la Unión Soviética, que estaba en un momento económico y social muy crítico y difícil. Era justo la época de la Perestroika, cuando llegó al poder el presidente Mijaíl Gorbachov y cuando se llevaron a cabo las políticas reformistas que fracasaron…

Después de la desintegración de la Unión Soviética, algunos países de los más de veinte que la formaban se liberaron, como Bulgaria, Lituania, Estonia, Letonia, Republica Checa y Eslovaquia, Hungría, etc. Esos últimos se integraron y se unieron poco a poco en la Comunidad Europea, la Unión Europea, aunque cada país tiene su historia y sus dificultades económicas y sociales particulares que son relativas a su historia y su economía propia.

Otros países como Ucrania y otros, aunque se independizaron oficialmente, tardaron en salir de la influencia de Rusia. Querían al principio quedarse en relaciones preferenciales con Rusia y la Unión Europea, pero no tardaron en manifestar su deseo de querer formar parte de la Unión Europea actual. Es un sueño un poco difícil de realizar, vistos los grandes desafíos y los problemas internos actuales de la Unión Europea, con el gran problema del Brexit, y la ola del nacional populismo europeo, el problema de la emigración y otros problemas estratégicos y geopolíticos de la de la zona europea.

Podemos decir que hoy en día tenemos un fenómeno diferente, eso está vigente desde hace más de cincuenta años, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, tenemos los nuevos esclavos modernos. Aunque los hay de diferentes tipos y categorías, algunos esclavos modernos de los países del Norte de Europa terminan ganándose bien la vida. Aunque unos notan al final de su vida algún vacío psicológico o espiritual, otros terminan destrozados física y psíquicamente hablando según la empresa donde hayan trabajado. En general, suelen cumplir con un programa y una forma de trabajar estricta, dictada desde arriba hacia abajo, de allí no pueden salir.

No tienen derecho a tener sus propias ideas, suelen tener muy poco espacio para ellas. No pueden trabajar algunos días de la semana desde su casa. No pueden sentirse realmente independientes, si no perderían la seguridad que les ofrece su empleo en condición de esclavos modernos. Pocos profesionales libres son capaces de hacerlo, son los que pueden realizarse como un individuo libre, por ejemplo, como puede ser el caso de un escritor, un periodista, una escritora, un pintor o una artista. Algunos llegan a ser filósofos, pensadores o profesionales libres, que tienen sus propias ideas claras o su propia filosofía de vivir y pocos viven de acuerdo con sus propias ideas…

Los que trabajan en las grandes empresas no se sienten ni libres ni independientes. Todo viene dictado desde una jerarquía de puestos de la dirección de una empresa, son normas de un sistema que tiene su seguridad. Ofrece al trabajador la seguridad social, que llaman el bienestar social. El sistema laboral y social está hecho para regular los derechos y las obligaciones del trabajador y también los del mismo empresario. Todo eso es bueno y normal de tenerlo como orden, aunque tiene su parte positiva y su parte negativa.

El sistema económico trata de dominar el mercado laboral y el comercio mundial y trata de dominar al mismo trabajador. El objetivo es hacer un negocio bastante lucrativo que pueda favorecer la economía de la empresa, la economía de los países y la banca mundial, que supervisa la economía mundial para que funcione todo correctamente, lo que es naturalmente al final algo bueno y positivo.

Este sistema de trabajo es el que genera hoy en día más economía, dinero y riqueza para los estados, los bancos y las grandes empresas, las empresas medianas y las empresas pequeñas y sobre todo para las grandes multinacionales. Allí hay que subrayar que también entran en juego las guerras que dan trabajo a las fábricas de armamento, según se va observando muchos conflictos en países críticos donde hay riquezas mineras, petróleo o recursos naturales.

La política trabaja para agravar los conflictos sociales en lugar de tratar de resolverlos de forma pacífica. Al contrario, ayudan a crear levantamientos populares en los cuales se infiltran agentes secretos externos armados. Así van creando revoluciones artificiales que puedan terminar con golpes de estado y la ruptura de los sistemas de gobernanza de una forma brutal. Así generan nuevos frentes de guerras y guerras civiles apoyadas desde países influyentes.

Esas guerras son muy útiles para que la industria de armamento pueda seguir funcionando, y eso es algo lamentablemente contradictorio, absurdo y nefasto que no obedece a ninguna conciencia humana. Así se van inventando problemas y conflictos sociales, para que culminen con guerras, en las cuales se podrá consumir en cantidades material armamentístico de destrucción masiva.

Así se mata indirectamente a mucha gente inocente para generar trabajo y economía para los esclavos modernos y naturalmente para las grandes potencias que se enriquecen indirectamente, dan también trabajo a los trabajadores de aquellas industrias de armas. Eso va naturalmente en contra de la conciencia y la ética humana, en contra de la enseñanza de todas las religiones, que predican la paz, el amor al prójimo y va naturalmente en contra de la enseñanza de Jesucristo y de los Apóstoles, en el pensamiento cristiano.

El pobre trabajador, el esclavo moderno no tiene elección, está obligado a cumplir con su tarea laboral, sea la que sea, no sabe si es esclavo del bien o del mal. Sabe y no quiere saber si el fin de su empresa es crear medicamentos para curar epidemias, que en muchas situaciones podría ser un negocio lucrativo, que resulta muy caro para los enfermos, que no podrán pagarlo.

Otros no tendrán acceso a ello y así muchos enfermos mueren en el camino antes de que les llegue la ayuda del tratamiento médico. En compensación, el esclavo moderno percibe su salario y cotiza en la seguridad social, tiene su parte asegurada dentro del engranaje y el sistema laboral, económico y financiero mundial. Pero su parte del beneficio es pequeña comparándola con lo que ganan las multinacionales o las empresas tecnológicas del GAFAM, etc. Sin embargo, al esclavo moderno no le queda tiempo ni espacio para pensar o hacerse la siguiente pregunta:

¿Estoy haciendo el bien o estoy haciendo el mal?

Para el trabajador, lo más importante es cobrar a final de mes y asegurar su vejez como un auténtico esclavo moderno. Eso es también algo bueno, justo y positivo, hasta un cierto punto...

Yo, sinceramente, considero la vida de un esclavo moderno es un poco pobre de espíritu, un poco miserable, desde mi propio punto de vista, aunque reconozco que el camino de la libertad individual, hacia los pensamientos libres y la realización propia de un individuo especial y determinado con sus ideas, que se considera a sí mismo como un ser universal, es un camino realmente muy difícil y nunca ha sido fácil.

Falta ver la biografía de los grandes artistas, escritores y filósofos y pensadores, los grandes héroes de la historia, ninguno tuvo una vida fácil, todos tuvieron que sufrir. El camino más fácil es el camino de la cobardía, la resignación, y darse por vencido, de la seguridad y del orden social, o sea, de los esclavos modernos. Es también el camino que nos lleva directamente a la tumba, a enterrar todas nuestras ilusiones y nuestros sueños, porque nos encontraremos al final que hemos estado perdiendo los años más preciosos de nuestra vida practicando la esclavitud moderna.

Los grandes artistas y pensadores reconocidos por la historia tuvieron que abandonar este sistema laboral y por eso chocaron con muchos obstáculos duros y opacos. Todos los que pretendemos ser libres de verdad luchamos contra muchos enemigos y obstáculos del sistema, son enemigos visibles y otros invisibles, luchamos también contra los malos espíritus. Los verdaderos luchadores nobles independientes, los que somos creyentes y creemos en un Dios Todopoderoso, los que consideramos a Jesucristo como nuestro Hermano Mayor, nuestro Gran Maestro, luchamos contra el mismo Satanás, que es el príncipe de las tinieblas…

Sócrates era un filósofo totalmente libre y tuvo que morir pagando un precio enorme por su libertad de expresión, que él mismo se había permitido.

Karl Marx era aparentemente libre y tuvo que refugiarse al final en Inglaterra. Sobrevivió gracias al apoyo financiero y moral de su gran amigo el filósofo Friedrich Engels. Marx era un intelectual revolucionario, materialista y ateo, presentaba un gran peligro para la estabilidad político económica del sistema capitalista mundial de aquellos tiempos, y sigue hasta ahora, después de más de ciento treinta años después de su muerte, considerándose el enemigo público número uno de muchos sistemas capitalistas tradicionales que le tienen miedo, que no aceptan las ideas de Karl Marx aunque ya pasaron a la historia y pertenecen al patrimonio cultural mundial. Ahora, muchos estados e intelectuales del mundo reconocen a Karl Marx, están fascinados por sus obras y lo consideran uno de los grandes filósofos de la última época, quizás el más destacado, por la amplitud y la universalidad de su obra filosófica. El año 2018 fue el año de conmemoración de los doscientos años después del nacimiento de Karl Marx, el 5 de mayo de 1818 en la ciudad de Trier (Trévéris), Alemania, donde se puede visitar su museo, en la casa de su familia, donde nació.

Nikos Kazantzakis era un escritor libre y genial. Tuvo como enemigo a la misma Iglesia griega ortodoxa de Creta y al mismo Vaticano, que prohibieron la venta de su famoso libro Las últimas tentaciones de Cristo, que se vendió como best seller en los Estados Unidos.

Ahora también si miramos a Jesucristo y a sus Apóstoles, todos eran totalmente libres con sus ideas. Jesucristo fue crucificado por sus ideas y por sus palabras santas y eternas. Los Apóstoles fueron todos asesinados, a excepción del Apóstol Juan el Evangelista, que escribió el Apocalipsis y murió de una muerte natural en la isla griega de Patmos.

(*) Wangeli Chaaraoui es Escritor

El capitalismo europeo y los esclavos modernos
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El capitalismo europeo y los esclavos modernos

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2844 | Stella FONDA - 23/11/2019 @ 18:40:01 (GMT+1)
    Bravo Wangeli, ça se lit d’un trait. J’ai beaucoup aimé.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    EURO MUNDO GLOBAL
    C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
    EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8