www.euromundoglobal.com

Opinión: “Desde Mi Rincón o Despacho…”

“Sentencias VIII de Juan de Portoplano”

miércoles 24 de octubre de 2018, 21:54h

25OCT18.- Usted y yo no nos conocemos, quizás usted y yo jamás nos veremos, o nos hemos visto y nos hemos cruzado en algún tiempo por alguna acera, y usted y yo, nos hemos mirado sin reconocernos y sin mirarnos y sin vernos. Pero es la intención de estos artículos buscar mayores trozos de verdad-bondad-belleza-racionalidad-prudencia. O dicho de otro modo, la finalidad de estos artículos es aumentar la racionalidad en nuestra sociedad. O al menos, en usted. Pero estos artículos no están terminados, sino que usted los tiene que completar y complementar y perfeccionar. Diríamos que le ofrezco un trozo de barro, usted tiene que terminar de hacer la figura que desee.

“Sentencias VIII de Juan de Portoplano”

Hay días, que uno camina entristecido. Hay días que uno siente y presiente que la realidad sociopolítica, nos traerá más tristeza y más incertidumbre. Que no ha terminado este asunto. Que no sabemos como puede terminar o como puede acabar. Que no sabemos lo que puede suceder. Y por tanto, nos llenamos de tristeza-pena-angustia-temor-desaliento contenido, pero al final son tristezas y penas y angustias… ¡Seguimos y continuamos viviendo y respirando, pero con temor, teniendo en cuenta la historia pasada de los dos últimos siglos…!

- Los humanes caen en uno o en varios de los siete errores morales graves, o en definición clásica en uno o en varios de los siete pecados capitales. Y antes eran conscientes, al menos de que caían en ese defecto, pero ahora, ni siquiera lo son. En nombre de la libertad, de la autonomía, de la personalidad propia caen y caemos en uno o en varios de los siete pecados capitales, destrozándonos la propia vida, en muchos sentidos, destrozándosela a los de alrededor.

- Si no se admite un tipo de error o de mal, y ese mal o error es real y existe, ese error y ese mal es más eficiente, porque apenas nadie, ni teórica, ni en la práctica lo combaten. Sea un individuo o sea un colectivo o sea una sociedad o una cultura el que sufre ese error o ese mal, sea teórico o sea práctico, o sea ambas cosas a la vez.

- ¿Hay realidades, personales o familiares o sociales, que son males enormes, y que todos los análisis no son suficientes, para intentar entender y explicar ese mal, análisis sociales, culturales, económicos, psicológicos, etc., sino que uno tiene que pensar que la figura del Mal y del Tentador con su influencia está detrás de todo ello, influyendo directa e indirectamente al mal y al error grave, cuándo los argumentos de la verdad y de la evidencia ese individuo o colectivo o sociedad, o casi nadie escucha?

- ¿Ese obcecamiento, que puede ocurrir, de no aceptar la realidad, ni la verdad, ni la bondad, de personas o colectivos, ese obcecamiento irracional hacia el mal, hacia un tipo de mal, que puede destruir a una persona o a una familia, incluso varias generaciones, ese negar el bien y la verdad evidente, cómo diría Pablo VI, quizás se deba a ese poder maléfico y su influencia en algunos sectores de la sociedad y en algunas personas…?

- Hay tristezas y angustias y penas que devienen a la persona, a las familias, que además de la tristeza-angustia-pena-sufrimiento concreto, lleva a esas personas a plantearse el fracaso de existencia-vida que han tenido. Cuándo llega esa situación, y suele arribar en la vida de toda persona, debe intentar no olvidar que en el paisaje-horizonte de su actual noche-desaliento-desesperanza-desesperación, debe dejar el tiempo, que ya vendrá el alba-amanecer-luz-día. Que ese ha sido el transcurrir del tiempo, desde las noches de los tiempos, penas seguidas de alegrías, alegrías que después vienen penas, igual que los ciclos del sistema solar…

- Uno, de los graves errores de la sociedad-cultura en la que vivo y existo, de multitud de personas individuales, de grupos y colectivos y de la misma sociedad-cultura, es que han olvidado que existen el mal moral, y que existen grados de males morales, existe el mal moral grave, que antiguamente se denominaban pecados capitales, porque eran la cabeza, de otros muchos. Si una persona cae en uno de los pecados capitales, o llamémosle errores morales graves, sea envidia, vanidad, soberbia, ira-cólera, gula, soberbia, avaricia es la fuente de muchos males, para la persona que los sufre, pero también para las personas de alrededor.

- Quizás, muchos males y errores no se resuelven, porque pensamos que es un defecto psicológico, es un defecto moral, un defecto social, un error cultural, o un defecto económico o de cualquier otro tipo, y todo eso lo es, o es algunos de esos aspectos, pero quizás, también sea un defecto o error o pecado. Ya que el pecado, bajo el cristianismo, no es solo un defecto moral o ético, sino es un mal hacia uno mismo y es una negación o renuncia a Dios, y de una manera o de otra, contra Dios. Comprendo que para muchos oídos-percepciones-sensibilidades actuales, hablarles de la posibilidad de Dios, y de la posibilidad del pecado, y del pecado mortal, o del pecado capital, en la óptica del cristianismo, es para esas personas como hablarles de cosas que ya están fuera de su posible concepción o percepción. Quizás, haya que plantearse que en algunos casos, de defectos graves de determinadas personas, no solo sean errores o defectos psicológicos, ni solo defectos o errores éticos o morales, sino que además de todo eso, son faltas graves de pecados graves, incluso de pecados mortales, de pecados capitales…

http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (18 julio-24 octubre 2018 cr).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
EURO MUNDO GLOBAL
C/ Piedras Vivas, 1 Bajo, 28692.Villafranca del Castillo, Madrid - España :: Tlf. 91 815 46 69 Contacto
EMGCibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8