www.euromundoglobal.com
La diputada por Baleares Malena Contestí abandona la política entre durísimas acusaciones a Vox
Ampliar
La diputada por Baleares Malena Contestí abandona la política entre durísimas acusaciones a Vox

"En Vox tienen un grupo gigante de gente para atacar al disidente por redes sociales con órdenes de arriba"

  • No hay disidencia posible en los debates internos que se tienen en Vox, una vez que ya se está en el Congreso de los Diputados", explica en la entrevista en eldiario.es
  • "Nunca, nunca se me ha comunicado que yo no voy a ser la candidata, más bien todo lo contrario", apunta sobre las críticas del partido tras anunciar su marcha

miércoles 02 de octubre de 2019, 01:19h

01OCT19 – MADRID.- Semanas antes de que empiece la campaña electoral del 10N, la diputada por Baleares Malena Contestí abandona la política entre durísimas acusaciones a Vox a través de un comunicado que atribuye a la formación de Santiago Abascal "demagogia, homofobia, y extremismos varios".

En agosto Contestí ya se desmarcó de la línea autonómica del partido por unas presuntas irregularidades económicas publicadas por varios medios. La dirección nacional le dio la espalda y apoyó a los responsables territoriales. En su despedida de la Cámara Baja también aludió a esta decisión, acusando a Vox de encubrir "múltiples escándalos de supuestas irregularidades". Esta abogada asegura sentirse traicionada por la formación, a la que califica como un "movimiento extremista y antisistema", y desvela que Vox tiene un aparato de propaganda organizado para acosar en las redes sociales con órdenes que llegan desde arriba.

¿Por qué decide irse ahora?

Tomo ahora esta decisión por la cantidad de cosas que he visto durante los últimos meses. Lógicamente esto no sucede de un día para otro, sino por el cúmulo y la experiencia de haber visto hacia dónde va la agenda política de un partido y hasta qué extremos se pueden llevar determinados puntos.

Acusa al partido de demagogia, homofobia, de criminalizar a la mujer que aborta, así como de ser un movimiento extremista y antisistema. ¿qué le ha llevado a llegar a esa conclusión? ¿cree que Vox no mantenía esa actitud desde que era una formación irrelevante?

Vengo de Actúa, un partido que cofundé en el archipiélago, bastante más liberal. En Baleares tenemos una lucha muy intensa contra el nacionalismo catalanista, la burocracia, los impuestos, y en defensa de la unidad de España. Todo eso lo incluye Vox. Tras hacer campaña llegamos al Congreso de los Diputados. A partir de ahí, pongo un ejemplo, la presunción de inocencia del hombre en la ley integral de violencia de género, vamos a encontrar algo en lo que se puede llegar a una igualdad para evitar ciertas injusticias, también hacia los hombres en algunos aspectos. Es un discurso que podría ser de Vox perfectamente. Pero cuando los datos no se dan como toca, cuando se va a un minuto de silencio con una pancarta política y se convierte también en una obsesión, esa forma de hacer política me disgusta.

Otro caso, el aborto. A nosotros nos comentaron que íbamos a hacer políticas en positivo, se planteaba 'vamos a ayudar a la mujer que se ha quedado embarazada', a lo mejor necesita algún tipo de asistencia, pero de una manera libre. Es decir, vamos a animarla a que tenga al bebé, ayudándole desde el Estado. A nivel interno se veía que el objetivo final no se había dicho y era llegar al aborto cero. También se percibe que no hay discrepancia posible en los debates internos que se tienen en el partido, una vez que ya se está en el Congreso de los Diputados.

Cuando usted entró en Vox, ¿habló con Santiago Abascal de sus dudas sobre el programa electoral? ¿Qué le dijo?

Hablé con Santi, como con otros integrantes de Baleares, y les pregunté sobre varios temas. Te venden un poco la parte más moderada, más racional y aseguran que los medios les machacan. En algunas ocasiones es verdad, como le sucede a otros partidos. Pero luego ves que dentro de una formación que podría ser más liberal hay un partido muy conservador, ultraconservador en algunos aspectos. Eso no lo sabes hasta que ves la agenda política que se pone en la mesa.

Desde el grupo parlamentario de Vox, la secretaria general, Macarena Olona, asegura que su actitud ha sido una "deslealtad" al enterarse de que no iba a repetir en las listas electorales. ¿Le comunicaron a usted que no iba a ser la candidata del partido por Baleares? ¿iba a representar al partido el 20N?

Nunca, nunca, nunca se me ha comunicado que yo no voy a ser la candidata, más bien todo lo contrario. En una entrevista en ABC Santi decía hace dos días prácticamente que los 24 diputados de Vox en el Congreso repetían. A mí nadie me llamó para decirme nada. De hecho, tuve una conversación con Iván Espinosa de los Monteros el viernes en la que aseguraba que no sabía nada de que yo no fuese a repetir, a pesar de que el presidente autonómico de Vox, Jorge Campos, había propuesto a otro. Está claro que a Campos no le pareció bien que dimitiese de Actúa, pero las listas las hace la dirección nacional.

Entonces, le dieron a entender que iba a repetir...

Claro, ¿pero qué va a decir en este momento en el que nos encontramos, tras mi dimisión? ¿qué va a decir si ha encontrado el filón en eso para intentar machacarme? Creo que son casi 2.000 personas que tienen en un grupo gigante de gente que va a atacar al disidente por redes sociales con órdenes dadas.

¿Cómo funciona ese grupo?

Lo lleva comunicación, pero sí que es verdad que hay una lista. Creo que debe ser en WhatsApp. A partir de ahí se activa: 'Id a por no sé qué o comentad este tema'. Es una técnica que consiste en tener a un montón de gente que se posiciona favor de un determinado tema y parece que toda España opina eso, porque cuentan con 5.000 o 1.000 usuarios en las redes sociales. Lógicamente ahora los han lanzado contra mí.

En su comunicado asegura que se siente decepcionada y traicionada por "la imposición de un dogmatismo que golpea como un yunque en todos aquellos ideales que parecieron hacer a Vox necesario". ¿Tiene constancia de que haya algún movimiento ultracatólico vinculado al partido?

Lo que he llegado a saber, y está colgado en YouTube, son las investigaciones que han hecho determinados periodistas que vinculan a determinados personajes con el Yunque. Eso no es algo que aporte como primicia. A partir de ahí, yo no le puedo aportar una prueba, pero desde luego hay un aroma. Sobre todo con algunos, que tiran bastante hacia no sé si el Yunque, pero sí tienen unas ideas muy conservadoras. Muchísimo.

También apunta en su comunicado que desde la formación esconden "supuestas irregularidades", ¿a qué se refiere?

No estoy desvelando nada nuevo, aludo a la hemeroteca. Por ejemplo, el caso de Salud Anguita, que era líder de Vox en Jaén y es vicesecretaria Implantación Territorial. Cuando sus compañeros pidieron a Madrid que le apartaran por haber sido condenada por robar, la respuesta fue la disolución de la ejecutiva y a ella la blindaron con nuevas responsabilidades. Marisa Arcas iba a encabezar las listas municipales de Vox en Lorca, denunció irregularidades financieras del partido a nivel regional y la eliminaron de las listas.

A mí, por ejemplo. No me gustaron determinadas cosas que vi en Baleares, dimití de Actúa Baleares y me fui. ¿Qué hizo el partido? El presidente de Actúa Baleares, Jorge Campos, dio una rueda de prensa en la que dijo que todo era mentira. Señalaba que yo me arrepentía, que era una pataleta, que había un complot. Todo lo que comentó era mentira. En la dirección nacional, puede hacer unos comentarios internos, pero luego públicamente le transmitieron un apoyo total y yo en silencio. Dejaron que se diese por cierto que yo tuve una pataleta de niñata y además me tuve que callar, cuando no había dicho nada ilegal ni incorrecto.

¿Qué detectó usted en Baleares para abandonar el partido que había fundado?

Nunca he tenido ningún tipo de acceso a las cuentas del partido porque la única persona que tenía acceso, por lo menos hasta donde yo sé, es Jorge Campos. Para empezar, hubo una serie de cobros de sueldos, que la prensa llamó camuflados. La contable del partido, Nuría Díez, se marchó antes que yo porque no le dejaban hacer su trabajo, pedía las cuentas y no se las daban. Yo vi determinadas reacciones del partido contra esta chica... La criminalizaron totalmente por parte de Vox Baleares de una manera injusta, diciendo mentiras sobre ella. A mi estas cosas me han desolado.

En relación a este asunto, este martes Ivan Espinosa de los Monteros ha asegurado que se encargó una auditoría y no encontraron nada. ¿Tiene constancia de que se examinó esa situación de forma objetiva?

Sobre ese tema, yo nunca lo he revisado, se hacía en Baleares. No lo he visto, entonces no puedo responder a esta pregunta con claridad.

Volviendo al funcionamiento del partido, ¿cómo se organizaba el grupo parlamentario? ¿qué impresión se ha llevado del trabajo parlamentario del partido?

Trabajábamos todos. Íbamos presentando iniciativas, preguntas parlamentarias y demás. Eso sí, tenía que pasar un filtro muy estricto que gestionaban Iván y Macarena Olona. A partir de ahí, si ellos firmaban, eso salía adelante. Pasaban un estricto control. Si yo hubiera hecho una propuesta LGTBI desde luego me la hubieran echado para atrás y si hubiera insistido me hubiesen abierto un expediente.

¿Ha comentado con otros compañeros de partido en el Congreso su incomodidad por los mensajes defendidos por Vox?

Hay muchísima gente. Tengo muchísimos mensajes de gente que está a favor y de gente que no le han gustado determinadas cosas, que también me lo ha hecho saber. Yo no he buscado a la gente, sino que la gente ha venido a buscarme.

¿Cómo se vivió internamente el resultado electoral del 28 de abril? ¿la expectativa era mayor?

Sí. Había alguna persona un poco más sensata con los números, porque también la ley electoral nos hizo un poco de daño, pero sí había mucho optimismo. Al fin y al cabo, luego pones los pies en la tierra y dices 24 diputados, aplaudamos, pero sí que es verdad que la expectativa en general era más alta.

Más allá de las purgas a periodistas en sus canales de comunicación y los vetos en ruedas de prensa y mítines, Vox ha dejado claro en los documentos internos que se han ido publicando que bloquea la relación de periodistas y sus representantes. ¿Qué consignas internas se transmiten en el partido sobre medios de comunicación e informadores?

Bueno, pues que había medios que estaban vetados y punto, dejaban claro que a esos medios ni agua. Cuando nosotros teníamos que ir a una entrevista siempre teníamos que decirlo antes. Y eso pasaba un filtro. Si decían que no, era que no y si te decían que sí, te daban un argumentario y ya está. Y esto es lo que se dice.

Laura Galaup

fuente: eldiario.es

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Euro Mundo Global

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8